Crítica: "Mazinger Z: Infinity" (Junji Shimizu, 2018)

Antes de que ningún occidental supiese lo que significa otaku, los chavales españoles de la década de los 70 se volvieron locos con la serie animada Mazinger Z. Es más, en España todavía mucha gente se refiere a los mecha (robots gigantes tripulados) como Mazingers. Se cumplen 40 años desde que el personaje se asomara por primera vez a los televisores patrios, y para celebrarlo llega a los cines la película Mazinger Z: Infinity, a su vez producida para conmemorar los 45 años de existencia de la franquicia en Japón.

Hay que aclarar que no nos encontramos ante un remake o un reinicio, sino que Mazinger Z: Infinity es una secuela de la serie destinada a los fans. Todo aquel que no haya visto las series previas o no las recuerde bien tendrá dificultades para entender qué demonios está pasando, a lo que hay que sumar una historia repleta de conceptos de ciencia-ficción más o menos sofisticados.

Mazinger Z Infinity2

La historia se sitúa en un futuro aparentemente utópico y pacífico donde la fuente de energía fotónica ha acabado con los problemas medioambientales. Hace diez años de una batalla épica en la que Mazinger y sus amigos derrotaron finalmente a las fuerzas del mal, y Koji Kabuto ya no pilota al mecha, sino que desarrolla un importante cargo científico.

Todo parece ir bien, aunque su relación con Sayaka Yumi peligra por el miedo de Koji al compromiso. Estando así las cosas, el inesperado hallazgo dentro de la ladera del monte Fuji de un Mazinger de tamaño colosal será el inicio de un inminente Apocalipsis cuántico, relacionado con la resurrección del Doctor Infierno, el Barón Ashura, el Conde Brocken y todas sus hordas de bestias mecánicas.

mazinger3

Mazinger Z: Infinity mantiene un equilibro entre la tradición de la saga y el anime actual, tanto en forma como en fondo. A las espectaculares y algo mareantes secuencias de acción (que combinan animación tradicional con 3D) se suman momentos ciberpunk, melodrama y humor disparatado de mano del vehemente Boss (ahora dueño de un establecimiento de ramen) y las Mazin-Girls.

La película no es un prodigio técnico y puede resultar algo caótica en ocasiones, pero es un simpático homenaje que apenas incide la nostalgia o la melancolía. Un respetable entretenimiento de aspecto más videográfico que cinematográfico, imprescindible para fans, aunque sea por el uso generoso del tema musical de Mazinger Z, uno de los más potentes jamás escritos para un personaje televisivo.

Sinopsis

La humanidad se encuentra una vez más en peligro de caer en las garras del Imperio Subterráneo, que en el pasado fue liderado por el científico malvado Dr. Infierno. Entonces, Koji Kabuto pilotó al súper robot Mazinger Z y, con la ayuda de sus amigos del Instituto de Investigaciones Fotónicas, frustró las malvadas ambiciones del Dr. Infierno y devolvió la paz al mundo.

Han transcurrido 10 años desde entonces... Ahora que ya no es piloto, Koji Kabuto ha seguido el camino de su padre y su abuelo iniciando su carrera como científico. Y ahora encuentra una gigantesca estructura enterrada en las profundidades del Monte Fuji, junto con una misteriosa indicación de la vida... Nuevos encuentros, nuevas amenazas y un nuevo destino aguardan a la humanidad. El antiguo héroe Koji Kabuto debe tomar una decisión sobre el futuro: ser un dios o un demonio...

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Toei Animation. Cortesía de Selecta Visión. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

Es coautor del libro 2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario (Notorius Ediciones, 2018).

logomamut

logonegrolibros

  • sí pero no / no pero sí
    Escrito por
    sí pero no / no pero sí En Primus Inter Pares, diccionario para intelectuales selectos, dediqué una entrada a una de las partículas fundamentales del idioma español, y probablemente de cualquier idioma: “pero”, es decir, la conjunción adversativa más empleada. pero (del…
  • Nosotros, los póstumos
    Escrito por
    Nosotros, los póstumos Tengo edad suficiente como para haber atravesado y poder recordar tres sucesivos postismos y manifestarme parte de esa humanidad a la cual dichas filosofías nos la han definido como póstuma. Diré unas cositas levemente filosóficas…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La valentía de Rosario de Acuña
    Escrito por
    La valentía de Rosario de Acuña Rosario de Acuña tenía cincuenta y nueve años cuando escribió "La jarca de la Universidad", uno de los artículos más duros salidos de una pluma femenina. Era el 22 de noviembre de 1909 cuando el…

Cartelera

Cine clásico

  • Radio y Cine
    Escrito por
    Radio y Cine El camino natural de entrada al mundo del cine durante décadas ha sido para los profesionales del Séptimo Arte el teatro, las artes escénicas, su aprendizaje y su teoría. Pero un buen puñado de cineastas,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La ruina de la música
    Escrito por
    La ruina de la música En la ciudad de Nueva York, a un saxofonista clásico al que conozco le pidieron que tocase en vivo para un evento en una tienda grande y exitosa, que vende computadoras, teléfonos y otros equipos…
  • El encuentro Ogdon-Mendelssohn
    Escrito por
    El encuentro Ogdon-Mendelssohn Alejado de cualquier divismo, protegido de la cultura del espectáculo por el proverbial comedimiento británico, John Ogdon ha dejado una obra relativamente breve cuanto indisputablemente sólida. Vivió entre 1937 y 1989, lo suficiente como para…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC