Fernando el Católico y la Monarquía Hispánica

Según el cronista Lorenzo Galíndez de Carvajal, a Fernando el Católico se le "cayó la quijada". Vamos, que se le desencajó la mandíbula. Que debió darle un ictus o algo semejante. Porque Germana, que era mucha Germana, le dio un potaje de cantáridas y se pasó de largo con la dosis. Y Fernando, viendo próximo el final, llamó al escribano, a fin de redactar sus últimas voluntades.

Las leyendas rosas dicen que Fernando lloró infinito la pérdida de su esposa Isabel, la gran Isabel. Lo cierto es que le faltó tiempo para casarse con una jovencísima Germana de Foix, sobrina del rey de Francia. Dieciocho años tenía la novia. Cincuenta y tres, el novio. Y un acuerdo entre ambos, ratificado ante el rey de Francia: la descendencia del flamante matrimonio heredaría el trono aragonés. Es decir, Fernando faltaba a los acuerdos y disposiciones firmados, tantos años atrás, con su primera esposa. La unidad de ambas coronas, la castellana y la aragonesa, se rompía con el nuevo matrimonio.

Cuatro años después de casarse, nacía un niño, Juan, aunque moría a las pocas horas. Pero Germana no perdía las esperanzas. De hecho, las favorecía, atiborrando a su ya sexagenario esposo con cantáridas, esos escarabajos verdes brillantes que, desecados y convertidos en polvo, decían aumentar la potencia sexual. Hasta que se le fue la mano. Y acabó con toda esperanza de sucesión.

De eso hace quinientos años. Pero algunos están empeñados en reescribir la Historia y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, dicen aquello de "murió El Católico y nació España"... Vamos a ver, vamos a ver... Que parece que no nos enteramos de nada. Señoras, señores, ¿qué hacen ustedes? ¿Historia o amarillismo histórico?

Los problemas actuales no se resuelven tirando de reyes ni de crónicas. Un 23 de enero de 1516 moría Fernando el Católico y lo que nacía no era España, no. Lo que nació entonces fue la Monarquía Hispánica, el primer imperio global, un conglomerado de reinos ceñidos por una sola corona, simbólica, heredada por un jovenzuelo de apenas diceiséis años, que no sabía una palabra de castellano, mucho menos de aragonés, catalán, vascuence o gallego; que había nacido fuera de la Península pero sería el primer monarca en reinar sobre toda ella; y que firmaría como "yo, el rey", para evitar el muy engorroso

"CARLOS V, por la Divina clemencia, electo Emperador de Romanos, siempre Augusto y Rey de Alemania, de Castilla, de Aragón, de León, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Hungría, de Dalmacia, de Croacia, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, del Algarve, de Algeciras, de Gibraltar y de Islas Baleares, Islas Canarias, Indias y Tierra Firme del Mar Océano; Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Lorena, de Brabante, de Estiria, de Carinthia, de Carniola, de Limburgo, de Luxemburgo, de Güeldres, de Würtemberg, de Calabria, de Atenas, de Neopatria; Conde de Flandes, de Habsburgo, de Tirol, de Barcelona, de Artois y Borgoña; Conde Palatino de Henao, de Holanda, de Zelanda, de Ferrete, de Riburgo, de Namur, de Rosellón, de Cerdeña y Zutphen; Landgrave de Alsacia; Marqués de Burgovia, de Oristán y Gociano y del Sacro Romano Imperio; Príncipe de Suevia y Cataluña; Señor de Frisia, de la Marca Eslavona, de Puerto Naón, de Vizcaya, de Molina, de Salinas, de Trípoli y Malinas, etcétera."

(Fernando El Católico me produce fatiga. Y no es de mi aprecio. Lo dicho: no soy imparcial. Rigurosa si. Imparcial, nunca).

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Shakespeare, el vulgar
    Escrito por
    Shakespeare, el vulgar En la mejor defensa que probablemente se ha hecho de Shakespeare, Samuel Johnson enumera en su Prefacio a las obras del dramaturgo isabelino una lista casi interminable de sus defectos. Uno de esos defectos es su vulgaridad: “Nunca pasa…
  • Vivir la voz
    Escrito por
    Vivir la voz Tras una larga carrera –digámoslo con truculencia: medio siglo– de cantante, compositora y maestra vocal, Dina Rot, argentina criada en Chile, exilada y luego radicada en España, propone un libro: Vivir la voz. Autobiografía de…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El derecho a la ciencia
    El derecho a la ciencia Imagen superior: actividades de promoción de la ciencia en la Casa Blanca (White House Science Fair. Fotografía: NASA/Aubrey Gemignani) No puede negarse: la cultura científica es indispensable para el ciudadano. No sólo por su utilidad…
  • La infanta y el tití
    Escrito por
    La infanta y el tití A Catalina Micaela no parecían gustarle los animales tanto como a su hermana Isabel, pero transigió en dejarse retratar con ese pequeño tití. Ese monito enano que había llegado desde Portugal, uno más de los…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Gamera y otras tortugas de cine
    Escrito por
    Gamera y otras tortugas de cine Los quelonios  son reptiles con coraza. Son vertebrados que ponen huevos, poseen respiración pulmonar, lucen piel escamosa y que han de adaptar la temperatura de su organismo a la del ambiente. A diferencia de otros…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La ruina de la música
    Escrito por
    La ruina de la música En la ciudad de Nueva York, a un saxofonista clásico al que conozco le pidieron que tocase en vivo para un evento en una tienda grande y exitosa, que vende computadoras, teléfonos y otros equipos…
  • El piano de Franz Xavier Dusek
    Escrito por
    El piano de Franz Xavier Dusek Certidumbre, austeridad y transparencia parecen consejos de un gobierno a la banca en tiempos de crisis. Y, sin embargo, son atributos del arte clásico, frente a los excesos bajamente románticos de la desmesura, el caos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El sueño de Dédalo
    Escrito por
    El sueño de Dédalo Una de las historias más conocidas de la mitología griega es la del vuelo de Dédalo y la caída de Ícaro. Dédalo, uno de los inventores más talentosos de su época, había cobrado fama por…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC