Un filósofo de moda

Filósofos de moda, haberlos húbolos pero no son la regla. Más bien la contraria lo es: la filosofía se ocupa de los problemas universales de la universalidad humana pero sólo la entiende un puñadito de especialistas. Y una minoría, por selecta que sea, no constituye una moda.

No obstante, se sabe que Nietzsche, o algunas de las grageas de su farmacia intelectual, se pusieron de moda en París a fines del siglo XIX. Sin duda, su modo lírico y estremecido de decir las cosas contribuyó al tardío buen suceso. Bergson fue más orgánicamente fashionable. A sus lecciones acudía la crema más batida del mismo París nietzscheano, a tal punto que las señoras de la orilla derecha mandaban a sus mucamas para reservarles asiento, lo cual contribuyó a elevar el nivel humanístico del servicio doméstico.

El coreano Byung-Chul Han merece la consideración de filósofo de moda actual. Me arriesgo a decirlo pues entre la escritura de estas líneas y su temblorosa aparición on line pasarán dos días y cualquiera sabe lo que pueda ocurrir durante ellos. Digo filósofo de moda para bien y para mal. Para bien porque consigue un gran público lector escribiendo sobre filosofía en volúmenes de discreta extensión. Para mal porque la moda –lo dijo Jean Cocteau– muere joven, dura poco y lo fuera-de-moda desprestigia. ¿Cuánto hace que no se habla, por ejemplo, de Althusser o Marcuse, citas obligadas de los años sesenta?

Han me suena a marcusiano cuando razona sobre la tolerancia represiva. El poder actual no aterroriza sino que domina por medio de la seducción. Reconoce una cantidad de libertades que han sido censuradas –y lo siguen siendo– por regímenes autoritarios pero que no pasan de ser antiguallas. El mundo se encamina hacia el dominio del pensamiento único, que es liberal, es decir que reconoce la libertad original del individuo y lo excepcional de las conductas punibles.

A Han no le gustan estas astucias. A mí, sí. Por más que se trate de “concesiones” del poder a los individuos, hacen a la cultura de la libertad y marcan estilo. Quienes hemos padecido dictaduras militares sudamericanas, por ejemplo, sabemos del tema, al menos los que hemos sobrevivido a ellas. Pero el asunto es filosóficamente más hondo y tal vez tenga que ver con la noción de Han respecto de la libertad. Él la opone al poder, cree a la manera de Rousseau que el hombre es naturalmente libre, que lo es en la naturaleza. Es ahí donde me permito disentir. La libertad humana no es algo que la naturaleza nos da, que nos es naturalmente entregado. Al revés: en el mundo natural no hay libertad sino necesidad. Dura ley pero ley al fin y, sobre todo, al principio. La libertad no se tiene, se adquiere, ejercitándola. No es la Libertad, única y abstracta, sino las concretas libertades que somos capaces de tomarnos. En esto –seré prudente– no sé si los hombres hemos progresado pero sí sé lo que hemos adquirido. Un código de libertades, una cultura de la convivencia en libertad. Y esto no es pasajero como la moda. Se vuelve clásico: las libertades de toda la vida.

Copyright © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Un poco de etimología
    Escrito por
    Un poco de etimología Nación es una palabra que proviene del hecho de nacer. Designa, en principio, el lugar donde nacemos o, como se decía antiguamente, donde nos nacen. Por eso se suele decir asimismo que alguien es nativo…
  • Archipiélago
    Escrito por
    Archipiélago Había una vez, y sigue habiéndolas, muchas islas en el mundo de la fábula. Se puede hacer un fragmentario y, si se quiere, aleatorio recorrido por ellas, hasta llegar a la de Morel. En embarcaciones…
  • Disgusto por la filosofía
    Disgusto por la filosofía La filosofía tiene una larga historia, literalmente milenios, de resultar incómoda. Recientemente me he visto involucrado en varias discusiones en Facebook acerca de la “inutilidad” de la filosofía. Sobre todo con amigos y colegas comunicadores…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La catarata sangrienta
    La catarata sangrienta El misterio comenzó en 1911: el explorador australiano Thomas Griffith Taylor descubrió en la Tierra de Victoria, en la Antártida, una catarata de color rojo sangre que surgía bajo el glaciar Taylor (nombrado en su honor). Inicialmente se pensó que…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¿Robot yo?
    Escrito por
    ¿Robot yo? Aficionados a la ciencia ficción hay muchos, aunque algunos no sepan que lo que suponen ciencia ficción es mero cuento de hadas o libro vaquero (dicho con todo respeto) aderezado con naves superlumínicas o desviaciones…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mignon recupera su idioma
    Escrito por
    Mignon recupera su idioma En la bella ópera de Ambroise Thomas, Mignon, su protagonista, en un momento de la obra, se vuelve a su salvador Wilhelm Meister y le cuenta que ella procede del país donde florecen las naranjas,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Darwin y el concepto de adaptación
    Darwin y el concepto de adaptación El cuento infantil de la Caperucita Roja es bien conocido, y todos recordamos que cuando la Caperucita pregunta al lobo: “¿porqué tienes esos dientes tan grandes?”; el lobo contesta: “¡Para comerte mejor!”. Desde el punto…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC