La mujer que dejó a Picasso

"Soy la única mujer que dejó a Picasso, la única que no se sacrificó al monstruo sagrado. Soy la única que aún está viva para contarlo. Después de todo, mire lo que les ocurrió a las otras. Tanto Marie-Thérèse como Jacqueline se suicidaron (la primera se ahorcó; la segunda se pegó un tiro). Olga se volvió histérica y casi loca. Dora Maar enloqueció."

Así habla Françoise Gilot, la única mujer que osó abandonar a Picasso. Se habían conocido cuando ella tenía 21 años y él, 61. Convivieron nueve años. Tuvieron dos hijos. "Fue el amor más grande de mi vida, pero había que tomar medidas para protegerse. Yo lo hice: me fui antes de terminar destruida. Las otras no lo hicieron, se aferraron al poderoso minotauro y pagaron un precio muy alto."

Picasso2

Cuando Françoise dijo que se iba, Picasso le advirtió: "Nadie deja a un hombre como yo". Pero Françoise no sólo se fue, sino que publicó un libro, Vida con Picasso, donde describía al pintor como un "Barba Azul". El libro enfureció tanto al malagueño que cortó todo contacto con ella y con sus hijos, prometiendo no volver a dirigirles la palabra el resto de su vida. Y cumplió la promesa.

Françoise hizo uno de los mejores retratos psicológicos que se conservan de Picasso. Pese a ello, es habitual observar comentarios despectivos hacia las mujeres que compartieron vida con él y no fueron capaces de superar su abandono. Se suele recurrir, en general, al carácter tremendamente atractivo del malagueño, a su poderío sexual, a su capacidad extraordinaria como amante. Circunstancias, todas ellas, que abundan en la locura posterior de las mujeres que convivieron con semejante portento de la naturaleza.

Una lectura claramente peyorativa hacia esas mujeres que, en realidad, fueron víctimas de un sujeto que las anulaba y las ninguneaba porque las quería sumisas y sometidas. Incidir en el aspecto sexual dice mucho de la mentalidad de quien escribe y muy poco del verdadero carácter femenino...

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Laszlo Toth
    Escrito por
    Laszlo Toth Sin Piedad 1972, Ciudad del Vaticano, 21 de mayo, domingo de Pentecostés. Son las once y media de la mañana. Un hombre se abre paso entre la multitud de peregrinos que esperan la bendición papal,…
  • Cuando sobran los humanos
    Cuando sobran los humanos En una conversación entre el historiador Yuval Noah Harari y el economista Daniel Kahneman, organizada por la plataforma Edge.org, el primero expone ciertas posibilidades que harían del futuro un espacio-tiempo poco agradable para…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Ovnis e ignorancia
    Ovnis e ignorancia Nada sería más maravilloso que descubrir que no estamos solos en el universo. Lo mejor es que es probable que así sea. Se estima que existen entre 200 y 400 mil millones de estrellas en…
  • La humanista Luisa Sigea
    Escrito por
    La humanista Luisa Sigea "Un fin, una esperanza, un cómo o cuándo tras si traen mi derecho verdadero; los meses y los años van pasando en vano, y paso yo tras lo que espero; estoy fuera de mí, y…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Isaac Asimov y la ética de los robots
    Escrito por
    Isaac Asimov y la ética de los robots Manual de Robótica, primera edición, año 2058. Leemos en sus páginas las tres leyes robóticas. "1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Victor Herbert, un inventor del glamour
    Escrito por
    Victor Herbert, un inventor del glamour El escritor argentino Manuel Puig decía que el glamour de Hollywood provenía de la Europa Central anterior a la guerra de 1914 y que bastaba con comprobarlo viendo la iluminación nocturna de Budapest. Podría agregarse…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Alacranes y el canto de las dunas
    Escrito por
    Alacranes y el canto de las dunas Hay una pintura extraordinaria que se exhibe en la sala “Orientalismo” del Museo d’Orsay de París llamada El país de la sed, de Eugène Fromentin (1820–1876). Parece una trágica ventana al desierto, seco, silente, inhóspito…

bannernewsletter1