Los misterios del hayedo

Los misterios del hayedo Imagen superior: Cruccone, CC.

El haya es un árbol frondoso que deja pasar poca luz. Los bosques donde predomina están habitualmente asociados a la humedad y a la niebla. Dicen de los hayedos que están rodeados de misterio aunque la mayor incógnita, curiosamente, está en sus árboles. “Con el hayedo ocurre una circunstancia, la duda de si es una especie que se encuentra en expansión o en recesión”, comenta Pablo Vila Lameiro, profesor de ingeniería agroforestal en la Universidad de Santiago de Compostela.

Se trata de un bosque sobre todo otoñal, ya que es a mediados de noviembre cuando las hojas de haya, que en primavera lucían un lustroso verde esmeralda, se disparan hacia una tonalidad de colores entre el amarillo y el rojo. Para Vila Lameiro, “la teoría que yo creo más acertada es que el haya no se encuentra en retroceso, sino en progresión”. El haya es un árbol de sombra, capaz de sobrevivir durante muchos años debajo de cualquier cubierta arbórea.

Estos bosques se extienden por toda la mitad superior del país, desde Madrid (hayedo de Montejo) hasta Huesca (Ordesa, Hecho o Ansó), León (Riaño), Asturias (Somiedo), Álava (Valderejo), Cantabria (Saja) y la ya citada Navarra, donde junto a los de Zilbeti, Urbasa o Belagua se encuentra el hayedo de Irati, el más extenso de España.

“Las masas de hayedo que quedan en Galicia son bastante pocas”, dice Vila Lameiro. “Otra teoría que es que el haya está retrocediendo dentro del territorio que ocupa en Galicia y en general en el sur de Europa, sobre todo en la zona más oriental. Esto querría decir que el territorio ocupado por las hayas sería colonizado por otras especies de frondosas –castaños y robles–. O bien que las talas de hayas permiten su sustitución por especies de crecimiento rápido, como coníferas o eucaliptos”.

Para este ingeniero, el haya es un colonizador que va evolucionando a sustratos dominados y al final se acaba imponiendo al roble, al castaño o al arce. “Eso ha justificado que en zonas ya interiores, próximas por ejemplo a la ciudad de Lugo, se encuentren hayedos de dimensiones importantes, y en otros puntos, más hacia el interior de Galicia, veamos pequeñas manchas, más o menos relictas, que dan la idea de que pueden seguir avanzando hasta la costa”.

Históricamente, el haya no ha sido una especie ‘querida’ al estilo del roble, el castaño, el helecho o el tojo, para Vila Lameiro las cuatro especies con mayor sentimiento de la zona.

Potencial económico y ecológico

La madera de haya es utilizada sobre todo para tornería, mueblería y especialmente apreciada para extraer chapa delgada. “Además tiene una ventaja”, dice Vila Lameiro, “y es que, mediante el cocido de la madera, esta se puede curvar, es decir, de una tabla de haya podemos obtener un giro de 180 grados. Además, es de un grano bastante fino y dúctil, y además absorbe muy bien tintes y taninos de otras especies, por lo cual no es difícil conseguir acabados próximos al caoba o el nogal”.

Aunque la corteza del haya tiene un interés potencial para la industria farmacéutica, el lento crecimiento de esta especie no la convierte en la mejor candidata. Curiosamente, el mejor aprovechamiento que se puede dar a este árbol es como especie forestal, por la madera a la que da lugar y por su fácil combinación tanto con especies frondosas como con coníferas.

“Para mí el haya es especial”, afirma Vila Lameiro, “junto con el arce, da un colorido y una policromía a los montes difícilmente comparable a ninguna otra especie. La variedad de colores que permite la hoja de haya es impresionante. Ecológicamente y paisajísticamente, me parece una especie no comparable a ninguna otra”.

SINC.

Antonio Villarreal

Periodista especializado en ciencia y orgulloso colaborador del Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

Los artículos de Antonio Villarreal aparecen en The Cult por cortesía de SINC.

Sitio Web: www.agenciasinc.es/

Social Profiles

  • La triste historia de la vaquita marina
    La triste historia de la vaquita marina Sin duda usted ha oído hablar de la vaquita marina. Es uno de los mamíferos marinos más carismáticos, al menos para los mexicanos, pues es endémico de nuestro país (es decir, no se halla en ningún otro sitio en…
  • Encuentro con un extraño
    Encuentro con un extraño De quien mora en la inmensidad... El viento, la marea y un azul ingrávido marcan el compás y nos guían en nuestra aventura diaria. En todo caso, no siempre es necesario ir muy lejos ni…
  • Las cacerías del Magericyon anceps
    Escrito por
    Las cacerías del Magericyon anceps Tras estudiar la morfología del cráneo y las vértebras cervicales de Magericyon anceps, un mamífero carnívoro que vivió en el Mioceno superior (hace unos 9 millones de años), paleontólogos del Museo Nacional de Ciencias Naturales…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • El mito de Moby Dick
    Escrito por
    El mito de Moby Dick Cada año el cachalote (Physeter macrocephalus), un mamífero marino que puede medir hasta más de 20 metros de longitud, visita las aguas españolas aunque permanece en sus profundidades. Su gran tamaño –es el animal con…
  • Un universo bajo las aguas. La filmación de "Océanos" (2009)
    Escrito por
    Un universo bajo las aguas. La filmación de "Océanos" (2009) "¡El océano! ¿Y qué es el océano?", pregunta un niño al comienzo de la película. Con el fin de darle una respuesta, comencemos por olvidar cifras, explicaciones y análisis. En un intento por contar la…
  • El viaje de una salamanquesa
    Escrito por
    El viaje de una salamanquesa Esta es la historia real de un animalito que, a causa de su curiosidad, viajó desde el sureste de España hasta el corazón de la Selva Negra (Alemania). Aunque es una historia real y se…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC