Leyes fundamentales de la estupidez humana

Leyes fundamentales de la estupidez humana Imagen superior: John Cleese en "Monty Python's Flying Circus" © BBC.

En 1988 Carlo M. Cipolla escribía un breve análisis de la estupidez humana, incluso en su ensayo Allegro ma non troppo. Formado en la Sorbona y en la London School of Economics, Cipolla (1922-2000) enseñó en diversas universidades italianas hasta que, en 1959, se incorporó a la prestigiosa Universidad de Berkeley, donde permaneció hasta su retiro, en 1991.

Autor prolífico y con diversidad de intereses, fueron sus leyes fundamentales de la estupidez humana las que mayor divulgación obtuvieron, aunque no fuese su escrito más serio, formal o de mayor prestigio académico.

Comienza Cipolla señalando que, desde Darwin, sabemos que compartimos nuestro origen con las otras especies del reino animal. Especies que, desde el pequeño gusanillo hasta el enorme elefante, deben soportar sus dosis diarias de tribulaciones, temores, frustraciones, penas y adversidades. Sin embargo, sólo los seres humanos poseemos el privilegio de tener que cargar con un peso añadido, una dosis extra de tribulaciones cotidianas, provocadas por un grupo de personas que pertenecen al propio género humano.

Se trata, dice Cipolla, de un grupo no organizado, que no se rige por ninguna ley, que no tiene jefe, ni presidente,  ni estatuto, pero que consigue, no obstante, actuar en perfecta sintonía, como si estuviese guiado por una mano invisible, de tal modo que las actividades de cada uno de sus miembros contribuyen poderosamente a reforzar y ampliar la eficacia de la actividad de todos los demás miembros. Se trata, según la definición del historiador italiano, de los estúpidos, un colectivo al que dedicó un esfuerzo constructivo por investigar, conocer y, en la medida de lo posible, intentar neutralizar, no en vano se trata de "una de las más poderosas y oscuras fuerzas que impiden el crecimiento del bienestar y de la felicidad humana".

Para ello, Cipolla ennumeró las llamadas leyes de la estupidez humana, que dicen así:

Primera ley de la estupidez humana: "Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo".

Segunda ley de la estupidez humana: "La probabilidad de que una persona determinada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona".

Tercera ley de la estupidez humana (también conocida como ley de oro): "Una persona estúpida es una persona que causa un daño a otra persona o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio".

Cuarta ley de la estupidez humana: "Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en general, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia, tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error".

Quinta ley de la estupidez humana: "La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe". Esta ley tiene un corolario que dice "el estúpido es más peligroso que el malvado".

Avisados quedáis. Allá vosotros con las amistades que frecuentáis.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Cross a la mandíbula
    Escrito por
    Cross a la mandíbula Roberto Arlt escribió cuentos durante toda su vida, como se advierte en esta compilación (Cuentos completos, prólogo de Gustavo Martin Garzo, postfacio de David Viñas, Losada) que se inicia en 1926, el año de El…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La vida secreta de las palabras: "monzón"
    Escrito por
    La vida secreta de las palabras: "monzón" En la actualidad se tiende a mencionar el monzón sólo dentro del ámbito meteorológico, pero hubo una época durante la cual abundaron los cuentos de marineros en torno a este fenómeno climático. No hay necesidad…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Giovanni Sgambati: de Verdi a Wagner
    Escrito por
    Giovanni Sgambati: de Verdi a Wagner Curioso destino el de Giovanni Sgambati (1841-1914). Liszt se lo recomendó a Wagner, dado que Sgambati era, como Liszt, un notable concertista de piano. Wagner admiró algunas de sus partituras y, a su vez, lo…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia