José Manuel Padial, taxónomo: “La importancia de describir especies es que nos permite decidir qué conservar y dónde”

José Manuel Padial, taxónomo: “La importancia de describir especies es que nos permite decidir qué conservar y dónde” Imagen superior: José Manuel Padial en una senda de los bosques de nubes del Parque Nacional Manu, Perú, 2007 (Servicio de Fotografía del MNCN).

A los 30 años recibió en Múnich uno de los más prestigiosos premios internacionales de Taxonomía [el R.J.H. Hintelmann Scientific Award for Zoological Systematics, en 2008]. Investigador contratado del Departamento de Biodiversidad y Biología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales [entre 2007 y 2008, antes de realizar sus investigaciones en el Centro de Biología Evolutiva de la Universidad de Uppsala, entre 2008 y 2010, y en el Departamento de Herpetología del Museo Americano de Historia Natural, a partir de 2010], José Manuel Padial, reflexiona sobre una de las disciplinas científicas más antiguas.

La disciplina científica en la que más broncas internas hay es la taxonomía... ¿Eso como lo vivís los taxónomos?

Hace dos siglos Linneo construyó un sistema y una nomenclatura, que sigue vigente hoy en día, para clasificar a las especies en una serie de categorías cada vez más inclusivas. Pero con la llegada de la teoría evolutiva empiezan a detectarse fallos en ese sistema de clasificación. Como se trata de un sistema que lleva arraigado mucho tiempo, hay un debate sobre si continuar con el sistema actual o incorporar esos cambios que indica la biología evolutiva.

Y vosotros ¿por dónde os inclináis?

A nivel de nomenclatura y a nivel de clasificación seguimos el sistema linneano, pero incorporamos nuevas técnicas. Somos un poco heterodoxos. Estamos incorporando nuevos caracteres a la hora de identificar especies, como el ADN o los cantos, y estamos intentando contribuir a que se cambie el sistema tradicional de clasificación. Pero de una manera progresiva, sin hacerlo de forma radical.

Parafraseando un artículo tuyo, ¿dónde debe residir la carga de la prueba para nombrar especies?

Si usamos la morfología, la forma y el colorido de las especies, que es lo que más se ha usado en taxonomía durante los últimos 200 años, llegamos hasta un punto donde nos encontramos organismos que tienen hábitats, biologías e incluso comportamientos reproductivos muy diferentes de otras poblaciones, pero que morfológicamente son indistinguibles. Puede haber un montón de evidencias que nos dicen que son poblaciones que llevan millones de años evolucionando de forma diferente y aisladas la unas de las otras, pero a nivel morfológico no las podemos distinguir.

Por lo tanto, es necesario incorporar nuevos métodos para detectar esas especies. No hay un baremo claro...

El problema es que la teoría evolutiva no nos dice cómo de diferentes tienen que ser unas poblaciones de otras. Nos encontramos todas las posibilidades de grados de divergencia entre poblaciones. Por ejemplo, la teoría evolutiva no nos dice cómo de diferente tiene que ser un gorila de un chimpancé, no predice cuánta diferencia molecular tiene que haber, ni cuanta diferencia morfológica. Nosotros simplemente, a partir de los datos que tenemos (morfología, distribución, hábitats que ocupan, comportamiento, etc.), podemos inferir que son grupos de organismos que son diferentes y han evolucionado de forma diferente.

La polémica está en intentar asumir de una vez que no hay un patrón único, sino que en cada caso tenemos que conseguir acumular diferentes líneas de evidencias independientes que nos permitan saber que tenemos algo que está evolucionando de forma independiente.

Ahora incorporáis unas técnicas absolutamente nuevas como biología molecular, microscopia de barrido, matemáticas... y eso crea el rechazo de los taxónomos tradicionales.

Creo que hay un malentendido en todo esto porque las iniciativas que hay actualmente de DNAbarcoding (códigos de barras moleculares) están incorporando también taxonomía tradicional. De hecho están metiendo mucho dinero en los museos, están digitalizando las colecciones. En sus bases de datos no solo hay una identificación a través del ADN sino que se puede unir esa identificación molecular a un ejemplar de referencia morfológico que va también unido a mapas de distribución, ligados a su vez a un estudio de los caracteres e incluso a las publicaciones originales que describían esa especie.

josepadial2

Imagen superior: rana descubierta por José Manuel Padial en el Amazonas peruano, Hyalinobatrachium carlesvilai.

En los últimos años habéis concentrado vuestras investigaciones en Suramérica, sobre todo en anfibios y reptiles ¿Que os ha llamado la atención en esa zona?

Suramérica es el continente más rico en anfibios, incluso con más densidad de especies por kilómetro cuadrado. Bolivia, por ejemplo, incluye diversos tipos de bosques tropicales y es un país muy poco conocido. Perú es uno de los países donde más nuevas especies de anfibios se han descrito para la ciencia en los últimos diez años.

¿Tienen algo los anfibios de especial, son un termómetro de algo?

Los anfibios en general son muy sensibles a los cambios climáticos y a los cambios de uso del suelo. La mayoría de sus especies requieren altas condiciones de humedad, requieren zonas especificas para reproducirse y por lo tanto cualquier tipo de cambio les afecta rápidamente.

En todo este trabajo que estáis desarrollando en Suramérica también estáis utilizando la bioacústica.

Las especies que emiten cantos utilizan esos cantos como barreras precigóticas reproductivas, es decir, que impiden que esas especies se crucen con otras especies. Las ranas o ciertas aves emiten cantos específicos que son detectados por la hembra de esas especies. El oído y el sistema nervioso de las hembras están adaptados a detectar cambios de frecuencia, intensidad, etc. de los machos de su especie y no de otras. Por tanto, puedes estudiar el comportamiento y cómo se produce la competencia sexual en función del canto. Pero además usamos esas diferencias bioacústicas para distinguir especies.

Yo he trabajado durante mi tesis con un grupo morfológicamente muy complejo porque sus caracteres morfológicos no nos permitían separar especies. Pero vimos que ocupaban hábitats diferentes y tenían cantos diferentes.

El uso de los cantos nos permitió ver que había diferencias lo suficientemente importantes para considerar la existencia de especies distintas. ¿Cómo explicarías la importancia de la taxonomía para la protección de la biodiversidad?

La importancia de describir especies o de elaborar listas de especies para un país reside en que tenemos la herramienta básica con la que se puede decidir qué conservar y dónde. Sin eso no se puede conservar la biodiversidad. La conservación es una actividad social y política que depende de un conocimiento previo para decidir dónde destinar los fondos que hay para la conservación.

josepadial3

Imagen superior: José Manuel Padial descubrió la nueva especie Dendropsophus frosti en la región amazónica de Colombia.

¿En qué proyecto estáis ahora?

Tenemos [en 2008, fecha de esta entrevista] tres líneas de investigación en marcha. Una, que depende de un proyecto que se financia actualmente, es seguir investigando en taxonomía de anfibios y reptiles en los Andes tropicales. Allí hay muchas especies por describir, muchas zonas por visitar y muchos lugares donde no ha ido nadie a trabajar y en ello estamos.

¿Y la segunda?

Otra línea de investigación es sobre técnicas que permiten detectar especies. Queremos integrar diferentes técnicas, por ejemplo ADN con morfología, cantos y modelos de nicho ecológico. Queremos usar modelos matemáticos a través de un ordenador utilizando la distribución de las especies, los parámetros del hábitat, y los de la vegetación, para calcular con qué probabilidad una especie está restringida a un tipo de hábitat concreto. Y todo eso combinarlo con los datos que tenemos de la morfología, la diferencia en los cantos y diferencias moleculares para producir hipótesis robustas de especies. Es decir, para afirmar: esta especie está claro que es una cosa completamente diferente, a esta solo lo apoya la morfología, esta otra solo la distingue el canto; a ver qué pasa ¿nos hemos equivocado con la morfología? ¿Nos hemos equivocado con el canto? ¿Dónde esta el problema, o es que nos faltan datos?

¿La tercera línea es más teórica?

Sí, relacionada con el manejo de hipótesis en Taxonomía. Queremos hacer algunas propuestas sobre lo que debiera ser una Taxonomía más moderna que tenga en cuenta todas las implicaciones de la biología evolutiva.

Una ficción: si un marciano taxónomo aterrizase en la Castellana ¿cómo nos catalogaría a los seres humanos?

Si fuese un taxónomo muy clásico dividiría cada continente en una especie diferente porque está observando que hay un patrón morfológico asociado a una distribución concreta. Cuando fuese investigando un poquito más se daría cuenta de que las especies de los diferentes continentes se cruzan fácilmente entre ellas y producen una descendencia totalmente viable. Y si siguiese investigando y llegase a estudiar nuestro ADN, se daría en cuenta de que no hay diferencias genéticas entre un bosquimano y un sueco de dos metros.

Copyright del artículo © Ricardo Curtis. Publicado originalmente en el periódico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en www.TheCult.es con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • Kukulcán y los anacronismos ecológicos
    Escrito por
    Kukulcán y los anacronismos ecológicos "Y la primavera misma, / al despertar al amanecer, / apenas y notará / que habremos partido." Sara Teasdal El viernes 20 de marzo de 1209, como lo había hecho desde hacía cientos de años,…
  • El murciélago patudo sale de pesca
    Escrito por
    El murciélago patudo sale de pesca El murciélago patudo (Myotis capaccinii) está a punto de extinguirse. Un trabajo liderado por la bióloga Ostaizka Aizpurua, de la Universidad del País Vasco, ha sido clave para conocerlo mejor, y así poder tomar las…
  • Nuestros antípodas extintos
    Escrito por
    Nuestros antípodas extintos Antes de llegar al País de las Maravillas, mientras caía a través del hoyo del conejo, Alicia comenzó a imaginarse lo que sucedería si atravesara la Tierra y apareciera en el otro lado del planeta.…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC