María de Portugal, protectora de las artes

María de Portugal, protectora de las artes Imagen superior: la infanta María de Portugal, retratada por Antonio Moro. Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid.

La pequeña María sólo tenía seis meses cuando murió su padre, el rey Manuel I de Portugal, uno de los monarcas más poderosos de la Cristiandad, sino el más poderoso, siempre teniendo en cuenta que compartía Península y parentesco con su cuñado Carlos, recién elegido Emperador del Sacro Imperio Germánico.

María no sólo iba a perder a su padre tan pronto: con apenas dos años iba a ser alejada de su madre, la archiduquesa Leonor de Austria, infanta de España, requerida por su hermano, el emperador Carlos, para que casase con el rey francés. Todo un mero politiqueo, porque Francisco I nunca hizo caso de su nueva mujer, condenándola al ostracismo y haciéndola una desdichada. Quedó, la pequeña María, al cuidado de doña Elvira de Mendoza, camarera de su madre, hasta que, en 1524, llegó a Lisboa su tía Catalina, hermana pequeña de su madre, para casarse con Juan III de Portugal.

Tía y sobrina se transformaron, así, en cuñadas. A los dieciséis años de edad, su hermano el rey le dio el Ducado de Viseu, un título perteneciente a la casa real portuguesa propio de infantes reales, además de casa propia y separada del Palacio Real, compuesta por damas e hidalgos de la más selecta nobleza, siendo tratada con la grandeza propia de las reinas.

Gracias a la herencia recibida de sus padres, María se transformó en la princesa más rica de toda Europa y pudo elegir su propio destino, haciendo de su palacio la residencia de toda dama ilustre que destacase por alguna habilidad artística. “Se acompañaba de muchas doncellas hermosas y doctas en ciencias y artes liberales, convirtiéndose su palacio en una continua palestra, en una especiosa y alegre Academia”, cuentan las crónicas. Una corte a lo culto en la que destacaron las hermanas Luisa y Ángela Sigea, castellanas de nacimiento.

María de Portugal (1521-1577), Infanta de Portugal y Duquesa de Viseu.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • La realidad de los detectives
    Escrito por
    La realidad de los detectives Existe algo en los detectives que parece conferirles una sensación de realidad mayor que la de otras criaturas de ficción, algo que los hace más capaces de independizarse de sus creadores y ser considerados menos…
  • Cada vez mejor, cada vez peor
    Escrito por
    Cada vez mejor, cada vez peor Hace un siglo, día más o menos, que Paul Valéry dirigió lo que él llamaba “miradas sobre el mundo actual”. Señalo la figura del intelectual que echa una mirada sobre eso que está ahí afuera…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Cuando los científicos recapacitan
    Cuando los científicos recapacitan Quienes desconfían de la ciencia —porque la ven sólo como fuente de riesgos, porque buscan sustituirla por dogmas religiosos, o porque viven de vender fraudes a los que ésta se opone— frecuentemente buscan desacreditarla. La…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Cultura de ciencia ficción
    Escrito por
    Cultura de ciencia ficción La ciencia ficción nos permite emocionarnos con historias extraordinarias a la vez que aprendemos ciencia de forma amena. Obras como Blade Runner, Fundación, Interstellar o Solaris han empujado a muchas personas a salir del universo…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Stanislaw Moniuszko va a misa
    Escrito por
    Stanislaw Moniuszko va a misa Es conocida la dedicación de Moniuszko a la liturgia católica. Su catálogo recoge siete series de estas estructuras. Las tres que integran la presente grabación pertenecen a la última etapa de su vida activa (1870-1872),…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Las especies Top 10 de 2017
    Escrito por
    Las especies Top 10 de 2017  saltamontes rosa brillante y una araña con forma de sombrero de mago con increíbles dotes para el camuflaje; plantas que sangran y orquídeas que recuerdan a la representación del diablo junto a un par de…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC