Crítica: "Saw VIII" ("Jigsaw", Michael y Peter Spierig, 2017)

La nueva entrega de la exitosa saga de thrillers llega a España con el título de Saw VIII, aunque su título original es Jigsaw (Puzle), el apodo de John Kramer (Tobin Bell), cerebro criminal detrás de las retorcidas tramas de estas películas.

El título original tiene su razón de ser, y es que, a la hora de estrenarla en Estados Unidos, los productores quizá pensaron que los adolescentes actuales ‒este tipo de películas suelen ir destinadas a los jovenzuelos‒ no conocían esta franquicia.

Muchos ya dábamos por muerta la saga. Tengamos en cuenta que la última entrega (Saw VII 3D. El capítulo final) se estrenó en 2010. A algunos no les parecerá mucho, pero hay que tener en cuenta que, en su momento de apogeo, se estrenaba un film de Saw anualmente.

¿Es Saw VIII uno de esos reboots que inician una nueva serie cinematográfica? No, es una continuación, si bien su argumento no depende tanto de las anteriores entregas como solía suceder. Uno no podía entender nada de Saw VI sin haber visto previamente Saw V, pero este nuevo episodio, salvo por la presencia de Puzle, cuenta con nuevos personajes y tramas.

Alguien se rascará la cabeza al recordar que el famoso asesino-justiciero-metomentodo ya murió hace un montón de entregas. ¿Cómo es posible que haya vuelto? Ese es el misterio que mueve la historia de Saw VIII, que, por otro lado, sigue siendo un Saw de manual, siguiendo al pie de la letra la fórmula en la que se ha basado el éxito de estos films.

saw2

De nuevo, nos encontramos ante una película modesta, con actores poco conocidos, a la que le costará poco recuperar el presupuesto invertido y conseguir beneficios. El guión sigue las pautas de siempre: un grupo de personas es secuestrado y enfrentado a las retorcidas pruebas de Puzle. En el “juego” van desvelándose los oscuros secretos de unas víctimas no siempre tan inocentes como cabría pensar. Por otra parte, tenemos a unos policías que también ocultan asuntos siniestros, así como unos insospechados ayudantes del asesino. De acuerdo con la misma fórmula, una vez más se emplean aquí esos giros de guión que buscan la sorpresa del espectador.

Por supuesto, el plato fuerte de la función vuelve a ser la colección de ingenios sangrientos de Puzle (el primer film estaba influenciado tanto por el Seven de David Fincher como por las películas del Doctor Phibes de Vincent Price), tan escalofriantes como divertidos en su sadismo de tebeo, aunque en esta ocasión con efectos un poco menos repulsivos que anteriores entregas.

Por fortuna, Saw VIII se ha librado de aquellos constantes “flashes” de postproducción, efectos de vídeo horteras y molestos que estropeaban varias de las anteriores películas y que ya parecen haber pasado de moda, para alegría de todos. La realización de los hermanos Spierig (Daybreakers) no es deslumbrante, sino meramente funcional y correcta. A estas alturas, nadie podría pedir más.

No es éste un pasatiempo para todos los estómagos, pero resulta más digerible que algunos Saw de antaño. Sin ir más lejos, no hay gente ahogada en piscinas de cerdos podridos (sí, eso pasó). En todo caso, gustará más a los seguidores del absurdo e interminable plan de John Kramer que a los neófitos.

saw3

Sinopsis

La idea original de la saga Saw surgió en Melbourne (Australia), de la mente de los creadores James Wan y Leigh Whannell, quienes pusieron en marcha el fenómeno Saw en 2004. El protagonista de estos filmes es Jigsaw, un enfermo de cáncer terminal cuyas ideas sobre el pecado y la redención le llevan a concebir sádicos escenarios de los que sus víctimas intentarán escapar con vida. La saga se ha convertido en un fenómeno dentro de su género y plantea temas profundos sobre la importancia de la valorar la vida.

Saw VIII da otra vuelta de tuerca al plantear una nueva incógnita: ¿quién está detrás de la cadena de asesinatos si John Kramer murió hace más de una década?.

A la hora de plantear Saw VIII, los productores Oren Koules y Mark Burg, que han colaborado en todas las películas de la saga hasta la fecha, quisieron mantener la esencia de la primera entrega, con la que consiguieron un éxito bastante inesperado. De ahí que plantearan este filme como una complicada trama, sazonada con sustos tremendos y emociones fuertes. Para ello decidieron tomarse las cosas con calma y echaron el freno al ritmo habitual de estrenar una película Saw por año, tras encadenar siete filmes en siete años consecutivos, todo un récord en la era del cine moderno. Han pasado varios años desde el estreno de Saw 3D porque, como comenta Koules, "No teníamos prisa". Decidieron dar el paso tras reunirse con los guionistas Josh Stolberg y Pete Goldfinger, con quienes han trabajado para crear un guion que lleva el suspense y el sadismo a límites insospechados. "Hemos tenido la suerte de desarrollar un gran guion, de contar con dos directores brillantes y un director de fotografía de primer orden, entre otros grandes profesionales. Creo que los espectadores lo van a pasar en grande".

Una de las principales claves de la saga Saw es el director. Al fin y al cabo, la primera entrega convirtió a James Wan en uno de los más importantes realizadores de películas de terror de Hollywood. Para Saw VIII, los productores han recurrido a los directores Michael y Peter Spierig (Daybreakers, Predestination), dos hermanos con un impresionante currículo en el género del suspense psicológico y el terror alienígena, quienes han aportado un toque diferente a una serie que ya cuenta con siete exitosas entregas a sus espaldas.

"Cuando se trata de una saga tan innovadora y memorable como Saw, tienes que asegurarte de que el talento de detrás de la cámara está al mismo nivel que el guion para crear una experiencia nueva para los espectadores", comenta el productor Mark Burg. "Sabíamos que podíamos confiar en Michael y Peter, quienes han dado la talla".

"Tienen un estilo muy personal", comenta Koules. "Por un lado querían sumergirse en el mundo de Saw, pero por otro querían crear una película que fuera muy suya".

Peter Spierig comenta que el mayor atractivo a la hora de enfrentarse a una nueva entrega de una serie bien conocida era centrarse en los elementos que llevaban años funcionando, pero desde una perspectiva diferente. "Hemos querido volver a los aspectos de thriller de la saga. Cuando mejor funciona Saw es cuando ahonda en el thriller, cuando utiliza el suspense y la emoción de descubrir al asesino. Esas son las cosas que nos encantan".

"La verdad es que hay sustos, hay lugares horribles y trampas que no le desearías ni a tu peor enemigo", comenta Koules. "Esta entrega no se parece a ninguna de las anteriores de Saw. Y eso es mucho decir, porque la propia saga Saw se ha convertido en un género en sí misma. A pesar de las diferencias, creo que hemos sido fieles a la esencia de estas películas".

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Twisted Pictures, Lionsgate Films. Cortesía de DeaPlaneta. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • El reloj personal
    Escrito por
    El reloj personal Podemos ordenar a nuestra mente que nos despierte a las siete de la mañana. Y nos despertamos a la siete de la mañana. Es un fenómeno asombroso pero real. Yo no sé, y dudo que…
  • La dama duende
    Escrito por
    La dama duende La televisión española repuso, en una preciosa copia de leve tono sepia, La dama duende, película filmada en Argentina por Luis Saslavsky en 1945. Eran tiempos en que había una rica industria del cine argentino,…
  • La falacia del especialista
    La falacia del especialista La divulgación científica es la labor de compartir la cultura científica con un público voluntario y no especialista. La ciencia en su forma bruta, como es producida por investigadores científicos y publicada en revistas especializadas,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994)
    Escrito por
    "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994) El fenómeno se llamó Pulp Fiction, e impactó en los cines en 1994. "Quedamos boquiabiertos –dice el realizador Kevin Smith–, convencidos de que habíamos visto algo genial. Pulp Fiction era genial sin ningún esfuerzo, una película que había…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El pegamento del Hombre Araña
    El pegamento del Hombre Araña El Hombre Araña se caracteriza por trepar por las paredes. ¿Cómo lo logran las arañas? ¿Sería posible que un ser humano pudiera, realmente, imitarlas? Hasta hace poco se pensaba que las arañas se adhieren a…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC