Martes, 18 Junio 2013 09:04

Entrevista con Mick Garris: "En la actualidad, los guiones son mejores en televisión que en el cine" Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Productor, guionista, director, novelista... Mick Garris quizá no sea el nombre más conocido para el gran público, pero es un profesional todo terreno, curtido especialmente en el género de terror. Ha adaptado varias novelas de Stephen King en miniseries catódicas -El Resplandor, Apocalipsis, Un saco de huesos, Desesperación...- y es uno de los principales responsables de films de culto como Critters, Critters 2, La Mosca II o Sonámbulos, así como el principal impulsor de la serie Masters of Horror.

¿Su especialización en este género fue algo buscado?

Siempre me encantó, aunque también me agradan las películas de muchos otros temas. Soy feliz con este género. Además, siempre es mejor tener éxito en este campo que no tenerlo en otro. No voy a decir que lo planeara así, pero es que a partir de que tienes un éxito dentro del terror, es lo único que te dejan hacer. Lo puedes convertir en una cárcel o en algo de lo que estés orgulloso.

Hacer terror adulto es mi meta. Un terror que no sea sólo para adolescentes, sino para gente con nuestro color de pelo [Tanto Mick Garris como este entrevistador lucen maravillosas y varoniles canas].

¿Cuál cree que es el mejor formato para las historias de terror? ¿El cine, las novelas...?

Depende. También escribo novelas, y leo un montón. Creo que hay cosas en las que un libro puede ser más efectivas, pero no todo el mundo lee. En un libro puedes ir al detalle, a las motivaciones, al interior... En las películas tienes que ir al exterior. Son medios muy distintos.

Al hacer una adaptación de Stephen King, como Apocalipsis, incluso haciendo una miniserie de seis horas, siempre echas de menos algo, pero consigues otras cosas distintas. Tienes actores, una visualización y herramientas cinematográficas que no tienes en un libro. Son dos medios tan distintos que odiaría tener que elegir uno, porque adoro ambos.

¿Se considera a sí mismo más un escritor, un director, un productor...?

Me considero principalmente un escritor, pero últimamente he estado haciendo más dirección y producción que escritura. De todos modos, tengo tres novelas publicadas y estoy trabajando en un proyecto secreto ahora mismo.

¿Por qué tantas adaptaciones y colaboraciones con Stephen King?

Bueno, en realidad me eligieron para ello, más que elegirlo yo. Pero cuando le conocí, realmente comprobé que hacíamos una buena pareja. Tenemos un background  muy similar.

Él es algo mayor que yo, pero estamos influenciados por las mismas cosas; televisión, libros y cómics que disfrutábamos cuando éramos niños. Incluso ambos fuimos criados por nuestras madres, con no mucho dinero. Nos gustan las mismas cosas, crecimos con Ray Bradbury y EC Comics. Trabajamos muy bien juntos. Él es un ex-alcohólico y yo nunca he bebido ni tomado drogas, ni siquiera cuando tenía una banda de rock, pero ambos conectamos.

Hablando de bagaje cultural, ¿cree que la falta de exigencia de calidad por parte del público actual se debe a la carencia de ese bagaje?

Cuando eres joven, no necesitas ser exigente. Todo consiste en diversión y risas, y es justo que así sea... Quieres escuchar la música más alta porque así fastidias a tus padres. Quieres ver una película donde hacen trizas a la gente de maneras creativas, y donde salen monstruos. No hay nada malo en eso.

Si tienes suerte, cuando creces buscas algo más sofisticado. Por desgracia, la mayoría de la gente, al llegar a una cierta edad, deja el terror, que se considera como algo para chavales.

En realidad, el buen terror es la narración de historias extrañas, que te proporcionan la capacidad de adentrarte en miedos oscuros que todos compartimos. Está bien que te diviertas con las tripas y la sangre, pero después, profundiza. Descubre al David Cronenberg de Inseparables, o incluso a Stephen King. Algunas cosas suyas como Sonámbulos son meros divertimentos, pero luego tiene obras como El Resplandor, que es una creación muy personal y profunda. 

El terror es algo más que casquería. Trata de algo que se oculta en nuestro interior.

Aparte de King, ¿cuáles son sus escritores favoritos?

Ray Bradbury es un predilecto. Cuando tenía doce años lo leía todo de él. También adoro a los escritores de novela negra como James M. Cain. Me encantan Richard Matheson, Dashiell Hammett, Cornell Woolrich, Clive Barker... La verdad es que no me resulta fácil encontrar novelas actuales de terror, pero sigo buscando.

Me gusta Lovecraft, pero no me resulta fácil de leer. Sus historias son fantásticas, pero me cuesta identificarme con sus personajes.

No soy un gran fan de la ciencia-ficción o la fantasía porque mis historias favoritas tratan sobre cosas que te pueden pasar, o que crees que te pueden pasar. No me asusta que monstruos babeantes vengan a por mí, pero sí lo que me pueda hacer alguien de verdad.

¿Cree que la televisión actual es mejor que el cine que hoy se estrena?

Desde luego que sí. Me gustan las películas de todo tipo, pero en la actualidad, los guiones son mejores en televisión que en el cine. Como hay tanta oferta y tantos canales, no tienes que complacer a audiencias masivas, así que te encuentras con series tan estupendas como Dexter, American Horror Story o Louie.

Ahora mismo en cine es más importante el espectáculo: 3D, efectos visuales y todo eso. Se parece más a la experiencia de ir a un parque de atracciones. Siguen haciéndose buenas películas, pero son difíciles de encontrar entre todo el ruido de las superproducciones.

¿Y que me dice de la locura de los remakes?

La mayoría no son plato de mi gusto, y casi siempre, si una película es grandiosa, ¿para qué hacer un remake? Pero, a veces, los remakes son realmente buenos. Bueno, yo hice el de El Resplandor siguiendo la historia de la novela. La Mosca de Cronenberg es incluso mejor que el original. La Cosa, de John Carpenter, creo que es una película espectacular. Los buenos remakes los hacen gente que ama los originales, Carpenter adora La Cosa original, así que se esforzó en hacer algo realmente bueno, aunque propio. Sin embargo, generalmente, se hacen sólo para hacer dinero...

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Nocturna Film Festival. Reservados todos los derechos.

Visto 3624 veces
Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Los tópicos de Shakespeare
    Escrito por
    Los tópicos de Shakespeare Intentaré en las siguientes líneas reducir la magia shakesperiana a los estrechos límites de una metafísica razonable. En primer lugar, hay que decir que no es que todo esté en Shakespeare. No es que sus obras contengan…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Eruditos y aficionados
    Escrito por
    Eruditos y aficionados La diferencia, la sutil diferencia, entre un erudito y un simple aficionado radica en las fuentes de información. Para la inmensa mayoría de sus lectores, el simple aficionado pasará por erudito, fascinados como están ante…

Cartelera

Cine clásico

  • Sálvame de esta gatita
    Escrito por
    Sálvame de esta gatita Miranda Frayle y Don Lucas, actores de mediana fama, hollywoodenses en activo, han roto. Después de protagonizar varias películas, su tórrido romance se ha terminado y ella da en consolarse, al estilo de otras de…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mendelssohn empuña el violonchelo
    Escrito por
    Mendelssohn empuña el violonchelo Un largo e ilustre camino recorre el violonchelo alemán entre Bach y Brahms, un camino que va de la suite a la sonata, cuyo enlace puede ser Boccherini, que amaba ambos géneros y era un…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • La vida en un tronco muerto
    Escrito por
    La vida en un tronco muerto Los paseantes del otoño conocemos bien esta estampa: un tronco caído, como una carcasa de tonos grises y ocres, confundiéndose entre la joven vegetación que va apropiándose de su espacio. ¿Un resto inservible y superfluo?…

bannernewsletter1