La leyenda del Paso del Noroeste

Una vez culminada la primera circunnavegación de la Tierra, una vez que aquellos primeros dieciocho hombres desembarcaron en las arenas sanluqueñas, una vez que la noticia se expandió como la pólvora por todas aquellas tierras europeas abiertas, por primera vez, al mundo, fueron muchas las naciones que se afanaron en intentar encontrar una ruta alternativa para llegar a las islas de las especias.

Compañías de mercaderes rusas, inglesas, holandesas, alemanas, francesas exploraron las posibilidades de las llamadas rutas del Norte, aquellas que intentaban sortear los continentes americano o asiático bordeando sus costas más septentrionales. Todo, sin éxito.

El 30 de julio de 1789, las corbetas Descubierta y Atrevida, al mando de Alessandro Malaspina, salieron del puerto de Cádiz con rumbo a Montevideo. Estos dos navíos, con doscientos tripulantes a bordo, iban a emprender la expedición científica más importante jamás realizada en España. Durante cinco años proyectaban viajar por América, Asia y Oceanía, investigando materias tan dispares como topografía, hidrografía, biología e historia natural, agricultura, minería o náutica. Un viaje que pretendía dar una idea más completa del planeta Tierra y el hombre que lo habitaba.

Entre las muchas tareas encomendadas, la Descubierta tenía órdenes de comprobar el viaje que, presuntamente, había realizado en 1588 Lorenzo Ferrer Maldonado, un granadino que decía haber descubierto el mítico Paso del Noroeste, viajando desde la costa este norteamericana hasta la costa oeste, desde el Atlántico hasta el Pacífico, atravesando los hielos del Norte.

pasodelnoroeste1

Imagen superior: detalle del volcán Chimborazo y la corbeta Atrevida (Museo Naval / Museo de América).

La Atrevida no dudó en unirse a esta imposible búsqueda geográfica, bordeando toda la costa californiana, adentrándose en aguas vírgenes. Comprobada la inexistencia del Paso, ambas corbetas regresaron a Acapulco, poniendo rumbo a Filipinas, siguiendo sus planes iniciales.

Casi cien años tardó en publicarse el resultado de dicha expedición. Corría el año 1885 cuando el teniente de navío Pedro Novo sacaba a la luz su Viaje político-científico alrededor del mundo por las corbetas Descubierta y Atrevida, al mando de los capitanes de navío don Alejandro Malaspina y don José Bustamante y Guerra, desde 1789 a 1794.

Sí que se habían hecho publicaciones parciales. Algunas, tan desconocidas como las Disertaciones sobre la navegación a las Islas Orientales por el norte de la Europa, escritas por Ciriaco Cevallos, capitán de fragata que fue protagonista de aquellos escarceos por las costas norteamericanas, en busca del Paso del Noroeste. Disertación en la que demostraba la falsedad de la relación presentada por Maldonado doscientos años antes. Una obra, la de Cevallos, publicada en la Isla de León, en la Escuela de Guardiamarinas, en 1798. Porque, a pesar de todos los pesares, frente a lo que nos cuentan los libros de Historia, aquellos marineros españoles seguían siendo, tres siglos después, los más avezados expertos en el arte de navegación.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Promete pero no cumplas
    Escrito por
    Promete pero no cumplas A veces conviene prometer algo incluso sabiendo que no vas a cumplirlo. Es una apuesta en ocasiones arriesgada, porque está en juego la decepción de los lectores o espectadores al no ver cumplidas sus expectativas.…
  • Recordando a Alberto Moravia
    Escrito por
    Recordando a Alberto Moravia La evocación que sigue tiene una fecha: noviembre de 1988. Es entonces cuando pasa fugazmente por Madrid Alberto Moravia, que morirá no mucho después, el 26 de septiembre de 1990. A sus ochenta años, la…
  • Vulcano y el nuevo planeta Kepler-10b
    Escrito por
    Vulcano y el nuevo planeta Kepler-10b Cualquier aficionado a la serie de televisión Star Trek ha oído hablar del planeta Vulcano. Se trata por supuesto del planeta natal del Sr. Spock, el frío y calculador compañero de aventuras de la tripulación del Enterprise.…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El piano de Franz Xavier Dusek
    Escrito por
    El piano de Franz Xavier Dusek Certidumbre, austeridad y transparencia parecen consejos de un gobierno a la banca en tiempos de crisis. Y, sin embargo, son atributos del arte clásico, frente a los excesos bajamente románticos de la desmesura, el caos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los roedores también sienten empatía
    Escrito por
    Los roedores también sienten empatía Un equipo internacional de investigadores liderados por James Burkett, de la Universidad de Emory (EE UU), descubrió en 2016 que los topillos muestran empatía. En el trabajo, en el que también se analizó a ratones…