A tipo fijo

“¡A tipo fijooo!” ha sido una de las frases de moda en las fiestas navideñas de 2017. Por si usted ha estado lejos de Internet, los medios de comunicación o las reuniones sociales, aquí va una breve explicación.

Pocos días antes de Navidad, se extiende como la pólvora un vídeo del canal Periodista Digital protagonizado por Silvia Charro, consultora de Engel & Völkers, y Simón Pérez, bróker y profesor en la EIAF, donde explican las bondades de las hipotecas a tipo fijo.

Un vídeo con este contenido, en principio, podría interesar a los profesionales del sector pesetero y a los aficionados a los asuntos económicos, pero debería resultar tedioso para el resto de los mortales. ¿Por qué se hizo tan viral, entonces? Porque los dos protagonistas, según muchos de los que comentaron el vídeo, aparentan estar bajo la influencia del alcohol y otras sustancias, lo cual provoca en el espectador una mezcla de angustia, asombro y carcajadas.

Por supuesto, los memes y parodias brotaron a miles en cuestión de horas. Los protagonistas se defendieron lanzando otros vídeos de respuesta e incluso acudiendo a uno de esos programas de Telecinco en los que la gente grita, donde intentaron convencernos de que, en realidad, estaban actuando al grabar el célebre vídeo, con el objetivo de lograr notoriedad. Que se trataba de una imitación de los personajes de El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013). Algo bochornoso que no les recomiendo que busquen, si lo pasan mal con la vergüenza ajena.

Silvia Charro fue despedida inmediatamente de Engel & Völkers, y Simón Pérez… sinceramente, no sé qué ha sido de él, si es que esto le ha afectado, pero lo interesante es que se han popularizado vídeos sobre ciertas colaboraciones suyas en programas de televisión, todas de lo más inquietante.

atipofijo2

Destacan sus palabras (¿numerito?) en un espacio de Intereconomía donde Pérez (con aspecto de estar, digamos, “energizado”) se las arregla para escandalizar con sus palabras a unos tertulianos que, seamos sinceros, nunca han destacado por ser unos humanistas. Todo surge como respuesta a una intervención telefónica en la que se acusa a Simón Pérez de mostrar demasiado claramente su derechismo. En ese momento, el bróker lanza un discurso en el que explica que él no tiene ideología política, que es antidemócrata, que se vende al mejor postor y su ideología es el dinero. Asegura ser un producto del siglo XXI y que le parece penosa la gente que se dedica a la poesía o a aprender latín porque no aportan nada. La cosa sigue, para el que tenga estómago de seguir viendo su intervención. Yo no lo he tenido.

¿Por qué estoy hablando de toda esta basura mediática? Más que nada, por las preguntas que me surgen a raíz del personaje de Simón Pérez. ¿Es realmente así? ¿Habla en serio? ¿Ha decidido convertirse en una parodia de determinado tipo de persona para denunciar los males de una sociedad materialista y carente de valores? ¿Es un fan de American Psycho? ¿O simplemente busca followers de manera desesperada?

Me gusta pensar (aunque no sé si “gusta” es la palabra) que se trata de una performance o de un personaje fabricado con intenciones publicitarias (que hablen de ti aunque sea mal).

Sí, sería algo patético, pero al menos sabríamos que nos encontramos con un individuo hambriento de atención, y no con un hombre hueco y echado a perder por, efectivamente, una sociedad en la que las humanidades se han ninguneado, y son consideradas como un reducto para vagos o inútiles, cuando, en realidad, su desaparición llevan a la creación de sociópatas autodestructivos como la ¿caricatura interpretada? por Simón Pérez.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

Es coautor del libro 2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario (Notorius Ediciones, 2018).

logomamut

logonegrolibros

  • "El gobernador del Sur", de Li Gongzuo
    Escrito por
    "El gobernador del Sur", de Li Gongzuo Había una vez en un lugar de la lejana China, un soldado que se llamaba Fen. Aunque había luchado en muchas batallas, apenas tenía dinero. —¡Y yo que creía que me haría rico gracias a…
  • Los viajes de Madame d'Aulnoy
    Escrito por
    Los viajes de Madame d'Aulnoy La baronesa d'Aulnoy (1650/1651–1705) es conocida por sus cuentos para niños y por el intento de deshacerse de su marido con la ayuda de un amante y otros parientes. Tuvo familiares en España y tal…
  • El charlatán del agua
    El charlatán del agua El “doctor” Masaru Emoto (1943-2014) alcanzó gran popularidad difundiendo los mensajes ocultos del agua (título del libro que escribió). Las ideas de Emoto eran sencillas y suenan bonito: el agua —que como sabemos…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • Tentaciones en blanco y negro
    Escrito por
    Tentaciones en blanco y negro Los clásicos del cine negro reflejan la pasión erótica desde sus ángulos más tortuosos. Una pasión que, como ahora veremos, a veces trasciende la ficción y se contagia a los actores encargados de conducir la…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Una hora con Calderara
    Escrito por
    Una hora con Calderara Giacinto Calderara fue un compositor que vivió entre 1729 y 1803 y trabajó durante 54 años en Asti, estrenando algunas óperas que gozaron del esperado éxito como el Ricimero, ofrecida por vez primera en el…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El arbolito de Darwin
    El arbolito de Darwin En 1837, regresando de su viaje de cinco años en el velero Beagle, e iniciando las dos décadas que emplearía en pensar sobre la “transmutación de las especies”, Charles Darwin escribió en su cuaderno de notas “Creo que”,…