Chris Isaak, más allá de las modas

Sin notables muestras de envejecimiento físico o artístico, Chris Isaak sigue deleitando a fans y sorprendiendo a neófitos con sus espectaculares conciertos, en los que evidencia cierto carácter sobrehumano al mostrar sus distintas facetas: virtuoso cantante, sobresaliente músico, inmejorable showman y divertido sex symbol.

Chris Isaak se muestra cercano a su público, y siempre con un tono distendido, más bien cómico, hila sus temas bailables con sus estremecedoras baladas con la aparente facilidad del que sabe cómo hacer las cosas.

Sin llegar a ser una megaestrella del rock, la carrera de Isaak ha sido larga y estable, y a pesar de que en los últimos años sus discos salen al mercado con menos regularidad que antes, eso no quiere decir que el artista pase por momentos menos creativos, ya que, aparte de actuar sus impresionantes conciertos, desarrolla una sólida carrera como presentador televisivo, incluyendo un show propio en el que charla y toca temas con compañeros de profesión y correrías.

Los fans de Chris Isaak, por otro lado, se mantienen fieles y forman un tan grupo heterogéneo como la música del cantante, y no es raro encontrar entre el público de los conciertos a rockabillies, fans del country y hasta a algún que otro gótico, sin contar con una gran cantidad de seguidores "sin etiquetar".

Hijo de padres proletarios, nacido en 1956 (aunque no aparente más que unos escasos 40 años), Chris Isaak comenzó a triunfar allá en 1984 con su disco Silvertone, cuyos sonidos atemporales y fantasmagóricos llamaron la atención del cineasta David Lynch, quien incluyó un par de temas del álbum en la banda sonora de la ya clásica Terciopelo azul (1986).

Bebiendo de mil fuentes musicales distintas, pero poseedor de un estilo propio muy reconocible, Isaak tiene como principal referente a Elvis Presley, al cual homenajea con reverencia, aunque sin llegar a ser un simple imitador, sino más bien un eco de las mejores cualidades del Rey.

El rock onírico de Roy Orbison, los clásicos del country, las steel guitars de la música surf y hasta los sonidos mexicanos, incluyendo un poco de soul y música hawaiana, se reinventan en sus temas. Ello provoca que la mayoría de estas canciones no reflejen las modas específicas de ninguna época, pues se trata música que ni suena "pasada de moda", ni mucho menos se parece a lo que suena en las cadenas de radio actuales.

Como artista y como persona, parece que a Chris Isaak no le afecta el paso del tiempo tiempo, lo cual le convierte en un activista de la relatividad einsteniana.

Esa cualidad, además del carisma que derrocha, ha propiciado una relación bastante sólida del californiano con el cine. Además de la mencionada aparición de sus canciones en Terciopelo azul, David Lynch incluyó el tema "Wicked game", publicado originalmente en el disco Heart Shaped World (1989), en la banda sonora de la exitosa Corazón salvaje (1990). El tema se convirtió en un hit tremendo, y hasta el día de hoy es la canción más famosa y versionada de su carrera.

Otros temas de Chris Isaak se han popularizado gracias al celuloide. Son los casos de "Two hearts", canción que cerraba la entrañable y sangrienta Amor a quemarropa (Tony Scott, 1993), o "Baby did a bad bad thing", un tema muy sexy que ilustraba el teaser trailer de la última película de Stanley KubrickEyes wide shut (1999).

Precisamente el videoclip de "Baby did a bad bad thing" es el más famoso de la carrera de Chris Isaak, quien en ese vídeo compite en atractivo con una incendiaria Laetitia Casta, siguiendo con la inteligente tradición de aparecer en casi todos sus videoclips al lado de top models.

El desparpajo y la fotogenia del cantante también le han llevado a intervenir con pequeñas apariciones en películas de Jonathan Demme (Casada con todosEl silencio de los corderos), el citado Lynch (Twin Peaks: Fuego camina conmigo) e incluso a tener papeles de más relevancia en films como El pequeño buda (Bernardo Bertolucci, 1993) o Los sexoadictos (John Waters, 2004).

Entre sus trabajos, algunos tan celebrados como San Francisco Days (1993) o Forever Blue (1995), Chris Isaak ha incluido algunos álbumes especiales, como aquel homenaje a su territorio favorito del surf (el artista es un fiel practicante de este deporte) lleno de sonidos mejicanos que es Baja Sessions (1996), o un alarde navideño, Chris Isaak Christmas.

En 2006, reivindicó sus raíces en el rock de los cincuenta con Mr. Lucky. “Para bien o para mal ‒dijo entonces‒, este disco refleja donde esta mi vida en estos momentos. Si la gente piensa que tras estas canciones estoy yo, entonces estoy haciendo bien mi trabajo. Al mismo tiempo creo que cualquiera que se haya enamorado o haya pasado por una ruptura sentimental, se verá reflejado en este LP”.

Tanta diversidad, lejos de romper la armonía de su discografía, refuerza la coherencia de un artista fiel a su propio estilo, y por ello un superviviente a los caprichos del mercado y de esas modas que devoran a sus hijos.

isaak2

Discografía

Silvertone (Warner Bros. Records, 1985)

Chis Isaak (Warner Bros. Records, 1986)

Heart Shaped World (Reprise Records, 1989)

San Francisco Days (Reprise Records, 1993)

Forever Blue (Reprise Records, 1995)

Baja Sessions (Reprise Records, 1996)

Speak of the Devil (Reprise Records, 1998)

Always Got Tonight (Reprise Records, 2002)

Chris Isaak Christmas (Reprise Records, 2004)

Mr. Lucky (Wicked Game/Reprise Records, 2006)

Beyond the Sun (Vanguard Records, 2011)

First Comes the Night (Vanguard Records, 2015)

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

Es coautor del libro 2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario (Notorius Ediciones, 2018).

launicaperfil

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Antólogos, prólogos y errores
    Escrito por
    Antólogos, prólogos y errores En este fragmento de la presentación de Recuerdos de la era analógica, Juanjo de la Iglesia y yo hablamos acerca de los diversos prólogos que tiene el libro, del legendario documento llamado la Donación de…
  • Cine de barrio
    Escrito por
    Cine de barrio Terminada la cena, papá decía: «Vamos al cine». Las mujeres de la casa retocaban sus peinados y todos enfilábamos hacia la calle. En mi recuerdo, siempre es una noche de primavera y caminamos bajo árboles…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Drogas
    Drogas Algunas, como la mariguana (Cannabis), el peyote o el opio (y su componente activo, la morfina), son conocidas desde hace cientos o quizá miles de años, y su uso forma parte de prácticas…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Magia tras la Primera Guerra Mundial
    Escrito por
    Magia tras la Primera Guerra Mundial Gran parte de los espectáculos ilusionistas de los años veinte puede concebirse —y tal vez resulte sorprendente—, como una respuesta a la primera guerra mundial. Lo que no resultaba tan previsible fue el hecho de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • El viento del sol
    Escrito por
    El viento del sol En 2016 hubo una noticia interesante en el ámbito de la navegación espacial. Un grupo de físicos de la Universidad de California en Santa Bárbara dio a conocer sus investigaciones sobre la posibilidad de utilizar…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • La tercera de Gounod
    Escrito por
    La tercera de Gounod Tras Faust (1859) y Roméo et Juliette (1867), la partitura más popular de Gounod es Mireille (1864), aunque su difusión internacional viene algo lastrada por su argumento bastante localista, basado en el poema provenzal de…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia