El yacimiento asturiano de El Sidrón, un referente para el estudio de la evolución humana

El yacimiento asturiano de El Sidrón, un referente para el estudio de la evolución humana Imagen superior: Antonio Rosas en su laboratorio del MNCN estudiando restos de El Sidrón. © Servicio Fotografía MNCN.

Desde el año 2000, los doctores Javier Fortea [fallecido en 2009] y Marco de la Rasilla, de la Universidad de Oviedo, dirigen los trabajos de campo en el yacimiento asturiano de El Sidrón, donde se recuperan restos neandertales de una antigüedad próxima a los 43.000 años.

Se han identificado restos de al menos ocho individuos: un infantil, un juvenil, dos adolescentes y cuatro adultos [Posteriormente, el número alcanzó los trece]. Todas las partes del esqueleto están representadas, incluidas regiones esqueléticas en conexión anatómica tales como la caja torácica de un niño o el pie de un individuo adulto. Se conservan también instrumentos líticos musterienses.

El conjunto arqueológico se compone casi en exclusividad por fósiles humanos, sin apenas restos de otros mamíferos, lo que confiere al yacimiento una gran singularidad. El estudio de la dentición revela que los neandertales de El Sidrón sufrían una carencia alimenticia generalizada en el momento del destete.

Igualmente, la adolescencia era también un periodo crítico en el desarrollo de estos individuos. Esto se sabe por la presencia de unas líneas –llamadas líneas de hipoplasia– que se forman en los dientes como consecuencia de la detención del crecimiento de los tejidos dentarios (esmalte, dentina) en periodos críticos de malnutrición o enfermedad.

El estudio de los restos óseos pone de manifiesto la presencia de marcas de corte y fracturación de origen antrópico en los neandertales de El Sidrón, sin que se pueda determinar por el momento si se trata de canibalismo gastronómico o si pudiera deberse a un comportamiento de carácter simbólico. Una posible lectura de los datos considera una relación entre los episodios de estrés alimenticio –carencia nutritiva– y los episodios de canibalismo. Es decir, la práctica de canibalismo obedecería a una carencia aguda de alimentos.

Diferentes linajes

Por otro lado, el estudio comparado de estos fósiles mediante avanzadas técnicas de morfometría geométrica 2D y 3D señala una diferenciación Norte/ Sur de las poblaciones neandertales. Los neandertales del Sur –entre los que se incluyen los de Piloña– tenían una cara algo más ancha y no tan alargada (prognata) como la de sus co-específicos del Norte, estos últimos más próximos a la imagen clásica de los neandertales. Este resultado ratifica lo ya descubierto por el equipo investigador mediante análisis de ADN, es decir, la existencia de diferencias geográficas entre las poblaciones de neandertales. 

Es aún prematuro afirmar si las diferencias detectadas pudieran deberse a cuestiones climáticas o adaptativas, o si estas diferencias surgieron por deriva genética (por simple azar) favorecidas por el aislamiento que experimentaron las poblaciones humanas en una geografía –la europea– altamente accidentada y sometida a períodos glaciales que fragmentaron los hábitats y los ecosistemas.

La importancia de un yacimiento La investigación de El Sidrón proporciona un gran caudal de información sobre el mundo neandertal en un tiempo inmediatamente anterior a la llegada a Europa de los denominados cromañones (H. sapiens).

El Sidrón acumula la colección más completa de restos neandertales de la Península Ibérica y aumenta muy significativamente el registro fósil del linaje evolutivo europeo. De este modo contribuye a un mejor conocimiento de la evolución de los neandertales. Las condiciones de conservación de ADN fósil son excelentes, lo que ha permitido la extracción de ADN mitocondrial de neandertal por primera vez en España, así como establecer un marco de trabajo sobre la filogeografía de esta especie humana fósil.

A escala regional, los restos de El Sidrón caracterizan la paleobiología de las poblaciones del Paleolítico medio del cantábrico, una región de dilatada experiencia en la investigación prehistórica (sirvan de ejemplo las célebres cuevas de Altamira, El Castillo, Tito Bustillo y ahora El Sidrón), pero donde los hallazgos de restos humanos han sido muy escasos. Los fósiles de El Sidrón vienen a suplir este vacío y en la publicación mencionada se dan a conocer diferentes aspectos de la paleobiología de los neandertales del Cantábrico y de su posición evolutiva en un contexto amplio del universo neandertal.

Cuatro preguntas sobre los neandertales

¿Quiénes eran?

Los neandertales –Homo neanderthalensis– pueden considerarse una especie distinta a la nuestra. Su origen se remonta, al menos, a hace 500.000 años. Esta estimación procede tanto del registro fósil como de los datos genéticos. Algunos autores piensan, no obstante, que los neandertales encontrarían su origen en las poblaciones de H. anteccesor, que vivió en Europa hace al menos 800.000 años. Esta última cronología entra dentro de los márgenes de estimación genética. Por tanto, cuando hablamos de neandertales debemos considerar un linaje: es decir, una sucesión de poblaciones sujetas a un proceso de evolución.

¿Se mezclaron con el H. sapiens?

La comunidad científica se divide en torno a la cuestión de si hubo o no hubo hibridación entre los neandertales y los cromañones: los H. sapiens llegados a Europa desde el Próximo Oriente hace unos 40.000 años. Una mayoría de investigadores se había decantado por la ausencia total de intercambio genético entre ambas especies. Su opinión se sustentaba tanto en las pruebas anatómicas como en las proporcionadas por el ADN mitocondrial. Sin embargo, la reciente secuenciación de ADN nuclear de un neandertal junto con el análisis de la variabilidad geográfica de ciertos genes (por ejemplo, el gen microcephalin, implicado en el crecimiento del cerebro) han reavivado el debate, y la hipótesis de hibridación ha ganado adeptos. La ausencia de trazas de genes neandertales en el ADN mitocondrial humano, que se trasmite sólo por herencia materna, hace suponer que los esporádicos intercambios genéticos se habrían producido entre mujeres neandertales y hombres sapiens. Las espadas siguen en alto.

¿Por qué se extinguieron?

No sabemos la causa. Las teorías propuestas sobre su extinción son muy variadas, algunas incluso fuera de los límites de la ciencia. La mayor parte de los investigadores piensa que pudo deberse a la competencia ecológica con los recién llegados Cromañones, dotados de una mayor capacidad técnica para la supervivencia. No obstante, la posibilidad de que los neandertales se extinguieran por lo que podríamos llamar un “agotamiento genético” de la especie no se puede descartar.

¿Dónde vivieron los últimos?

La extinción tuvo lugar de una forma paulatina. Es probable que los últimos neandertales vivieran en el sur de la península Ibérica, mientras que ya habrían desaparecido de otras zonas. Las cronologías más recientes han sido propuestas para restos encontrados en el Sur de la península Ibérica. Primero fue Zafarraya (Málaga) y muy recientemente Gibraltar. Parece claro que los últimos neandertales vivieron hasta hace unos 28.000 años, acantonados en el extremo meridional de las penínsulas del sur o en algunos enclaves remotos. 

Datos del yacimiento

Nombre: El Sidrón. Localización: Piloña, Asturias, España. Tipo de yacimiento: Yacimiento en cueva. Excavación: Desde 2000. Antigüedad: ~ 43.000 años. Homínidos representados: Neandertales. Restos recuperados: Más de 1.000 fósiles humanos, al menos 8 individuos. Industria lítica: Musteriense. Fauna acompañante: Prácticamente inexistente. Subvención: Consejería de Cultura del Principado de Asturias. Publicación: En la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, USA (PNAS). Título del trabajo: Paleobiology and comparative morphology of a late Neandertal sample from El Sidrón, Asturias, Spain (diciembre de 2006).

Copyright del artículo © Antonio Rosas González. Publicado originalmente en el periódico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en www.TheCult.es con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

Nota en 2017 (Eva Rodríguez Nieto, Agencia SINC): "El esqueleto de un niño neardental de casi ocho años hallado en el yacimiento de El Sidrón, de 49.000 años de antigüedad, aporta nuevas claves sobre el ritmo de crecimiento de esta especie humana extinta. Según los resultados del estudio, su cerebro se desarrollaba durante algo más de tiempo que el del Homo sapiens. (...) “No es que los neandertales tengan un cerebro más desarrollado que el nuestro a la edad de 7 a 8 años. Hemos descubierto que su cerebro aún estaba creciendo a los 7,7 años. Esto es algo diferente a lo que ocurre en nuestra especie Homo sapiens, en la que el cerebro deja de incrementar su volumen más o menos a los 6 años”, explica a SINC Antonio Rosas, investigador del MNCN y autor principal de este estudio que publica la revista Science. (...) “Existen muy pocos esqueletos de neandertales de esta edad (es decir, de 7,7 años) justo en el paso al periodo que llamamos juvenil. Y desde luego ninguno estudiado de forma tan integral. Ambos factores hacen de estos restos algo especial”, apunta Rosas. (...) “Este juvenil ya lo habíamos tipificado como un ‘aprendiz’, un niño que todavía está incrementando su volumen pero que desarrolla tareas propias de adulto. Este hecho no tiene que estar relacionado con el desarrollo cognitivo”, aclara Luis Ríos, coautor de la investigación. (...) Para Rosas: “Nos permite plantear una pregunta que no había surgido en el universo de los neandertales porque no había base empírica para formularla. No sabemos contestarla aún, pero si un cerebro está por crecer algo significará. Podemos establecer un interrogante”. Los restos de El Sidrón pertenecen todos a un mismo estrato, por lo que este juvenil fue descubierto junto a los restos de otros individuos. En conjunto, se han recuperado 2.500 restos óseos de al menos 13 individuos de ambos sexos y de diferentes edades, entre ellas un posible hermano pequeño de J1. “Ya hemos excavado toda la galería. Los restos son los que son, ya no habrá más. Sobre esta base es la que estamos desarrollando diferentes estudios”, continúa Rosas. “Este yacimiento es único por varios factores: el elevado número de restos esqueléticos recuperados, la presencia de trece individuos procedentes del mismo grupo familiar, las condiciones de conservación o la buena preservación del ADN”, concluye.

Referencia bibliográfica:

“The growth pattern of Neandertals, reconstructed from a juvenile skeleton from El Sidrón (Spain)”. Science 357 (6357). Antonio Rosas, Luis Ríos, Almudena Estalrrich, Helen Liversidge, Antonio García-Tabernero, Rosa Huguet, Hugo Cardoso, Markus Bastir, Carles Lalueza-Fox, Marco de la Rasilla, Christopher Dean. http://science.sciencemag.org/cgi/doi/10.1126/science.aan6463

Antonio Rosas González

Científico del CSIC. Departamento de paleobiología del MNCN. Doctor en Biología. Miembro del Equipo Investigador de Atapuerca (1983-2004). Coautor de la especie Homo antecessor. Director de los trabajos de campo de la Sima del Elefante (1996- 2004). Responsable de la investigación antropológica de El Sidrón, que ha llevado a la primera secuenciación de ADN neandertal en España. Director de proyectos autonómicos, nacionales y europeos. Líneas de investigación: Paleobiología y evolución del grupo humano Neandertal. Crecimiento y morfogénesis cráneofacial en la evolución del género Homo.  

logonegrolibros

  • ¿Son los dioses la voz de la conciencia?
    Escrito por
    ¿Son los dioses la voz de la conciencia? La Odisea comienza con un debate entre los dioses olímpicos acerca de qué deben hacer respecto al asunto “Odiseo”. ¿Deben dejar que el héroe Odiseo (Ulises) logre alcanzar por fin la tierra de Ítaca o todavía deben…
  • Amoniaco
    Escrito por
    Amoniaco ¿Los días más hermosos del año? Voto por las mañanas madrileñas, de limpio cristal inmóvil, una sombra fresca y un sol tibio como una madre. Como los jubilosos siempre tenemos un largo domingo por delante,…
  • La inteligencia delegada
    La inteligencia delegada La memoria humana es limitada. Por eso a lo largo de la historia hemos ido desarrollando tecnologías que nos permiten pasar la información de nuestra mente a algún otro soporte físico: dibujos en…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Recordando a María Moliner
    Escrito por
    Recordando a María Moliner Me encanta esta foto de la Moliner. Me encantan las apariencias que engañan. Me fascinan las imágenes que no son evidentes a simple vista. Nada hace pensar la tremenda riqueza interior de esta mujer. Una…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Haendel: ayer, hoy y mañana
    Escrito por
    Haendel: ayer, hoy y mañana En 1720, en plena carrera inglesa, editó Haendel la primera entrega de estas suites para clave. Por entonces sus óperas se representaban en el Teatro del Rey y el compositor gozaba del monopolio de sus…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC