Esplendor de lentejuelas

Esplendor de lentejuelas Imagen superior © Javier del Real. Teatro de la Zarzuela. Reservados todos los derechos.

Inusitada actualidad cobra la reposición de El cantor de México, la opereta de Francis Lopez, en el madrileño teatro de la Zarzuela. En este momento de berrinche nacionalista, la obra, como todas las de este exitoso compositor, es un ejemplo de mestizaje. En efecto, Lopez –apellido corriente en España pero exótico en Francia– era francés, hijo de padre peruano y madre argentina, ambos de ascendencia vasca. Colaboró con Luis Mariano, un vasco español afincado en París, obteniendo sucesivos triunfos en la escena parisina del Châtelet.

En 1951 estrenaron El cantor de México, partitura donde abundan las citas del folclore vascuence, del charro mexicano y el bolero caribeño. Más mestizaje, aderezado con la sabiduría musical francesa, es imposible. Cabe añadirle la adaptación de las letras de los cantables del francés al castellano, hecha por un gran conocedor del canto como lo es Enrique Viana.

elcantor2

La pieza es un convenido artefacto de su género: una historia lineal y tonta, unos chistes oportunos, un sentimentalismo elegante, notas de color variopinto, un melodismo acariciante y pegadizo, una compleja excusa que da en brillante espectáculo si cae en manos de un equipo tan solvente como el conducido, para el caso, por el puestista Emilio Sagi.

Elemento esencial de la entrega es la escenografía de Daniel Bianco, un comentario suntuoso y de enorme impacto visual, estéticamente fundado y refinado, de la tradición kitschig de la opereta. Basta observar el uso de las flores de cala –los mexicanos alcatraces– en tamaño gigante, que evocan los cuadros de Diego Rivera. El vestuario de Renata Schusheim es colorido hasta lo orgiástico y el uso de los espacios, alternando los íntimos con los masivos, nos lleva al vértigo dinámico del cine.

elcantor3

Un elenco parejo y amplio responde a la disciplina de Oliver Díaz desde el foso orquestal, de modo que suena pimpante y timbrado en manos de alguien que conoce de sobra el género. Extraigo sólo unos pocos nombres. Ante todo, Rossy de Palma, la belleza cubista de los filmes de Almodóvar, que canta como puede desde una garganta aguardentosa y hace una estrella megalómana del cine musical, de gran efecto cómico. En un pequeño papel, Sonia de Munck es todo un lujo. Dejo para el final, a José Luis Sola como protagonista, en la riesgosa faena de evocar a Luis Mariano. No le hace falta. Por su garbo escénico y su despliegue vocal, se pone en fila de los grandes nombres de su especialidad: Richard Tauber, José Mojica, Tino Rossi, Nelson Eddy, suma y sigue. Manejó todo el registro de su bella timbración con generosidad sonora, yendo hasta el falsete y la voz mixta y pasando por el ahilado vocal con total maestría. Sólo cabe esperar una continuidad de carrera.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

  • Escribir sobre Shakespeare
    Escrito por
    Escribir sobre Shakespeare Alguna vez he dicho que Shakespeare mejora a quienes escriben acerca de él, que hace interesantes a quienes le dedican su atención. Un día en que comentaba con mi padrino, José Luis Velasco, los placeres…
  • Recuerdo de Noemí Ulla (1940-2016)
    Escrito por
    Recuerdo de Noemí Ulla (1940-2016) Le tocó morir en Buenos Aires, la ciudad en la que vivió durante décadas y cumplió la mayor parte de su obra literaria y docente. Pero era rosarina y cabe recordarlo porque pertenece a una…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Como te ven te tratan
    Como te ven te tratan ¿Es importante el aspecto personal de los científicos? Más allá de la lamentable imagen del "científico loco", distraído y despeinado (herencia de Einstein), rara vez, en la imagen popular, salen bien parados. Veamos ejemplos. El…
  • Un verdadero tratado mágico
    Escrito por
    Un verdadero tratado mágico Pues aquí tenéis una Steganographia manuscrita, conservada en la Biblioteca Nacional de Madrid. Basada, según se dice en la portada, en la obra homónima del abad Tritemio, el célebre Johannes Trithemius, abad de Sponheim, uno…

Cartelera

Cine clásico

  • El rojo sienta bien a las rubias
    Escrito por
    El rojo sienta bien a las rubias Una de las primeras escenas de Crimen perfecto, la hitchcokiana película de 1954, nos presenta a su protagonista, Grace Kelly (que no era todavía, como es obvio, Gracia Patricia de Mónaco) con este vestido rojo…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El guateque eterno de Alfonso Santisteban
    Escrito por
    El guateque eterno de Alfonso Santisteban A lo largo de su prolífica trayectoria, el compositor y arreglista Alfonso Santisteban recibió muy diversas influencias en su trabajo, desde el jazz y el soul hasta la música brasileña. Estos sonidos de Brasil, que…
  • Glinka ante el piano
    Escrito por
    Glinka ante el piano Se dice, y con ameritada razón, que Glinka abre el espacio del nacionalismo musical ruso. Bien, pero: ¿estamos, con él, ante el tópico del alma rusa? Me atrevo a decir que sí, en tanto por…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC