Leyendo a mujeres

Leyendo a mujeres Imagen superior: Mo Riza, CC

En aquellos gloriosos años en los que yo aún gozaba de mucho tiempo libre y podía devorar todo tipo de novelas que cayesen en mis manos; cuando aún no me había hecho historiadora "profesional" y no consideraba una pérdida de tiempo leer cosas publicadas en el siglo XX; en aquellos tiempos, digo, yo era la lideresa (lo de mandar me ha gustado siempre) de un grupo de amigas que leíamos con fruición y hacíamos interesantes tertulias posteriores.

Por casualidad, cayó en mis manos Nosotras que nos queremos tanto, de la chilena Marcela Serrano. Y se transformó en el libro de cabecera de una buena parte de mis amigas de entonces. Cada vez que se incorporaba una nueva fémina al grupo, debía leerse el libro de la Serrano, a modo de ritual iniciático. De esas idas y venidas mi libro (porque yo era la que me lo había comprado) se perdió, para gran pena, porque tenía mucha historia en su interior, además de la escrita.

"Busca algo parecido, que nos ha encantado", me dijeron. Y, entonces, descubrí a la nicaragüense Gioconda Belli y su La mujer habitada. Y fue la locura. Con aquellas frases sublimes, que se transformaron en nuestro santo y seña de aquellos días: "Yo podía combatir, ser tan diestra como cualquiera con el arco y la flecha y, además, podía cocinar y bailarles en las noches plácidas. Pero ellos no parecían apreciar estas cosas. Me dejaban de lado cuando había que pensar en el futuro o tomar decisiones de vida o muerte. Y todo por aquella hendidura, esa flor palpitante, color de níspero que tenía entre las piernas" o "Los dos tenían escrita en la mirada la noche de desnudez en que soltarían las amarras y naufragarían juntos"... sublime...

"Más", decían, insaciables. Y llegó la mexicana Ángeles Mastretta con su "Antigua vida mía" o su muy aplaudida Mal de amores. Y fue el éxtasis y la gloria, semanas y semanas de tertulias a varias voces, dónde todas queríamos hablar, dar nuestra versión de los hechos, pelear con Rous, para quien la novela no era sino una burda copia de El amor en los tiempos del cólera, del inmenso Gabo...

Hoy me levanto y leo en Babelia que, al fin, las escritoras latinoamericanas se están haciendo visibles... Pues será para quien escribe el artículo de marras, porque yo y mi grupo de 400 amigas más íntimas, que diría el gran Terenci, llevamos leyéndolas más de dos décadas. Y leo, en el mencionado artículo, la opinión de Leila Guerriero, escritora argentina, "Seguir pensando cualquier universo creativo en términos de género no hace más que reproducir un punto de vista que transforma un hecho evidente (que las mujeres somos capaces de conducir un autobús, ir al espacio o escribir novelas y ensayos) en motivo de sorpresa o admiración". Pues claro. Como hablar de literatura femenina o masculina. Como decir que las mujeres escriben para mujeres y los hombres para ambos sexos.

El problema, creo, como siempre, reside en quienes están encargados de tomar decisiones, ya sea eligiendo los libros que se publican y los que no, ya sea nombrando más académicos de la lengua que académicas... En el mismo artículo dice Claudio López Lamadrid, director editorial de Literatura del Grupo Penguin Random House, "No distingo entre la literatura hecha por mujeres y aquella hecha por hombres, y sin embargo es un tema que me preocupa porque creo en las cuotas y procuro siempre incorporar voces femeninas a mis catálogos"...

Muy bien, amigo, pues entonces, con un par de bemoles, edítate un catálogo con el 80% femenino y el 20% masculino, no te limites a "procurar incorporar", como quien selecciona un rara avis para su colección de curiosidades.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • ¿Quién ganó la guerra de Troya?
    Escrito por
    ¿Quién ganó la guerra de Troya? Si existen preguntas estúpidas, ésta parece la más estúpida de todas. Todo el mundo sabe que la guerra de Troya la ganaron los griegos y la perdieron los troyanos. Todo el mundo conoce la historia…
  • La hora más gloriosa
    Escrito por
    La hora más gloriosa El señor Johann Wolfgang von Goethe —era un colega: se ganaba la vida escribiendo— dijo alguna vez que, al repasar los más recientes cuarenta años de su existencia, sólo encontraba en ellos quince días felices.…
  • La sala de aislamiento
    Escrito por
    La sala de aislamiento La revista British Journal of Psychiatry incluye un breve pero fascinante artículo acerca de un cómic que Marvel editó en 1979, escrito y protagonizado por la leyenda del rock Alice Cooper. En él, relata un episodio…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Envidia por la física
    Envidia por la física La física, según piensan muchos –en especial los físicos–, es algo así como la reina de las ciencias. No hay ciencia más avanzada, precisa, ni que ofrezca resultados y aplicaciones más poderosas que esta disciplina…
  • El "Herbario" de Al-Ghafiqi
    Escrito por
    El "Herbario" de Al-Ghafiqi "En nuestro país, los cazadores ponen romero en el interior de los venados abatidos para prevenir su rápida putrefacción". Quien esto dice es Ahmad Ibn Muhammad Al-Ghafiqi, cordobés del siglo XII, uno de los más…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Los dedos de Liszt
    Escrito por
    Los dedos de Liszt Franz Liszt, aparte de su obra sinfónica, vocal, organística y oratorial, o por encima de ella, según se mire su catálogo, se pasó la vida sentado al piano. Escribió su propia obra pianística pero, además,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC