La metáfora arquitectónica en la masonería

La metáfora arquitectónica en la masonería Imagen superior: Jean-Jacques Lequeu (1757-1826), “Plan Géométral d'un Temple Consacré à l'Egalité”(1794).

En una versión previa de La verdadera historia de las sociedades secretas, incluí este comentario, que luego se perdió en la edición definitiva:

Es posible que al lector le canse tanta insistencia en la arquitectura. Pero la historia a menudo se escribe al revés. Puesto que la sociedad secreta más importante de la actualidad es la francmasonería, que tomo sus caracteres principales de los masones medievales, ahora todo lo interpretamos en función de ello. Si hubiese sido a través de los pescadores, tal vez estaríamos rastreando entre redes, anclas, aparejos y velas marineras;  o entre los martillos y los clavos si se tratase de carpinteros.

lametafora2

Imagen superior: Templo masónico de Santa Cruz de Tenerife (Innomime, CC).

Lo que quería decir con este comentario es que a partir de un hecho más o menos casual, cobra importancia un pasado u otro. La sociedad secreta de los carbonarios, aunque probablemente influida por los masones, no basaba sus símbolos y lemas en la arquitectura, sino en los bosques. Pero los carbonarios no tuvieron tanto éxito como los masones, tal vez porque en 1717 Inglaterra ya empezaba a construir su imperio, mientras que Italia, entonces e incluso un siglo después, ni siquiera existía como tal.

lametafora1

Imagen superior: Freemason's Hall, Londres (fotografía de Adrian Pingstone, CC). La UNED, en su museo virtual de la masonería, cita a Anthony Vidler para reflejar el impacto masónico en la arquitectura francesa. "Los esfuerzos de los estudiosos ‒leemos‒, desde Juan Bautista Villalpando y Perrault hasta Newton, para reconstruir gráficamente el Templo de Salomón contribuyeron al establecimiento del tipo ideal del edificio masónico. La más gráfica de estas reconstrucciones del Templo es la de De Wailly, en la que la planta convencional desarrollada por Villalpando y Fischer von Erlach se reelabora de cuerdo con las fases del ritual masónico con objeto de plasmar la ruta de la iniciación en una grandiosa secuencia de escaleras y patios abiertos que conducen hasta el mismo sanctasanctórum, una combinación de los tipos del templo griego y del panteón romano que más tarde iba a repetirse en el proyecto de Vaudoyer para la terminación de la Madeleine de París. Esas leyendas de origen masónico llegaron a ser de interés para una teoría arquitectónica preocupada por la vuelta a un orden básico y original, tipo de arquitectura original paradigma de un nuevo orden social. En realidad, se consideraba al arquitecto como el paradigma del masón: en 1784, Béyerlé afirmaba que el amplio abanico de conocimientos exigidos al arquitecto y su especial facilidad par interpretar los mitos fundacionales, hacían de él un auténtico «tipo de francmasón» (Béyerlé, Essai de la franc-maçonnerie). Así, tras su iniciación en 1774 en la logia de los Corazones Simples de la Estrella Polar, el arquitecto Charle de Wailly hizo dos dibujos de una logia tipo vista desde el este y desde el oeste. Un espacio de entrada está enmarcado por dos prominentes columnas; la habitación central está flanqueada por asientos escalonados; y el Oriente está elevado sobre tres tramos de escaleras que conducen al estrado del maestro. Esta planta fue de uso generalizado durante el resto del siglo".

lametafora3

Imagen superior: Memorial Masónico de Montreal (Declic~commonswiki, CC)

En el libro fundacional de los masones, las llamadas Constituciones de Anderson, se busca todo lo que se relacione con la arquitectura, desde el templo de Salomón a Dios mismo como Gran Arquitecto del Universo (lo que se esconde bajo las siglas G.:A.:D.:U.:).

lametaforafrontispicio

Imagen superior: frontispicio de las "Constituciones de Anderson" (1723).

Si una sociedad secreta fundada por un gremio de pescadores hubiese tenido éxito, enseguida se recordaría que Jesucristo era pescador y que su tarea, y la de Dios mismo, era pescar almas. Jonás, en esta masonería pescadora, sería una de las principales figuras, y su estancia en el vientre de la ballena se imitaría en algún rito.

lametafora4

Imagen superior: templo masónico de Villa Blye, Paola, Malta (Continentaleurope, CC)

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la identidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015), El espectador es el protagonista (Alba, 2015) y El arte del engaño (Ariel, 2018).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Entrevista con Daniel Tubau.

logomamut

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • Los censores de Goethe
    Escrito por
    Los censores de Goethe En 1771, el joven Goethe había terminado Götz van Berlinchingen, el de la mano de hierro. No halló editor para esta temprana novela dramática, que se publicó en 1773 sin nombre de autor ni pie de…
  • Memoria e historia
    Memoria e historia Imagen superior: Prathima, "Memories", CC No sé en su familia, pero en la mía las fiestas de navidad y fin de año son ocasiones propicias para los recuerdos… y para acaloradas discusiones sobre…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "OMAC" (1974), de Jack Kirby
    "OMAC" (1974), de Jack Kirby El periodo que Jack Kirby pasó en DC Comics tras abandonar Marvel en 1970 no fue lo que él esperaba. Se le había otorgado libertad creativa absoluta y control editorial sobre sus colecciones. Sin embargo,…

Cartelera

Cine clásico

  • "Testigo de cargo" (Billy Wilder, 1957)
    Escrito por
    "Testigo de cargo" (Billy Wilder, 1957) Entre las amigas de mi madre estaba una, Remeditos, que pasó toda su juventud enamorada de Tyrone Power. Suspiraba cada vez que veía su rostro en esos cartelones grandes que colgaban de la calle del…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Viento adentro" (2014), de Solano
    Escrito por
    "Viento adentro" (2014), de Solano En 2014 pudimos disfrutar del álbum que daba a conocer el nuevo proyecto de Rainer Seiferth: Solano, el trío que este guitarrista alemán afincado en España formó con Jesús Mañeru (percusión) y Miguel Rodrigáñez (contrabajo),…
  • Una ópera para Napoleón
    Escrito por
    Una ópera para Napoleón Giovanni Paisiello fue un auténtico hijo de su época, músico errabundo que sabía impregnarse de las corrientes estéticas de su generación. En la postrera fase de su carrera, después de las fructíferas etapas rusa (El…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¡Corre homo, corre!
    Escrito por
    ¡Corre homo, corre! Los seres humanos no estamos hechos para correr rápido, pero sí para correr distancias largas. He aquí la evidencia anatómica y fisiológica de que estamos mejor adaptados para la carrera de resistencia que muchos otros…