“Armas de mujer” (1988), de Mike Nichols. Una morena y una rubia

Las armas de mujer no son, en el caso de Melanie Griffith (Tess McGill en la película), ni sus peinados ni sus imposibles estilismos. Todos, tipo choni ochentera. Nada de glam ni de camp. Un horror. El pelo amarillo cardado, las hombreras descomunales, los calcetines sobre las medias de rejilla, los maquillajes teatrales…todo un recital de mal gusto propio de quien no sabe usar los cubiertos de pescado aunque tiene sobrada ambición para conseguir comer con las manos sin que a nadie le importe.

Ese perfil de paleta ingenua con encanto y desparpajo, pero ajena al protocolo, aparece aquí en todo su esplendor. Y se enfrenta nada menos que a una Sigourney Weaver (Katharine Parker) que, despojada de cualquier atisbo metalizado (o extraterrestre) luce con garbo modelitos de firma y lencería fina, incluso con la pata quebrada. Porque el quid de la película, su aquel, está en la guerra de ingenios entre mujeres y el motivo principal en la ambición. La ambición masculina escrita con armas de mujer y expresada en el atrevimiento con el que la espabilada Melanie se lanza a ocupar el despacho de su jefa, a usar su ropa y a vivir su agenda, una vez comprobado que la jefa es una elementa de cuidado que va a aprovecharse de sus ideas impunemente.

En un acto mitad ambición, mitad venganza, Tess le birla a Katharine hasta el novio, aunque sin querer. Y tampoco es que Harrison Ford (Jack Trainer) necesitara un empujón para zafarse de la ejecutiva, habida cuenta de que es de esos hombres que hablan de sus ¿parejas? en lugar de hacerlo de sus “parejas”. Un embrollo.

Las víctimas del ascensor social que catapulta a la rubia Tess hasta el piso 40 del rascacielos de industrias Trask (los pisos inferiores se consideran chusma), son sus amigos y, sobre todo, su novio, Mick Dugan, ese muchacho rubio con toda la cara del exmarido de Kim Basinger, Alec Baldwin, de los hermanos Baldwin, ya saben.

Harto de esperar a que ella suelte el maletín y se baje de los tacones no tiene otra ocurrenc problemática, deseosa de casarse que lo admira hasta el extremo de considerarlo el héroe de sus sueños en barco de madera. Ya se sabe que, para las mujeres de antes y de ahora, romper el techo de cristal puede significar quedarse a la intemperie. Pero ¿a quién le importa eso si a cambio puedes llevar a cabo fusiones, adquisiciones y toda esa enorme parafernalia de negocios que distinguen a los de las limusinas de los que cruzan el puente a pie?

Sinopsis

Tess McGuire es una secretaria de origen humilde que tiene la ambición de ocupar un puesto ejecutivo en el mundo de las finanzas. Cuando su jefa Katharine Parker se parte una pierna esquiando ve claro que es su oportunidad para poder llevar a cabo un negocio que puede catapultarla. Su socio en todo ello será Jack Trainer, medio novio de Catherine.

Algunos detalles de interés

La acción principal transcurre en Manhattan, y más concretamente en Wall Street, la meca de los negocios, el lugar en el que, en los ochenta, estaban deseando dar el pelotazo los yuppies y toda su corte. Varias secuencias se rodaron en el ferry de Staten Island, y la entrada principal del edificio donde trabaja Tess es el lobby del World Trade Center, destruido en el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001.

La canción "Let The River Run", de Carly Simon, sonó con fuerza en todos los medios y es el elemento identificador de la película a estas alturas.

armasdemujer1

Entre los secundarios, algunos gloriosos, como Joan Cusack, en el papel de Cynthia, la amiga de Tess que, además, trabaja con ella. También encontramos otros rostros conocidos, como Nora Dunn, Oliver Platt, Kevin Spacey y David Duchovny. Olympia Dukakis aparece aquí como directora de personal y Alec Baldwin como Mick Dugan, el novio de Tess, al que esta deja y que termina con Doreen DiMucci, inrepretada por la actriz Elizabeth Whitcraft.

El éxito de la película propició el rodaje de una teleserie, emitida por la NBC en 1990. Aunque sólo duró una temporada, supuso el lanzamiento de Sandra Bullock en el papel de Tess McGill.

El vestuario se debe a la prestigiosa diseñadora Ann Roth, cuya filmografía incluye títulos como Los archivos del Pentágono (2017), Mamma Mia! La película (2008), Las horas (2002), El paciente inglés (1996), A propósito de Henry (1991), Al filo de la sospecha (1985), Vestida para matar (1980), El regreso (1978) y Cowboy de medianoche (1969).

El film incluye numerosos guiños a la subcultura de los yuppies. Por ejemplo, Tess lee un libro que fue un bestseller dentro de ese grupo social, In Search of Excellence: Lessons from America’s Best Run Companies (1982), de Tom Peters.

En una de las escenas, Katharine Parker (Sigourney Weaver) aparece con un gorila de peluche, aludiendo al otro papel importante que interpretó la actriz ese mismo año, el de la primatóloga Dian Fossey en Gorilas en la niebla (1988).

armasdemujer3

El maquillaje y la peluquería sirven para caracterizar a los personajes y son un elemento muy llamativo a la hora de plasmar las modas de los ochenta. En Armas de mujer, colaboraron con este propósito el maquillador Joseph A. Campayno y los estilistas Alan D'Angerio, Francesca Paris y J. Roy Helland. Este último suele participar siempre en las películas de Meryl Streep ‒a petición de la estrella‒ y es uno de los peluqueros más conocidos de Hollywood. De hecho, hay una secuencia en la que Cyn (Joan Cusack) ensaya su habilidad con el pelo de Tess teniendo abierto un libro de Helland, It’s Special Features: Techniques for One-Of-A-Kind Beauty.

Mike Nichols es un director muy solvente e inspirado, que ha dirigido algunas películas míticas como ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), con el tándem Elizabeth Taylor-Richard Burton, o El graduado (1967).

Ficha técnica

Título original: Working Girl. 1988. 120 minutos. Estados Unidos.

Dirección: Mike Nichols

Guión: Kevin Wade

Música: Carly Simon

Fotografía: Michael Ballhaus

Producción: 20th Century Fox

Reparto: Harrison Ford, Sigourney Weaver, Melanie Griffith, Alec Baldwin, Joan Cusack, Nora Dunn, Caroline Aaron, Kevin Spacey, Philip Bosco, Olympia Dukakis, Oliver Platt, James Lally, Robert Easton, Amy Aquino, Jeffrey Nordling, Elizabeth Whitcraft, Zach Grenier, Ricki Lake, David Duchovny, Suzanne Shepherd

Premios y nominaciones

1988: Oscar: Mejor canción. 6 nominaciones que incluyen Mejor película, director, actriz (Griffith)

1988: 4 Globos de Oro: Mejor película comedia, actriz (Griffith), actriz secundaria (Weaver), canción.

1989: Premios BAFTA: 3 nominaciones, actriz (Griffith), actriz secundaria (Weaver) y banda sonora original.

1988: Círculo de Críticos de Nueva York: Nominada a Mejor actriz (Griffith)

1988: Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director 1988: Sindicato de Guionistas (WGA): Nominada a Mejor guión original

1988: Asociación de Críticos de Chicago: Nominada a Mejor actriz secundaria (Weaver)

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • La infiel Helena
    Escrito por
    La infiel Helena En la mitología griega encontramos a una mujer que es el ejemplo opuesto a Penélope. Es interesante imaginar si Helena y Penélope llegaron a conocerse alguna vez, pero sí se sabe que ella conoció al marido de…
  • Eduardo Mallea (1903–1982)
    Escrito por
    Eduardo Mallea (1903–1982) En las décadas de 1930 y 1940, Eduardo Mallea era lo que hoy se suele denominar un escritor de culto. No concitaba grandes públicos pero tenía fama de grave y hondo meditador sobre el ser…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Ciencia colectiva
    Ciencia colectiva Tradicionalmente, la ciencia ha sido una actividad elitista. No por egoísmo, sino porque para realizarla se requiere una preparación de muchos años de estudio especializado. Pero recientemente se han puesto de moda los…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Sor Juana y los hombres
    Escrito por
    Sor Juana y los hombres Dice Octavio Paz, el Premio Nobel Octavio Paz, hablando de una de las mujeres más inteligentes de la Historia: "Por primera vez en la historia de nuestra literatura una mujer habla en nombre propio, defiende…

Cartelera

Cine clásico

  • Los años 20: 174 imprescindibles de Miguel Marías
    Escrito por
    Los años 20: 174 imprescindibles de Miguel Marías 1920 Way Down East (D.W. Griffith) Mästerman (Victor Sjöström) Körkarlen (V. Sjöström) Erotikon (Mauritz Stiller) Johan (Mauritz Stiller) L’Hirondelle et la Mésange (André Antoine) Prästänkan (Carl Th. Dreyer) The Penalty (Wallace Worsley) The Love Flower…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • Una última frontera
    Escrito por
    Una última frontera Entre finales del siglo XIX y principios del XX, nuestro planeta se volvió de repente mucho más pequeño. Los Estados Unidos cerraron oficialmente su frontera, dando por acabada una expansión de tres siglos, y los…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • El guateque eterno de Alfonso Santisteban
    Escrito por
    El guateque eterno de Alfonso Santisteban A lo largo de su prolífica trayectoria, el compositor y arreglista Alfonso Santisteban recibió muy diversas influencias en su trabajo, desde el jazz y el soul hasta la música brasileña. Estos sonidos de Brasil, que…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Un nuevo enfoque de la agricultura
    Escrito por
    Un nuevo enfoque de la agricultura Les voy a contar la historia de una mujer. Transcurre en un país lejano al nuestro, Japón, pero de ella cabe extraer lecciones que, sin duda, son válidas entre nosotros. Como ahora verán, el relato…

etimologia