Eruditos y aficionados

Eruditos y aficionados Imagen superior: Joris Leermakers, CC.

La diferencia, la sutil diferencia, entre un erudito y un simple aficionado radica en las fuentes de información. Para la inmensa mayoría de sus lectores, el simple aficionado pasará por erudito, fascinados como están ante el despliegue de información que, cual vendedor de humo en barraca de feria, pone a su disposición. Pero, ¡ay!, no quiera la mala fortuna que ese simple aficionado caiga, por casualidad, en manos de un erudito, capaz de desbaratar su castillo de naipes con un simple bufido... ¿Quién dijo que contar historias era tarea sencilla? ¿Quién creyó que se limitaba a la lectura cruzada de apenas tres librillos?

Una buena historia, sublime, de alta erudición, no tiene porqué ser aburrida, todo lo contrario. En hacerla amena está la habilidad del contador. Un narrador que, como buen cocinero, seleccionará las materias primas, frescas y de primera calidad; las manipulará con precisión y mimo; las cocinará a fuego lento, sacando lo mejor de cada una de ellas; añadirá sutiles toques especiados que, cuál bombas de sabor, despertarán los sentidos de quien consuma el guiso final... Un guiso, a simple vista, fácil y sencillo pero cargado de preparación.

Sólo al paladearlo, lenta y cuidadosamente, notará el consumidor la diferencia con cualquier pieza de comida rápida. Quizás no sea capaz de poner nombre a sus sensaciones, pero sabrá establecer esa diferencia, esa sutil diferencia.

Por ello, para todos los que dicen que no se hizo la miel para la boca del asno, que no hay que dar de comer margaritas a los cerdos, sabed, queridos: todos tenemos capacidad para elaborar un escrito a la altura de las circunstancias, tan sólo hace falta echarle ganas. Por favor, no tratéis a vuestros lectores como tontos cuando, en realidad, el problema reside en vuestra falta de capacidad. Esa diferencia. Esa pequeña y sutil diferencia.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • El destino y el camino
    Escrito por
    El destino y el camino En la recomendación de que lo que importa es el camino y no el destino, que tan bien se expresa en el mitema del viaje a Ítaca, Goethe ofrece una variación que creo que es muy interesante: “No bastará…
  • El vago estío
    Escrito por
    El vago estío Alguna vez mi colega Ortega y Gasset —escribía en su propio periódico unipersonal, El Espectador— calificó al estío de vago. Seguramente, por entonces la gente fina pasaba sus estíos. Hoy preferimos pasar los veranos. La…
  • Hacia un nuevo humanismo
    Hacia un nuevo humanismo Un científico y un intelectual conversan en una reunión social. Tras algunos formalismos y preguntas de cortesía, se despiden amablemente; uno y otro han descubierto que se aburren el otro con el uno. El…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Natural y artificial
    Natural y artificial Una distinción fundamental en el lenguaje popular actual es la que hay entre lo natural y lo artificial. Entre las causas de esta marcada división probablemente se encuentre la explosión de las bombas atómicas de…
  • Mágicos prodigiosos
    Escrito por
    Mágicos prodigiosos Acabo de publicar un artículo titulado “Mágicos prodigiosos y verdades acrisoladas. Inquisición, magia, experiencia y conocimiento en el siglo XVII español”. El lugar elegido ha sido The Colorado Review of Hispanic Studies, revista publicada por el…

Cartelera

Cine clásico

  • Auge y caída de Freddy Krueger
    Escrito por
    Auge y caída de Freddy Krueger Por obvias razones, Freddy Krueger se ha convertido en referente esencial del mejor cine de terror adolescente de los años 80. Este grotesco personaje, siempre debatiéndose entre lo terrorífico, lo repugnante y lo cómico, está…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los eucaliptos, entre el amor y el odio
    Escrito por
    Los eucaliptos, entre el amor y el odio Pocos árboles como el eucalipto (Eucalyptus), de origen australiano, generan tanta polémica a su alrededor. Acusado de ser especie invasora, perjudicial para la conservación de la fauna y la flora y para la gestión de…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC