De griales, fascismos y esotéricos varios...

De griales, fascismos y esotéricos varios... Imagen superior: Otto Rahn (izquierda) en Montsegur (1932).

El domingo 30 de septiembre de 1984, José María de Areilza publicaba un artículo (ya clásico) sobre la posible conexión del norte de Burgos con el mito del Santo Grial.

José María de Areilza Martínez Rodas Arregui y Arana "y hasta 30 apellidos vascos", como le gustaba señalar, fue miembro fundador de la Falange. Personaje destacado en las primeras décadas del franquismo, desde 1960 comienza a marcar distancias con el régimen, posicionándose del lado de los monárquicos que ven, en la restauración borbónica, la única forma de democratizar España.

Elegido diputado en las elecciones de 1979 por Coalición Democrática, se le considera uno de los artífices de la Transición. Siempre me resulta fascinante observar la capacidad de determinadas personas para virar y cambiar el rumbo de su trayectoria vital dependiendo de la dirección del viento. Pero no es ese el motivo de esta entrada, no.

Cuando Areilza publica su crónica viajera en El País de 1984, que no es El País de 2016 (ni de lejos...), plantea el origen de su escrito como una inocente excursión de amigos, interesados en recuperar uno de los mitos más persistentes de la tradición cristiana. Y comienza su "inocente" escrito aludiendo a Otto Rahn y su pasión por el catarismo. Eso si, desmarcándose a continuación, para plantear su propia visión de la leyenda del Santo Grial, vinculada a los templarios y a un grupo de remotas iglesias situadas en las Merindades burgalesas.

Hablar de Otto Rahn es sinónimo de ocultismo nacionalsocialista. Rahn estaba especialmente obsesionado con el movimiento cátaro, la leyenda de Parsifal, el ciclo artúrico y el Santo Grial. Fascinaciones todas ellas que le llevaron a realizar una tesis doctoral sobre la herejía cátaro-albigense, explorando las ruinas del mítico Montsegur y haciendo viajes de investigación por Francia, Italia, España y Suiza.

En 1933 publica Kreuzzug gegen den Gral (Cruzada contra el Grial), que rápido atrajo la atención de Heinrich Himmler, el todopoderoso jefe de las SS, que sentía verdadera obsesión por el ocultismo. Himmler fue el responsable de que Rahn se afiliara al Partido Nazi, le nombró Obersturmführer de las SS, y financió las investigaciones que concluyeron en la publicación del segundo de sus libros, Luzifers Hofgesind (En la corte de Lucifer), publicado en 1937 y libro de cabecera de Himmler, que no dudó en hacer una tirada especial que fue distribuida gratuitamente entre los oficiales nazis. Una vez conseguido su objetivo, Himmler perdió todo interés por Rahn, que acabó suicidándose (o eso cuentan las versiones "oficiales") el 13 de marzo de 1939.

Un año después, Himmler acudía al monasterio de Montserrat, con un ejemplar de Luzifers Hofgesind bajo el brazo, dispuesto a llevarse el Grial, en caso de encontrarlo...

Veinte años después de que Areilza publicase su artículo, recorrí toda la provincia de Burgos, en busca de iglesias y ermitas románicas. Fue así como me encontré con lugares tan especiales como San Pantaleón de Losa, Vallejo de Mena o Santa María de Siones. Y, en mi faceta de "articulista esotérica", publiqué un artículo que titulé El grial en Burgos, punto de partida para muchos otros que se creyeron la historia, la plagiaron, hicieron reportajes televisivos, programas de radio, capítulos de libros... 

Por supuesto, ninguno recordaba el artículo de Areilza, ni a Rahn, ni se había molestado en ver los orígenes de ambas teorías vinculadas, evidentemente, a la estética propia de los esotéricos años treinta. En 2004, fecha de publicación de mi artículo, todo aquello parecía demasiado lejano. Nuestros periodistas del misterio (ahora serían blogueros tuiteros), de memorias frágiles y recuerdos limitados, estaban en la tendencia del momento, a saber, los Davincis Brownianos. Todo eran códigos y templarios.

He tardado once años en contar todo esto, esperando que alguien lo hiciera. Y, como nadie lo va a hacer, pues desvelemos el misterio misterioso. 

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Adentro y afuera
    Escrito por
    Adentro y afuera Una semanita en París. Aprovecho para revisitar los lugares proustianos. El pueblo de Illiers (hoy también, Combray, como en la novela) me recuerda a un modesto barrio de Buenos Aires, Villa del Parque, Proust iba…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Desmontando a Paracelso
    Escrito por
    Desmontando a Paracelso Paracelso era un médico suizo demasiado aficionado a la polémica. Un broncas, que diríamos ahora, para entendernos. Un libre de espíritu que no se callaba ante nada ni nadie; de ahí que durase poco en…

Cartelera

Cine clásico

  • Clásicos de Halloween
    Escrito por
    Clásicos de Halloween Sin lanzarnos a debates acerca de la celebración en España de la fiesta de Halloween (¿hay algo más español que apuntarnos a cualquier fiesta?), lo cierto es que no nos podemos librar de su influencia,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La flauta ilustrada
    Escrito por
    La flauta ilustrada A pesar de que en su tiempo mereció ser elogiado y registrado en los libros de su especialidad, el bohemio Franz Anton Rössler, rebautizado en el mundo del arte como Antonio Rosetti (1750-1792), aparece escasamente…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Una zorra disfrazada de erizo
    Escrito por
    Una zorra disfrazada de erizo Entre los numerosos y aparentemente inútiles ornamentos que abarrotan mi escritorio se encuentra una pequeña concha fósil con el siguiente rótulo: “Pelecípodo, Cretácico, Ojinaga, Chihuahua, diciembre 1976”. Se trata de una valiosa prenda personal que…