Miedos

Mi vecina la Isidra, castiza si las hay, quedó muy desconcertada cuando se discutió la atribución de «El coloso» a Goya. Ella considera a Don Francisco (así lo llama) como madrileño, aunque aragonés de nacimiento.

Más allá de este intríngulis de autonomías —como si no hubiera bastantes— lo que más me interesó de su goyismo es el recuerdo de un miedo infantil. El coloso le daba pesadillas, se le metía debajo de la cama esperando que se durmiera, le provocaba insomnios y lo veía, a contraluz lunar, en las limas de los tejados, dispuesto a secuestrar niños, despedazarlos y comérselos. Casi lo mismo que experimenta cada vez que ve su imagen.

Goya la puso confidencial y me contagió el talante. Le conté que yo tenía también mi miedo infantil privilegiado: la estatua de Colón en Barcelona, que conocí en mi infancia por una foto de la Enciclopedia Espasa.

Cada vez que voy a la Ciudad Condal la visito y me vuelvo a atemorizar ante ese gigante de bronce, descomunal respecto a la escala de los humanos. Lo imagino andando por la calle y aplastando a mis congéneres, hasta que me llega el momento de obedecer a su amenaza.

Como dice Nietzsche, el gusano echa alas y se vuelve mariposa, pero sigue siendo un gusano. Un animalito blanducho que se arrastra por la tierra y que sucumbe al más desatento pisotón. Nosotros crecemos y acumulamos experiencia pero a la hora de temer lo hacemos como niños. El coloso nos va a comer, Colón nos va a aplastar.

¿No estarás pensando en la crisis, lector/a? ¿Nos ha hecho volver ella, quizás, a los miedos de la infancia? ¿No has tenido, en estos tiempos, la fantasía de largarte a volar como una mariposa hasta que puedas aterrizar como un gusanito, al cobijo de una piedra oportuna, cuando haya pasado de largo?

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo fue publicado previamente en ABC y se reproduce en TheCult.es (Thesauro Cultural) con permiso del autor. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

Más en esta categoría: « Clint Barcelona »

logonegrolibros

  • Tres entrevistas a Ullán
    Escrito por
    Tres entrevistas a Ullán Periodista, escritora y destacada blogger, Eloísa Otero (León, 1962) ha trabajado para diversos periódicos y revistas, como La Voz de Galicia, Diario de Galicia, El Progreso de Lugo, El Ideal Gallego y El Mundo de Castilla y León, y es autora…
  • Entre bobos anda el juego
    Escrito por
    Entre bobos anda el juego La decadencia de la profesión política es un lugar común y no merece exponerse. Sí, en cambio, las incontables teorías que pretenden explicarla. La más fuerte apunta a una decadencia de nuestra especie como tal,…
  • Científicos: ¿villanos o héroes?
    Científicos: ¿villanos o héroes? La profesión de científico ha tenido siempre una mala percepción pública. El científico es percibido a través de dos estereotipos. Uno es ridículo: el viejito canoso, despeinado tipo Einstein, distraído, sabio y bonachón,…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El aceite y los pintores
    Escrito por
    El aceite y los pintores La etimología de la voz aceite ha sido estudiada con rigor y abundancia de fuentes. Según se sabe, la palabra proviene del árabe az-zait, jugo de la oliva, que, a su vez, evoluciona a partir del vocablo azzayt, de…
  • "OMAC" (1974), de Jack Kirby
    "OMAC" (1974), de Jack Kirby El periodo que Jack Kirby pasó en DC Comics tras abandonar Marvel en 1970 no fue lo que él esperaba. Se le había otorgado libertad creativa absoluta y control editorial sobre sus colecciones. Sin embargo,…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Haendel: ayer, hoy y mañana
    Escrito por
    Haendel: ayer, hoy y mañana En 1720, en plena carrera inglesa, editó Haendel la primera entrega de estas suites para clave. Por entonces sus óperas se representaban en el Teatro del Rey y el compositor gozaba del monopolio de sus…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Origen y evolución del ser humano
    Origen y evolución del ser humano "La biología precede, la cultura trasciende" (Francisco J. Ayala) La especie humana ha evolucionado de otras especies que no eran humanas. Para entender nuestra naturaleza, debemos conocer sus orígenes y su historia biológica. Esta historia…