La metáfora arquitectónica en la masonería

La metáfora arquitectónica en la masonería Imagen superior: Jean-Jacques Lequeu (1757-1826), “Plan Géométral d'un Temple Consacré à l'Egalité”(1794).

En una versión previa de La verdadera historia de las sociedades secretas, incluí este comentario, que luego se perdió en la edición definitiva:

Es posible que al lector le canse tanta insistencia en la arquitectura. Pero la historia a menudo se escribe al revés. Puesto que la sociedad secreta más importante de la actualidad es la francmasonería, que tomo sus caracteres principales de los masones medievales, ahora todo lo interpretamos en función de ello. Si hubiese sido a través de los pescadores, tal vez estaríamos rastreando entre redes, anclas, aparejos y velas marineras;  o entre los martillos y los clavos si se tratase de carpinteros.

lametafora2

Imagen superior: Templo masónico de Santa Cruz de Tenerife (Innomime, CC).

Lo que quería decir con este comentario es que a partir de un hecho más o menos casual, cobra importancia un pasado u otro. La sociedad secreta de los carbonarios, aunque probablemente influida por los masones, no basaba sus símbolos y lemas en la arquitectura, sino en los bosques. Pero los carbonarios no tuvieron tanto éxito como los masones, tal vez porque en 1717 Inglaterra ya empezaba a construir su imperio, mientras que Italia, entonces e incluso un siglo después, ni siquiera existía como tal.

lametafora1

Imagen superior: Freemason's Hall, Londres (fotografía de Adrian Pingstone, CC). La UNED, en su museo virtual de la masonería, cita a Anthony Vidler para reflejar el impacto masónico en la arquitectura francesa. "Los esfuerzos de los estudiosos ‒leemos‒, desde Juan Bautista Villalpando y Perrault hasta Newton, para reconstruir gráficamente el Templo de Salomón contribuyeron al establecimiento del tipo ideal del edificio masónico. La más gráfica de estas reconstrucciones del Templo es la de De Wailly, en la que la planta convencional desarrollada por Villalpando y Fischer von Erlach se reelabora de cuerdo con las fases del ritual masónico con objeto de plasmar la ruta de la iniciación en una grandiosa secuencia de escaleras y patios abiertos que conducen hasta el mismo sanctasanctórum, una combinación de los tipos del templo griego y del panteón romano que más tarde iba a repetirse en el proyecto de Vaudoyer para la terminación de la Madeleine de París. Esas leyendas de origen masónico llegaron a ser de interés para una teoría arquitectónica preocupada por la vuelta a un orden básico y original, tipo de arquitectura original paradigma de un nuevo orden social. En realidad, se consideraba al arquitecto como el paradigma del masón: en 1784, Béyerlé afirmaba que el amplio abanico de conocimientos exigidos al arquitecto y su especial facilidad par interpretar los mitos fundacionales, hacían de él un auténtico «tipo de francmasón» (Béyerlé, Essai de la franc-maçonnerie). Así, tras su iniciación en 1774 en la logia de los Corazones Simples de la Estrella Polar, el arquitecto Charle de Wailly hizo dos dibujos de una logia tipo vista desde el este y desde el oeste. Un espacio de entrada está enmarcado por dos prominentes columnas; la habitación central está flanqueada por asientos escalonados; y el Oriente está elevado sobre tres tramos de escaleras que conducen al estrado del maestro. Esta planta fue de uso generalizado durante el resto del siglo".

lametafora3

Imagen superior: Memorial Masónico de Montreal (Declic~commonswiki, CC)

En el libro fundacional de los masones, las llamadas Constituciones de Anderson, se busca todo lo que se relacione con la arquitectura, desde el templo de Salomón a Dios mismo como Gran Arquitecto del Universo (lo que se esconde bajo las siglas G.:A.:D.:U.:).

lametaforafrontispicio

Imagen superior: frontispicio de las "Constituciones de Anderson" (1723).

Si una sociedad secreta fundada por un gremio de pescadores hubiese tenido éxito, enseguida se recordaría que Jesucristo era pescador y que su tarea, y la de Dios mismo, era pescar almas. Jonás, en esta masonería pescadora, sería una de las principales figuras, y su estancia en el vientre de la ballena se imitaría en algún rito.

lametafora4

Imagen superior: templo masónico de Villa Blye, Paola, Malta (Continentaleurope, CC)

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la identidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015), El espectador es el protagonista (Alba, 2015) y El arte del engaño (Ariel, 2018).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Entrevista con Daniel Tubau.

logomamut

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Desmitificadores y relativistas
    Escrito por
    Desmitificadores y relativistas Vacío perfecto (1971) es un libro fascinante, que me reafirma en considerar a Stanislaw Lem como el Gérard Lauzier de la ciencia ficción, o de la narrativa en general. Lauzier (naturalmente, esta es una opinión estrictamente…
  • Gillo Dorfles
    Escrito por
    Gillo Dorfles Dábamos por desaparecido a Gillo Dorfles cuando nos enteramos de que se acababa de morir a punto de cumplir sus primeros 108 años. Haciendo números, lo imagino en edad militar durante la segunda guerra mundial,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Narrativa protestante
    Escrito por
    Narrativa protestante Hay una diferencia básica entre un protestante y un católico: para el primero, todo está predeterminado; el segundo, por contra, goza de libre albedrío, puede decidir, en cada momento, qué camino seguir. La libre decisión…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Elvis herido
    Escrito por
    Elvis herido El día que murió Elvis, un 16 de agosto de 1977, yo estaba con mi padre en un pueblo de la costa. Tal vez estaban también mi hermana y Ana, una amiga de mi padre,…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Grandes simios, los nuevos juguetes rotos
    Escrito por
    Grandes simios, los nuevos juguetes rotos La “mentira de la selva”. Así arrancaba el artículo del Washington Post de 2008 que revelaba la verdad de Chita, el chimpancé macho (Pan troglodytes) amaestrado que coprotagonizó junto con el actor olímpico Johnny Weissmuller la película Tarzán…

etimologia