La manera de pensar de Holmes

La manera de pensar de Holmes Imagen superior: Basil Rathbone como Sherlock Holmes.

Carlos García Gual explica una de las diferencias fundamentales entre Sherlock Holmes como detective y los detectives e investigadores que surgieron después, imitándolo. Aunque hay precursores de Holmes como Auguste Dupin o Legrand, y el propio creador de la Sûreté générale francesa, François Vidocq, el gran referente que popularizó un género todavía balbuceante y que atrajo la atención del gran público sobre una profesión como la de detective fue sin duda Sherlock Holmes.

Pero existen bastantes diferencias entre el maestro y sus discípulos, algunas de ellas muy interesantes, como las que señala Carlos García Gual.

Carlos García Gual: Lo atractivo, después de toda esta literatura sobre Holmes, es que todavía nos atrae por esa mezcla que tiene de romanticismo, cientifismo, subrayando un poco lo individual. Esa manera un poco anárquica de Holmes… que choca un poco con lo que ha sido la novela policíaca moderna. Ahora, si ustedes se fijan, en las novelas policíacas modernas ya no se da este investigador suelto, sino que tiene relación con una policía que tiene una técnica muy avanzada. Lo que se lleva no es tanto el razonamiento, que es la gran arma de Holmes, sino las pequeñas…

Daniel Tubau: Las pequeñas técnicas científicas…

Carlos García Gual: ...los pequeños restos que se ha dejado el criminal, que se ha dejado un pelo, o hay una sustancia rarísima, o hay algo que sólo se encuentra en algún sitio y entonces, mediante las máquinas… Tiene las fichas de los posibles criminales y entonces… Eso no existía en la época, digamos, en la época heroica de la novela policíaca. Es anterior a lo que se llama la novela negra americana. Es un poco anterior también a las secuelas de las novelas inglesas de Agatha Christie que heredan mucho…. Poirot hereda mucho… por contraste, muchas veces en contraste con Holmes… Y todo esto está aquí. Pero lo que Daniel hace es insistir un poco en la metodología, para que comprendamos muy bien qué tipo de pesquisas, qué inteligencia es la de Holmes. Y por eso, en algunos pasajes dice que esto puede enseñarnos a ser como él. A mí me gustaría que él leyera antes de continuar una de las páginas finales, este es un libro analítico… una de las páginas finales en la que habla de cómo llegó a pensar en este libro.

Daniel Tubau: Es casi el desenlace… así que…

Pedro Angosto: Un spoiler…

Daniel Tubau: «Hace ya casi 30 años, en 1987, destiné uno de mis cuadernos de notas al estudio de Sherlock Holmes. Lo llamé «El método holmesiano». En él recopilé citas de sus aventuras y escribí pequeños ensayos, bajo epígrafes que en algunos casos coinciden con los de este libro: «Consejos generales», «Amplitud de miras», «Recolección de datos», «Lo que se debe evitar», «Formación de hipótesis», «Disfraces, máscaras y fingimientos», «Holmes como psicólogo social» o «Sherlock Holmes y el análisis retrospectivo». También anoté los resultados de mis investigaciones holmesianas en la vida cotidiana, pues empecé a fijarme en cualquier minucia o detalle, buscando las diferencias en lo aparentemente semejante y las semejanzas en lo diferente. Llegué a ser capaz de distinguir entre más de una decena de marcas de aceite y entre diversas mezclas de café a través del olor, a buscar el camino más corto para llegar a cualquier lugar, lo que me hizo perderme más de una vez por caminos insólitos, a situarme en el lugar correcto del andén en el metro para coincidir con la puerta, a saber si en el baño de un desconocido la ventana estaba a la derecha o a la izquierda, fijándome en la calidad del afeitado de cada lado de la cara, y a descubrir pequeños secretos en los gestos y manera de vestir de mis compañeros del colegio, como el doctor Bell decía que hacían los lectores más inquietos de las aventuras de Sherlock Holmes. Me encantaba fijarme en los pequeños detalles y empecé a ver signos en cada cosa, como un semiólogo compulsivo. Se puede considerar que casi todo aquello en lo que me entrené y que escribí hace ya casi treinta años era conocimiento inútil, como lo era para Holmes y Watson saber cuántos escalones hay en un piso de solteros de Baker Street, pero nunca se sabe, pues al menos me ha servido para escribir este libro».

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la identidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015), El espectador es el protagonista (Alba, 2015) y El arte del engaño (Ariel, 2018).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Entrevista con Daniel Tubau.

logomamut

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • Los cortes de la navaja de Occam
    Escrito por
    Los cortes de la navaja de Occam La navaja de Occam es una de esas imágenes filosóficas que se usan una y otra vez para resolver disputas teóricas. Creo que casi siempre se emplea mal, y más desde que se ha convertido…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Los afectos del historiador
    Escrito por
    Los afectos del historiador Creo recordar que fue Paul Preston quien dijo aquello de que no quería escribir una biografía de Hitler por no cogerle cariño al tipo. Es inevitable. Cuando te acercas a un personaje histórico, cuando empiezas…
  • "Pathways to Fantasy" (1984)
    "Pathways to Fantasy" (1984) En 1981 se detectó un fenómeno tan novedoso como refrescante en el mundo de la distribución y venta de comic-books: la aparición por todo el país de una red de varios cientos de tiendas dedicadas…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El serio y cachondo Jean Françaix
    Escrito por
    El serio y cachondo Jean Françaix Pongámonos graves: Jean Françaix (léase, no más: Francés) vivió entre 1912 y 1997, o sea que le tocaron –léase en ambos sentido: tocar a la persona y tocar su música y la de sus colegas–,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC