El mundo paranormal y Sherlock Holmes

Uno de los asuntos que más ha interesado a los holmesianos y que ha dado origen a interminables polémicas, es el de la relación entre Sherlock Holmes y el mundo paranormal. A partir de una interesante pregunta de Lola Larumbe, hablamos de este tema Carlos García Gual, Pedro Angosto y yo mismo en la librería Rafael Alberti, durante la presentación de No tan elemental.

Lola Larumbe: ¿Y Holmes nunca tiene, visiones procedentes de un sueño… premoniciones. Lo que se llama premoniciones?

Daniel Tubau: ¿Premoniciones? Yo diría que no. Diría…

Pedro Angosto: En la película de Garci, sí. (Risas)

Daniel Tubau: Yo diría que no tiene premoniciones, ¿te refieres a algo que va a pasar después…?

Carlos García Gual: No, no…

Daniel Tubau: Yo creo, que no, pero digo siempre “creo”, porque aunque he leído tres veces más las 60 novelas y cuentos de Sherlock Holmes para escribir el libro, siempre después hay una aventura, en la que no te has fijado, que tiene una premonición… Pero me da la impresión de que nunca…

Pedro Angosto: El universo de Sherlock Holmes es absolutamente material, también porque tiene un sentido. Si intervienen fuerzas sobrenaturales, sus poderes de observación son nulos.

Daniel Tubau: Sí, eso es muy interesante. Hay un personaje, un detective que no hemos mencionado y que para mí es casi mi segundo favorito, que es el Padre Brown, de Chesterton. El padre Brown es un curita que va resolviendo casos. Chesterton era cristiano, es curioso porque se convirtió al catolicismo… De una manera muy extravagante. Él dice que estaba en Francia en una ocasión y… él era protestante, y entró en una iglesia católica y entonces escuchó a un cura francés y escuchó un sermón, que dice que era lo más absurdo que se podía nunca decir, que no tenía el más mínimo sentido… Y entonces se dijo: “Si esto ha sobrevivido dos mil años, ¡tiene que ser la verdad!”. (Risas)

Bernard Shaw decía: “Cuando Chesterton se subió en la barca del cristianismo, la barca empezó a hacer aguas”. Porque Chesterton medía dos metros y era inmenso… Y entonces, el Padre Brown, lo curioso es que, como tú dices de Conan Doyle, a pesar de ser católico y defender claramente la espiritualidad, nunca hace que el padre Brown resuelva un caso con cosas paranormales, ni Dios, ni sueño, ni nada… Su método también es [racional]… Claro, perdería, como tú dices, la gracia. Si vale todo, entonces…

Pedro Angosto: Hay un debate entre los holmesianos, por así decirlo, sobre si en ese universo… porque ahora en el 90 por ciento de los pastiches que se escriben ahora de Holmes siempre intervienen los dioses de Lovecraft, o cualquier otra cosa… Pero con Sherlock Holmes en medio. Pero existe este debate de hasta qué punto el personaje se presta a eso y luego si el propio Sherlock Holmes era creyente o religioso. Yo creo que sí, que aunque es absolutamente científico en su comportamiento, hay varias ocasiones en las que deja libre al culpable, porque dice. “Ya se enfrentará [a un juez mayor]”.

Daniel Tubau: En efecto. En el cuento este que decíamos, el de la rosa, hace una especie de prueba de la existencia de Dios por vía negativa. Dice: “Todo este dolor y toda esta crueldad, si no existiese un Dios, ¿qué sentido tiene? No puede soportar todo el horror que existe en el mundo y que, si encima no existe Dios,pues apaga y vámonos. Es una prueba de Dios por la vía negativa, es leve, pero… Pero yo creo que si se recurre lo que decías de usar al personaje en unas aventuras [de carácter sobrenatural] ya pierde todo sentido. Si se empieza a recurrir al otro mundo y todo eso… Es como usar a un personaje que lleva una gorra como la de Holmes…

Lo paranormal

En alguna ocasión, como señalé en No tan elemental, Holmes deja claro que él no tiene nada que hacer si intervienen poderes situados más allá de lo razonable. Lo dice con cierta ironía, sin llegar a negar de manera explícita esa posibilidad, pero considerándola fuera por completo de su jurisdicción. En cualquier caso, en ninguno de sus casos, si la memoria no me traiciona, Holmes se rinde ante el mundo paranormal o admite que algo sea inexplicable mediante la lógica y la razón.

Uno de los momentos en los que se refiere de manera explícita a su incapacidad para prever el futuro es en El sabueso de los Baskerville, cuando dice:

“El pasado y el presente se hallan en mi campo de acción,pero lo que un hombre pueda hacer en el futuro es algo muy difícil de predecir”.

Cuando mostré una cierta duda acerca de si Sherlock Holmes tiene alguna premonición en alguna de sus aventuras, lo hice porque recordaba vagamente algún pasaje en el que el detective parece anticiparse a algo que va a suceder. Al editar ahora el vídeo del que extraigo el diálogo anterior, la sensación se intensificó, y no sólo eso, vino acompañada por la sensación de que, a pesar de tener esa premonición, Holmes no actuaba cuando podía, siguiéndola, evitar algo trágico que podía suceder. Creo que eso sucede no en una, sino en varias aventuras, lo que deja en muy mal lugar a Holmes.

El caso que me vino hace un instante a la mente fue el de Las cinco semillas de naranja, donde Holmes casi prevé la muerte de su cliente, o al menos el extremo peligro al que se enfrenta, y sin embargo no hace nada por impedirlo, pues lo manda de regreso a su casa, en vez de ponerle algún tipo de protección o decirle que es preferible que permanezca en Londres.

Pero creo que hay algún caso más, que ahora buscaré con la ayuda de Leslie Klinger y Sabine Baring Gould, en el que Holmes demuestra de manera evidente que es muy bueno trabajando con el pasado y el presente pero no tanto previendo el futuro. Quizá algún lector holmesiano o sherlockiano pueda ayudarme en este asunto.

¿Sherlock sobrenatural?

En mi opinión, un buen pastiche sherlockiano, es decir una aventura protagonizada por Sherlock Holmes pero no escrita por Conan Doyle, debe respetar las características básicas del detective y de las aventuras. Cada uno es libre de convertir a Holmes en un personaje a su medida, pero a mí personalmente si en una historia protagonizada por Holmes la explicación es paranormal o interviene el más allá o lo sobrenatural, no me interesa. Considero que es casi una estafa.

Eso no quiere decir que no haya estupendas historias en las que se usa a Holmes como un mero monigote en medio de un mundo paranormal, pero eso será mérito del arte narrativo del autor, que nada aporta a la figura de Holmes ni al placer de leer una aventura que verdaderamente podamos atribuir a Sherlock Holmes. Como decía Pedro Angosto, si interviene lo paranormal, los poderes deductivos o analíticos de Sherlock Holmes se convierten en un adorno innecesario (aunque, como él mismo parece insinuar, parece que él no aplica este precepto).

Cuando Bernard Shaw hablaba de cómo la barca del catolicismo comenzó a hacer aguas al subirse a ella Chesterton, estaba usando el doble sentido, por supuesto: no era sólo por la tremenda envergadura física de Chesterton, sino también por su extravagante manera de defender la religión y el catolicismo en particular. Precisamente, como decía Borges, Chesterton siempre tiene una intención proselitista, pero que raramente tiene efecto y que afortunadamente no anula su inagotable ingenio. Pero ni con todo su ingenio pudo hacer razonable algunos de los mayores absurdos del catolicismo: en tales casos, más bien la sensación que se tiene es que Chesterton está desperdiciando sus grandes capacidades intelectuales, que merecerían entregarse a mejores causas que justificar cualquier disparate moral e intelectual de la iglesia católica.

En cuanto al cuento de la rosa, me refiero a El tratado naval, donde un Holmes melancólico, con una rosa en la mano, reflexiona acerca de como a través de la existencia de las rosas se podría deducir la existencia de Dios. Lo cuento en No tan elemental y lo comentaré en otra entrada. Pero el relato en el que habla del sinsentido de un mundo sin Dios es La caja de cartón.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • ¿Un país, dos sistemas?
    Escrito por
    ¿Un país, dos sistemas? Cuando se viaja a China, es fácil sorprenderse al ver la mezcla de capitalismo y comunismo. En la revista del avión, los anuncios de coches y hoteles de un lujo casi inconcebible se mezclan con…
  • Desnudemos a la Novia
    Escrito por
    Desnudemos a la Novia Octavio Paz escribió dos textos sobre Marcel Duchamp, reunidos bajo el título de Apariencia desnuda: El castillo de la pureza (1966) y Water writes always in plural (1973). Varias sugestiones octavianas emanan estas páginas: la…
  • Ada contra el frenólogo
    Escrito por
    Ada contra el frenólogo "Un país sin teatro es un país sin espejos" (Rodolfo Usigli). Lo glasman se define a sí mismo como cuentacuentos, cantante y músico. Es uno de los impulsores de la compañía teatral Les Passeurs d’Ondes que,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Política y ciencia
    Política y ciencia Quien crea en príncipes azules (o princesas encantadas), tarde o temprano resultará decepcionado. Igual ocurre con la imagen ingenua de la ciencia que muchas veces se enseña en la escuela: una actividad que sigue un…

Cartelera

Cine clásico

  • Cuentacuentos de cine
    Cuentacuentos de cine Parece que Hollywood ha encontrado un nuevo (viejo) filón en el folklore universal, que se ha desprendido del formato infantil made in Disney –aunque no por ello menos apasionante– para trasegar por senderos aparentemente más adultos. En marzo…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Cultura de ciencia ficción
    Escrito por
    Cultura de ciencia ficción La ciencia ficción nos permite emocionarnos con historias extraordinarias a la vez que aprendemos ciencia de forma amena. Obras como Blade Runner, Fundación, Interstellar o Solaris han empujado a muchas personas a salir del universo…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Violetta en Lieja
    Escrito por
    Violetta en Lieja Clorinda, Oscar, Ninetta, Olga Sukarov, Musetta, Lisa, Adina, Norina… De ahí a Lucia, Gilda, Cleopatra… Prudentes ascensos, ir escalando inteligentemente peldaños sopraniles partiendo de la categoría de ligera cercana a la soubrette hasta llegar a…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC