"Notas sobre Venecia", de Juan Lamillar

Quien dice Venecia, dice arte y literatura. La ciudad no conoce apenas rivales como escenario de relatos y poemas inolvidables, y en este sentido, la percepción de lo veneciano ‒gracias sean dadas a los dioses‒ no depende de los folletos turísticos, sino de la estratificación de muchos recuerdos ilustres.

El ensayista y poeta Juan Lamillar transita por la ciudad ‒mitificada, sacralizada‒ a hombros de gigantes. En su evocación veneciana, vale tanto lo vivido como lo leído, y en este sentido, las notas aquí reunidas pueden disfrutarse como una colección de estampas artísticas, históricas, cinéfilas, musicales y literarias. Y es precisamente en esa coralidad donde la obra encuentra su corpulencia y su atractivo.

Con una elegancia que no decae, los recuerdos del autor se filtran por entre los resquicios de una biblioteca imponente, enriquecida por el sinfín de viajeros, cronistas y paseantes para quienes Venecia fue (o es) una cuestión existencial.

De muchas y variadas maneras se ha descrito a la ciudad de los canales, y puestos a hacer balance, uno puede repasar estas páginas para hacerse una idea de cuántos artistas han llegado a ella para ser testigos de su lenta decadencia.

Pese a las apariencias, Lamillar emplea muy poca improvisación a la hora de seleccionar las citas y los testimonios que rebosan en cada página. Su obra está construida con finura y en permanente estado de asombro. Por otro lado, la abundancia de nombres propios permite que el lector vaya ajustando el caleidoscopio hasta encontrar la filigrana y los colores más satisfactorios. En este sentido, cabe incluso el capricho de leer el texto en desorden, como quien va en busca del aforismo o de la confesión que mejor coincida con su estado de ánimo. O mejor, como si el libro y la propia ciudad no tuvieran principio ni fin.

Sospecho que la aniquilación del misterio por parte del turismo masivo empieza a provocar la ansiedad de quienes siguen considerándose viajeros a la antigua. De ahí que, en estos tiempos vertiginosos, sea tan de agradecer un ensayo que nos guía a la belleza más noble: esa que uno reconoce después de muchas lecturas, sumándose a un vagabundeo que ha practicado en la capital del Véneto lo más granado de la intelectualidad europea.

Sinopsis

Ya en su primera visita, en 1869, Henry James dictaminó que no se podía decir nada nuevo sobre Venecia, pero él fue el primero que incumplió sus palabras. Si se hubiese hecho caso a su sentencia, nada nos habrían dicho sobre la capital del agua escritores como Marcel Proust, Thomas Mann, Joseph Brodsky, Rainer Maria Rilke, Henri de Régnier o Paul Morand, ejemplos ilustres de la extensa lista de los escritores enamorados de la ciudad de los canales, que entre los siglos XIX y XX la llevaron a sus páginas en novelas, diarios, notas y ensayos.

El poeta y crítico Juan Lamillar, como muchos otros antes que él, no se ha dejado amedrentar por la maldición de Henry James, y no nos ha privado del placer de leer estas Notas sobre Venecia en las que, a modo de cuaderno de bitácora o álbum de estampas, Venecia juega, con el espejo y la máscara, a mirarse y ocultarse, en un milenario arte del disimulo.

Al igual que uno quisiera, en una tarea imposible, apresar la ciudad en una sola fotografía, tantos y tantos han tratado de definirla, de apresarla, en una sola frase. Los inagotables resultados suponen un muestrario de iluminaciones poéticas, constataciones de la realidad o proyecciones de la fantasía. Entre sus juegos de espejos, sus trampas y sus paradojas, Venecia queda perfilada en estas Notas de tal forma que al lector le ocurrirá como a Ramón Gómez de la Serna: «El que sueña con Venecia es el que está en Venecia».

Juan Lamillar (Sevilla, 1957). Poeta y crítico literario. Sus últimos poemarios son La hora secreta (Renacimiento, 2008), Entretiempo (2009), Música de cámara (2014), Las formas del regreso (2015), y Extraña geografía (Pre-Textos, 2017).

Como crítico, colabora en diversas revistas nacionales y ha reunido sus trabajos en La otra Abisinia (1998) y El desorden del canto (Renacimiento, 2000).

Es autor de una biografía de Joaquín Romero MurubeLa luz y el horizonte (2004). Ha editado antologías de Francisco López Merino, César González-Ruano y Luis Cernuda, así como una antología de Poesía española 1900-2010.

En Música cautiva (Renacimiento, 2016), ha compilado sus trabajos sobre Luis Cernuda.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Fórcola. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • El autor y sus personajes
    Escrito por
    El autor y sus personajes Hablé con Karina Pacheco acerca de los personajes de su novela La voluntad del molle y llegamos a la conclusión de que la percepción que tiene ella de sus propios personajes no es exactamente la misma que tengo…
  • Centenario y urinario
    Escrito por
    Centenario y urinario Hace cien años Marcel Duchamp expuso en una muestra de objetos artísticos un pissoir (léase meadero) destinado a dar que hablar, tanto que la Revista de Occidente acaba de dedicar una sección monográfica al secular…
  • El juego de la muerte
    El juego de la muerte En los años sesenta, el sociólogo Stanley Milgram ideó un experimento para responder a la pregunta que durante años se venían haciendo muchos: ¿cómo era posible que tantos millones de personas hubieran sido cómplices…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Espejos en el cerebro
    Espejos en el cerebro La escena es común. Un celular suena a media película. Un desconsiderado contesta y se pone a hablar. Un vecino se queja. La agresión que sigue no es tan común: el del celular amenaza con…
  • La mujer que dejó a Picasso
    Escrito por
    La mujer que dejó a Picasso "Soy la única mujer que dejó a Picasso, la única que no se sacrificó al monstruo sagrado. Soy la única que aún está viva para contarlo. Después de todo, mire lo que les ocurrió a…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "VerSons" (2013), de Abe Rábade
    Escrito por
    "VerSons" (2013), de Abe Rábade Comenzamos la escucha de VerSons (Nuba + Karonte Records, 2013), el noveno trabajo de Abe Rábade, con una sorprendente versión de "Solar", el tema que Miles Davis inmortalizó en su álbum Walkin' (1954). Desde…
  • Los dedos de Liszt
    Escrito por
    Los dedos de Liszt Franz Liszt, aparte de su obra sinfónica, vocal, organística y oratorial, o por encima de ella, según se mire su catálogo, se pasó la vida sentado al piano. Escribió su propia obra pianística pero, además,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC