Crítica: "Feliz día de tu muerte" ("Happy Death Day", Christopher B. Landon, 2017)

A comienzos de los años 90, el cine de terror casi despareció, quizá por la sobrexplotación de las dos décadas anteriores, o posiblemente por el auge del thriller erótico (a causa del éxito de Instinto básico) y el thriller psicológico (por culpa de El silencio de los corderos).

El caso es que los sustos y las puñaladas no volvieron hasta que el director Wes Craven y el guionista Kevin Williamson triunfaron en 1995 con el slasher satírico Scream, film que generó una oleada de películas juveniles de cuchillos y asesinos enmascarados, pero mucho menos “intensas” que los slashers de los años 80: poca sangre, casi nada de casquería y absolutamente ningún desnudo.

En años posteriores, las vísceras y las barrabasadas volvieron con más fuerza de nunca (ya incluso son algo común en las series de televisión), así que sorprende el éxito en taquilla de Feliz día de tu muerte, una modesta comedia de terror que recuerda mucho a los films de la moda Scream, tanto en estética como en timidez respecto a la hemoglobina y la epidermis. ¿Nostalgia del cine de hace dos décadas o intento de seducir al público de estómago sensible? A saber.

felizdia3

El caso es que el guión de Feliz día de tu muerte (escrito por Scott Lobdell, más conocido por su trabajo en los cómics de la Patrulla-X) nos cuenta una de esas historias de bucles temporales cuyo mejor y más famoso exponente es Atrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993), algo que se comenta en el propio film.

Como en el clásico protagonizado por Bill Murray, la chica protagonista (una convincente Jessica Rothe) comienza la película siendo una persona más bien desagradable y egoísta, pero al ir repitiendo el día de su cumpleaños una y otra vez, va aprendiendo a ser mejor persona con el prójimo y con ella misma.

La falta de pretensiones de la película es, en esta ocasión, un arma de dos filos (no es un chiste sobre puñaladas). Por un lado, con su ajustada duración y su ligereza, Feliz día de tu muerte no puede resultar antipática o pesada a prácticamente nadie; por otro lado, es una cinta que no corre riesgos, no inventa nada nuevo, no tiene un humor que produzca carcajadas o indignación, no impacta. Como mucho, tiene algún momento de suspense medianamente efectivo.

Algunos elegantes y dinámicos planos de steadycam y cierto aspecto entrañable de aquellas películas de la productora Dimension Films de finales del siglo XX, sumados al salero del reparto, hacen que Feliz día de tu muerte sea un digno entretenimiento destinado al público adolescente que se adentra en el trepidante sendero del género de terror. Al público con más “rodaje” la experiencia le sabrá a poco, pero no le amargará.

felizdia2

Sinopsis

Alterar el paso del tiempo es una idea que ha fascinado a infinidad de narradores a lo largo de la historia, y generar un bucle temporal resulta una posibilidad cinematográfica excepcionalmente atractiva. Este recurso argumental en el que las horas o los días se repiten y los personajes vuelven a experimentar vivencias una y otra vez supone en esta ocasión la única esperanza para la protagonista de romper el ciclo de repetición. Múltiples películas de distinto género han sabido emplear esta herramienta con elegancia, desde Al filo del mañana, de Doug Liman, hasta Una cuestión de tiempo, de Richard Curtis, y el guion de Feliz día de tu muerte, de Scott Lobdell, juega con esta misma premisa con resultados sorprendentes.

Christopher Landon, todo un veterano en cuestión de guiones impredecibles, como los de Disturbia y Paranormal Activity 2, pasó a asumir el doble papel de guionista y director en Paranormal Activity: Los señalados y Zombie Camp. Landon se siente atraído por historias que reflejan la sociedad sin renunciar a entretener y desafiar al público.

Cuando le presentaron la trama de Lobdell para Feliz día de tu muerte, el director no pudo evitar pensar en todo un clásico del cine de 1993: "Nada más leer el guion, me acordé de inmediato de lo mismo que todo el mundo. Pensé: '¡Es como Atrapado en el tiempo, pero en cine de terror! ¿Cómo no se le había ocurrido a nadie?'". "Ahí fue cuando se me encendió la bombilla, porque el concepto de por sí me conquistó al instante; era una genialidad".

Landon reflexiona sobre los desafíos que plantea que el personaje principal reviva repetidamente un mismo día: "Cuando tienes que experimentar el mismo día una y otra vez, es fácil caer en una trampa. Establecimos el día y luego lo repetimos, para que el público y el propio personaje entiendan lo que está pasando. Una vez resuelto eso, desviamos de inmediato a Tree. Nuestra protagonista intenta ganarle la partida a su propia muerte y, al hacerlo, la historia lleva al público a lugares distintos para brindarle experiencias diferentes".

La heroína de la cinta cautivó especialmente al director. "Siempre me gustan mucho los personajes fuertes, y me conquistó especialmente el arco personal de Tree", confiesa. "Comienza siendo una persona extremadamente egoísta y odiosa, y es maravilloso ver cómo evoluciona para convertirse en alguien con quien terminas identificándote, y que acaba preocupando al espectador. Es todo mérito del guion".

Conocido por su innovador trabajo en títulos de X-Men para Marvel Comics ("Daredevil", "Los Cuatro Fantásticos"), Lobdell cuenta que su objetivo era crear una historia en la que la protagonista tuviera que resolver su propio asesinato. Nos explica: "La mayor parte de las películas tipo slasher adolescente nos presentan a una serie de víctimas elegidas por un psicópata: una vez aterrorizadas y asesinadas, nadie vuelve a oír hablar de ellas. Por eso, me interesaba la idea de un personaje que consigue reaccionar a su propia muerte, alguien capaz de acosar a su asesino y que tiene la oportunidad de sacar el máximo partido posible a su último día de vida".

Valiéndose de esta antiheroína, Lobdell quería dar con la forma de lograr que los espectadores se sintieran atraídos por el devenir de una persona tan desagradable. "En la mayor parte de las películas de miedo, la chica mala suele morir al principio de la historia, y la buena se ve obligada a plantar cara en solitario al asesino. Me atraía la idea de escribir un guion en el que la chica mala y la buena fueran la misma persona. Según vamos conociendo a Tree y a medida que ella se redescubre a lo largo de su espantosa experiencia, nos vemos atrapados en su propia lucha, y, al final, acabamos de su lado".

Landon revela que lo que más le seducía de convertir este proyecto en el siguiente que llevaría a cabo es que la historia contiene elementos de terror y humor a partes iguales: "La película tiene sustos; los respingos y gritos de los espectadores están garantizados. ¡Pero las risas también! La comedia y el terror, aunque parezcan extraños compañeros de cama, tienen mucho en común. El planteamiento de un susto es muy similar al planteamiento de un chiste. Si eres capaz de dar con el ritmo adecuado para asustar y luego para hacer reír, e ir rotando entre ambas cosas, el resultado es muy divertido para el público".

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Blumhouse Productions, Universal Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

Es coautor del libro 2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario (Notorius Ediciones, 2018).

launicaperfil

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Dijo King regiamente
    Escrito por
    Dijo King regiamente Es muy interesante lo que dice Stephen King acerca de los swifties, las aclaraciones en los diálogos del tipo: –No seas tonto –dijo despectivamente Utterson. King llama swifties a aclaraciones o descripciones como “despectivamente” en…
  • Parsifalismos
    Escrito por
    Parsifalismos En un cumplido artículo («El loco puro y el amor secreto», revista Audio Clásica), Rafael Fernández de Larrinoa vuelve a examinar el tema de la homosexualidad en el wagneriano Parsifal. Investigar la sexualidad concreta de…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • "Jungle Jim" (1934), de Alex Raymond
    "Jungle Jim" (1934), de Alex Raymond El cómic nació en Estados Unidos en la prensa bajo la forma de escenas humorísticas con trasfondo costumbrista. Niños, animales parlantes, vagabundos, familias… eran los protagonistas de las primeras series populares. En ellas, los lectores…

Cartelera

Cine clásico

  • ¿Sabes cómo silbar?
    Escrito por
    ¿Sabes cómo silbar? El set de rodaje estaba alterado. Hoy era un mal día. El director estaba de los nervios. Llevaban varias horas y aquello no tenía ningún sentido. Las tomas no salían y el actor estrella estaba…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Los elefantes del Sultán de Sulu
    Escrito por
    Los elefantes del Sultán de Sulu A principios de julio de 1521 la expedición originalmente liderada por Fernando de Magallanes arribó a la isla de Borneo. Apenas unas semanas antes, el 27 de abril, el capitán Magallanes había muerto durante una…

etimologia