Princesa, monja y compositora

Princesa, monja y compositora Imagen superior: posible retrato de Lucrezia Borgia, pintado por Dosso Dossi en 1518.

"Anónimo fue una mujer", que decía la Woolf.

Los conventos, reductos de saber femenino durante siglos.

"Es que ninguna mujer publicó nada, pintó nada, compuso nada", dicen los absurdos ignorantes. Id a los conventos, ¡lerdos!, buscad en sus archivos. Y encontraréis los tesoros de la cultura femenina.

Leonora, la única hija superviviente de Lucrezia Borgia.

Princesa, monja y música.

Y Laurie Stras, profesora de música en la Universidad de Southampton, su descubridora.

Maravilla de historia.

LucreziaBorgia1

Imagen superior: "Ritratto di donna" (posible retrato de Lucrezia Borgia, c. 1510), de Bartolomeo Veneziano.

"Hace ocho años, hojeando (como usted mismo haría) un repertorio de impresos musicales del siglo XVI ‒escribe Laurie Stras en The Guardian‒, me llamó la atención el título de un motete: "Salve sponsa Dei". "Novia de Cristo", pensé. "¡Debe de ser para monjas!". Formaba parte de una serie de 23 motetes anónimos que se publicaron juntos en 1543, así que hice lo que cualquier nunólogo que se precie, y encargué una copia del libro. Cuando puse los motetes en una edición utilizable para los cantantes modernos, descubrí que eran diferentes a cualquier otra música del siglo XVI que yo hubiera conocido. Eran densos, intensos, y a veces, sorprendentemente disonantes. (...) Tuve entonces la certeza de que fueron escritos para las monjas por otra hermana: una princesa y monja llamada Suor Leonora d'Este. Puede que usted no reconozca este nombre, pero quizá haya oído hablar de su infame madre, Lucrezia Borgia".

"Leonora (1515-75) ‒continúa‒ fue la única hija sobreviviente de Lucrezia Borgia y de su tercer marido, Alfonso I de Este, Duque de Ferrara. Lucrezia murió cuando Leonora tenía sólo cuatro años, a causa de complicaciones por el nacimiento de quien posiblemente fue su décimo hijo. Leonora se crió en el convento de Corpus Domini en Ferrara, donde su madre fue enterrada, porque no había ninguna mujer de su rango para educarla en la corte. A los ocho años de edad, decidió entrar en clausura de forma permanente y se convirtió en abadesa cuando tenía 18 años. Esto puede parecer una edad joven para una mujer con ese cargo, pero lo cierto es que su madre fue nombrada gobernadora de Spoleto cuando sólo tenía 19 años. Puede que ella optase por la vida de clausura para no convertirse en una moneda de cambio en la política matrimonial de su padre. De ese modo, podría hacer las cosas que más desebaba, estudiar e interpretar música, sin las distracciones de la maternidad o de la política. Seguramente descubrió, gracias a la experiencia de su madre, que ser hija de una poderosa familia suponía una bendición, pero sólo a medias".

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • ¿Somos cebras o termostatos?
    Escrito por
    ¿Somos cebras o termostatos? Existen situaciones en las que estamos obligados a ofrecer una respuesta rápida, momentos en los que no tenemos tiempo para reflexionar y debemos manifestar nuestra opinión de manera inmediata, pero la verdad es que podemos…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989)
    Escrito por
    "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989) Esta desconocida película bien merece una revisión para reivindicarla. Nos hallamos ante una joya oculta de finales de los 80, que rinde homenaje al terror pulp de los años 30, dirigida por el extraño Tibor Takács, autor…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Giovanni Bottesini, a escena
    Escrito por
    Giovanni Bottesini, a escena Amelia Pinto no fue una soprano portuguesa ni española, como su apellido pudiera hacernos creer. Era de Palermo y, pese a sus orígenes, eligió hacer una carrera sobre todo de cantante wagneriana, con especial hincapié en…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Cetáceos
    Escrito por
    Cetáceos Allá a comienzos de los 90 navegaba en un buque gasolinero de Campsa. Un buen trabajo, la verdad. Tranquilo, costeando por toda la costa española mediterránea. Cargando en las refinerías, descargando en Barcelona, Valencia, Alicante,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC