María, reina de Inglaterra y reina consorte de España

María, reina de Inglaterra y reina consorte de España Imagen superior: la reina María Tudor, por Antonio Moro.

María era una niña de salud delicada pero memoria prodigiosa. Su madre Catalina quiso que recibiera la misma educación esmerada que ella había tenido. Quería hacer de su hija una docta puella, una humanista en toda regla, conocedora del latín y del griego, diestra en el uso de instrumentos musicales, experta en política. Porque María estaba llamada a gobernar, a ser reina. Pero no reina consorte, no. María había nacido para asumir su propia corona, la corona que le correspondía en propiedad, como única hija de sus padres, la inmensa Catalina de Aragón y el iracundo Enrique VIII de Inglaterra.

María era nieta de otra grande, otra reina por derecho propio, Isabel de Castilla, la gran Isabel. Y aunque María nació en Greenwich, aunque nunca conoció la tierra de sus ancestros maternos, todo en ella era Iberia. Desde su madre hasta su educador, el celebérrimo Juan Luis Vives, pasando por su marido, el mismísimo Felipe II.

Mariareina2

Imagen superior: María I de Inglaterra, retratada por Hans Eworth.

María era el ojito derecho de su padre. Todo le parecía poco para ella. Pero Enrique quería un heredero varón. No se contentaba con aquella niña tan lista. Quería un varón que heredase su corona. Y no paró hasta conseguirlo. Rompió con Roma. Se divorció de la muy culta Catalina. Se casó con otras cinco mujeres. Decapitó a dos de ellas. Y, finalmente, cuando consiguió un heredero varón, aceptó incluir a sus dos hijas, María e Isabel, en la línea de sucesión.

María fue reina de Inglaterra. Reina por derecho propio. Reina porque, al final, el destino jugó una mala pasada a Enrique y ese hijo tan buscado, que tantas vidas femeninas había costado, acabó muriendo al poco de sucederle. María hizo a Felipe, el primogénito de su primo Carlos, rey de Inglaterra. Algo que no suelen recordar los ingleses, para quienes Felipe II es una suerte de bestia negra. Y Felipe, al poco, hizo a María reina consorte de España. Una España que nunca había de pisar, pero una España que era suya, que circulaba por sus venas, fiel herencia de su linaje materno.

María (1516-1558), reina de Inglaterra y reina consorte de España.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Contra las supersticiones. Entrevista con Umberto Eco
    Escrito por
    Contra las supersticiones. Entrevista con Umberto Eco Umberto Eco (Alessandria, Piamonte, 1932-Milán, Lombardía, 19 de febrero de 2016) revolucionó en los años sesenta del pasado siglo la teoría de la comunicación, descubriendo para la semiótica un continente selvático y fascinante más allá…
  • Ensalada cubana
    Escrito por
    Ensalada cubana ¿Qué género tiene Paradiso? Se supone que Lezama Lima sólo alcanzó a corregir los capítulos publicados en la revista Orígenes pero no la edición mexicana que tampoco revisó Julio Cortázar –quien se ocupó de conseguirla–…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Verdad científica
    Verdad científica En ciencia, la palabra “verdad” debería usarse con mucho cuidado, o quizá evitarse por completo. Es común pensar que la ciencia revela verdades acerca de la naturaleza. Sin embargo, el conocimiento científico tiene…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Samuel Hoare en el Madrid de 1940
    Escrito por
    Samuel Hoare en el Madrid de 1940 Este hombre es Sir Samuel Hoare, Primer Lord del Almirantazgo y Ministro del Interior en la Inglaterra de los treinta, además de uno de los principales enemigos políticos de Sir Winston Churchill, flamante Primer Ministro…
  • "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly
    "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly Nacida del ingenio del caricaturista político Jeff MacNelly (1947-2000), Shoe fue una tira de humor inmensamente popular en Estados Unidos que comenzó a publicarse diariamente en los periódicos de ese país en septiembre de 1977.…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Marinuzzi, compositor
    Escrito por
    Marinuzzi, compositor El enorme cartel de Arturo Toscanini dejó en un segundo plano a una ilustre compañía de directores italianos, atentos, a la vez, a la herencia de su país como a las propuestas contemporáneas de otras…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • El gran peligro
    El gran peligro Primero fue la bomba atómica, que traía consigo lo que nunca había ocurrido: la posibilidad aterradora de que el ser humano fuera la primera especie capaz de destruirse a sí misma. Los temores de un invierno nuclear,…

etimologia