El beso entre Amarilis y Mirtilo

Amarilis era una bella ninfa que estaba prometida en matrimonio a Silvio, descendiente del mismísimo Hércules. Pero Amarilis se enamora de Mirtilo, un simple pastor de la Arcadia. Y no ven la forma de consumar su amor.

Como toda historia amorosa que se precie de tal, tiene que haber un tercero en discordia. Y, en este caso, es una tercera, Corisca, una ninfa enamorada en secreto de Mirtilo que, queriendo librarse de Amarilis, engaña al pastor, haciéndole disfrazarse de mujer para poder acercarle a su amada... Así arranca Il Pastor Fido, una tragicomedia pastoril compuesta por Giovanni Battista Guarini, a finales del siglo XVI.

Il Pastor Fido gozó de gran difusión en toda la Europa del XVII. Se tradujo a todos los idiomas. Se representó en corrales de comedias y salones aristocráticos. Y Francia, la frívola y desenfadada Francia, se llevó la palma en su afición por esta historia de orígenes mitológicos, escrita por uno de los más cáusticos y agudos poetas del humanismo italiano.

amarilis2

Fue una dama francesa, de alta alcurnia, la que encargó al pintor holandés Jacob van Loo este magnífico cuadro, Amarilis coronando a Mirtilo. Un cuadro en el que se juega con la sensualidad femenina y el amor lésbico. Un cuadro encargado por una mujer con una intención manifiesta: despertar los deseos más ocultos de su amante masculino. O eso dicen los historiadores del arte, que de todo saben y son muy dados a hacer afirmaciones rotundas.

Por las fechas en las que se compuso el cuadro, la todopoderosa iglesia (católica y protestante), apoyándose en los más sabios filósofos y médicos que en el mundo habían sido, seguía manteniendo aquello de que una mujer no podía gozar, hecho reservado exclusivamente al hombre. Y no podía gozar porque carecía de los medios para conseguirlo, como ser inferior que era. Un goce que se radicaba, exclusivamente, en el falo, olvidándose por completo aquellos sabios hombres del clítoris.

Se seguía manteniendo que no había posibilidad de sexo real si no intervenía un hombre, por aquello de la penetración. Todo esto, y mucho más, en este interesante artículo, punto de partida de muchas lecturas posteriores.

Mientras lo leía pensaba en esos casposos teólogos, filósofos y médicos, tan alejados de la realidad que, a buen seguro, les rodeaba y se me ha venido a la mente (vaya usted a saber porqué) aquella gloriosa frase que dice que "mientras hay lengua, hay hombre"...

Fragmento de "Il Pastor Fido", relativo al beso entre Amarilis y Mirtilo:

Yo de mis pensamientos

noticia doy a una querida hermana,

de mi cruel pastora compañera

los días qu'en mi tierra se detuvo;

y sólo désta (como amor me enseña)

amoroso favor y fiel consejo

recibo en mi cuidado.

Ella de sus vestidos femeniles

componiéndome fue curiosamente,

y con falso cabello ornó mis sienes,

entretejiendo entre las trenzas flores,

y el arco y el aljaba pone al lado,

y enseña con cuidado

a fingir las palabras

y a mesurar el rostro

(en quien rastro de vello aún no se vía);

y, cuando ya fue hora,

consigo me llevó donde solía

pasar la bella ninfa holgando el día.

Con ella hallamos ciertas

doncellas de Megara (como supe),

amigas y parientas de mi diosa,

entre quien ella estaba como suele

entre violeta humilde

nobilísima rosa.

Y después qu'en tal modo

un rato se estuvieron

sin hacer de recreo alguna cosa,

alzose una doncella

d'aquellas de Megara, y así dijo:

'Pues ¿en tiempo de juegos

y de palmas tan claras y famosas,

hemos de estar ociosas?

¿Armas también nosotras no tenemos

para fingir suaves disensiones

así como los hombres?

Hermanas, si seguir lo qu'aconsejo

a todas agradare,

de burlas nuestras armas hoy probemos

del modo que de veras con varones

cuando tiempo será las probaremos:

todas entre nosotras nos besemos,

por besos se contienda,

y la que ser pretenda

más fina besadora

y supiere dar besos más sabrosos

haya por premio esta guirnalda bella'.

Todas de lo propuesto se rieron

y todas al instante concordaron:

ya se desafiaban

muchas, y también muchas

(sin qu'alguna señal les fuese dada)

confusa guerra hacían;

mas puso la inventora

orden a la contienda, y luego dijo:

'El juez de los besos

será, y es justo, aquella

que se halle tener boca más bella'.

Todas de común voto

a la hermosa Amarilis eligieron,

y ella, sus dos luceros

dulcemente bajando,

de modesto color tiñose toda,

y mostró bien no ser hermosa menos

de dentro que de fuera,

o fuese que su rostro

a la favorecida

boca envidiase, y junto

él también se adornase

del purpúreo matiz, noble y pomposo,

como diciendo: 'Soy también hermoso'.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Potencia y acto en Shakespeare
    Escrito por
    Potencia y acto en Shakespeare Aristóteles afirmaba que todas las cosas tienen ciertas cualidades en potencia y ciertas cualidades en acto. Es decir, que hay cosas que pueden ser (en potencia) y cosa que son (en acto). Una persona es,…
  • Recuerdo de Noemí Ulla (1940-2016)
    Escrito por
    Recuerdo de Noemí Ulla (1940-2016) Le tocó morir en Buenos Aires, la ciudad en la que vivió durante décadas y cumplió la mayor parte de su obra literaria y docente. Pero era rosarina y cabe recordarlo porque pertenece a una…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La desconfianza en el saber
    La desconfianza en el saber En el suplemento Laberinto de Milenio, el poeta Julio Hubbard se lamenta el 3 de febrero de 2018 (“Nuevos mapas del contagio”) de los tiempos actuales en que cada uno puede construir su propia versión de la verdad:…
  • Todo por la pasta...
    Escrito por
    Todo por la pasta... Simón de Tovar era portugués. Portugués de Faro, aunque siempre se le hiciese sevillano. Siempre hasta 2006, cuando salió nuestro "Simón de Tovar (1528-1596): redes familiares, naturaleza americana y comercio de maravillas en la Sevilla…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Los años dorados de Celluloid Records
    Escrito por
    Los años dorados de Celluloid Records Gracias al sello Strut, pudimos escuchar en 2013 el doble recopilatorio que lleva por título Change The Beat: The Celluloid Records Story (1979-1987), una antología que recorre la historia de aquella compañía seminal, dirigida desde…
  • Ciencia y arte de papá Haydn
    Escrito por
    Ciencia y arte de papá Haydn No es arriesgado considerar a Joseph Haydn el músico por excelencia de la Ilustración. Sin dejar de lado esta fuerte categoría, conviene examinar sus límites. Haydn vivió tanto como para nacer cuando Haendel y Bach…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Sueños invernales
    Sueños invernales El hormiguero está ahora abandonado, cubierto de nieve y sin nadie dentro. Cuando lo vi por primera vez, ya hace años de ello, toda su cabecera era un bullir de movimientos y cuando llovía sus…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC