Leonora en el infierno

Esta fotografía no pertenece a ninguna ciudad alemana en plena era nazi. Esta fotografía se hizo en el Madrid de la posguerra y pertenece a la Gran Vía madrileña, entonces rebautizada como José Antonio, a la altura del edificio Metrópolis.

La Guardia Mora de Franco flanquea el vehículo en cuyo interior viaja Heinrich Himmler, comandante en jefe de las SS. Es octubre. Es 1940. El régimen franquista lleva año y medio en el poder. Y Madrid es una pequeña Berlin, cuajada de esvásticas y símbolos nazis.

Fue un viaje relámpago, de apenas seis días, el que trajo a Himmler hasta aquella España recién salida de una terrible guerra civil. Fue de pintxos por San Sebastián. Se extasió ante la tumba del Cid, en la capital por excelencia del franquismo, ese Burgos desde el que, un primero de abril de 1939, se daba el último parte de guerra. Recorrió las salas del Museo Arqueológico y del Museo del Prado, en la capital madrileña. Asistió, horrorizado, a una corrida de toros en Las Ventas. Y, tras preparar la inminente entrevista entre Franco y Hitler en Hendaya, se fue hasta el Montserrat barcelonés, en busca del Santo Grial.

grandeleonora2

Un viaje, el del jerarca nazi, seguido muy de cerca por la embajada británica madrileña. Una embajada que, durante seis años decisivos para la historia reciente (1940-1946), estuvo comandada por Samuel Hoare, el diplomático encargado de evitar la entrada de España en la guerra, al lado del Eje, con el fin de asegurar el paso del estrecho. Contaba Hoare, en su Misión en España. Testimonio del embajador británico (Buenos Aires, 1946), que los periódicos británicos no llegaban al Madrid de 1940. De ahí que en la cancillería inglesa se vieran obligados a leer prensa española, donde sólo podían encontrarse monótonas repeticiones de la propaganda alemana. La ideología nazi inundaba el día a día de la capital.

Una capital, Madrid, a la que, en el verano de ese 1940, había llegado Leonora Carrington quien, con los años, se transformaría en una de las máximas exponentes del surrealismo. Leonora Carrington, una jovencísima Leonora, con veinte años recién cumplidos. Una bella británica, hija de un acaudalado empresario del mundo textil, fascinada por el arte de vanguardia, pintora avezada que ya mostraba extraordinarias dotes como escritora. Leonora huía de los nazis que avanzaban, imparables, por Francia. Y, huyendo, fue a meterse en la boca del lobo. En un Madrid nazi y falangista a partes iguales.

Tardaría décadas en contarlo. No fue hasta medio siglo después cuando, coincidiendo con la publicación en español de su Down below, las memorias de su descenso a los infiernos de la locura, Leonora contaba cómo, en aquella primera noche madrileña, tras ser violada por una cuadrilla de oficiales requetés, fue recogida por un policía y llevada, hasta su hotel, por un oficial falangista. Una Leonora ultrajada que identifica su propio cuerpo con el campo de batalla. Una Leonora que, en los meses posteriores, será internada en un manicomio santanderino y sometida a uno de los tratamientos más agresivos conocidos por aquel entonces: la inyección de cardiazol, un potente convulsivo del que pocos pacientes salen indemnes.

Leonora consiguió sobrevivir. Pudo escapar de aquel infierno. Y fue consciente de que debía contarlo. Debía denunciar la locura que se había adueñado de la culta Europa. Debía denunciar el maltrato al que eran sometidas las mujeres por el mero hecho de serlo. Debía reivindicar su papel activo como creadora. Debía luchar contra ese sistema patriarcal que quiso quitárselo todo. "Armada de locura para un largo viaje". Grande Leonora. Grande.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • La misma historia siempre diferente
    Escrito por
    La misma historia siempre diferente En los últimos capítulos de La cicatriz de Ulises, he comparado el método narrativo de Homero, la manera en la que el cantor ciego recorre el edificio de la narrativa mitológica, con algunas narrativas modernas, entre…
  • Dalí forever
    Escrito por
    Dalí forever Dalí fue enterrado en su museo de Figueras, un antiguo teatro decimonónico, junto a un enorme telón que él diseñara para un ballet del marqués de Cuevas. Su última aparición en público tuvo, pues, el…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Nobeles inmorales
    Nobeles inmorales Cuando, en 1971, el doctor Robert Edwards, biólogo, y su colega el ginecoobstetra Patrick Steptoe, ambos ingleses, recibieron la noticia de que el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, que financiaba sus investigaciones…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

  • Cine, flamenco y tópicos
    Escrito por
    Cine, flamenco y tópicos Carmen la de Triana (1938) Parece que la única mirada que interesa al cine es la que abre la puerta al tópico andaluz, a las juergas de los señoritos, a la miseria que se alivia…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Gentle Giant” (1970)
    Escrito por
    “Gentle Giant” (1970) Gentle Giant es una de esas bandas de Rock Progresivo “de segunda fila” que siempre se ha destacado por su estilo propio, lo cual le ha valido una legión de fanáticos minoritarios pero entregados y status…
  • Diabluras de Goldoni y Galuppi
    Escrito por
    Diabluras de Goldoni y Galuppi Los venecianos amantes de la tradición neoclásica tanto como de la ópera bufa, Goldoni y Galuppi, se unieron repetidamente para construir artefactos escénicos de variado talante. La colaboración empezó en serio en 1749 pero el…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • ¿Para qué sirven las abejas?
    Escrito por
    ¿Para qué sirven las abejas? Si me lee un apicultor o un aficionado a la repostería, seguramente se llevará las manos a la cabeza. "¿Que para qué sirven las abejas? –repetirá, molesto, con los ojos encendidos– ¿Pero es que hay…

etimologia