Parientes lejanos

Parientes lejanos Imagen superior: la superficie del planeta Próxima b con la estrella Próxima Centauri al fondo, donde asimismo aparece, muy pequeña, la estrella doble Alfa Centauri (ESO/M. Kornmesser).

Las visitas de extraterrestres a nuestro planeta son objeto de variables inquietudes. Los platillos volantes y los ovnis parecen tener existencia objetiva y, en buena medida, pertenecen a los secretos supuestos o reales de los altos mandos militares. Luego, los seres que los tripulan, su aspecto más o menos humanoide y sus pretensiones de secuestros y viajes de instrucción, pueden pertenecer a la red de leyendas urbanas que integran nuestra vida extraordinaria, paralela a nuestra ordinaria existencia. Ordinario es lo que esperamos que ocurra, extraordinario es lo inesperado.

Lo cierto es que vivimos en una de las incontables galaxias del universo, rodeados por miles de estrellas más o menos parecidas a nuestro sol. En una de ellas, una enana roja llamada Próxima Centauri, ha aparecido o se nos hace aparecer un planeta denominado con el soso apodo de Próxima b. Su estudio es indirecto y da lugar a conjeturas. Podría tener una atmósfera que hiciera posible la presencia de agua líquida, nubosidades propicias y radiaciones varias que harían factible la vida. Con un poco de paciencia, unos miles de millones de años, tal vez daría lugar a una evolución vital que no sabemos si parecida o distinta a la nuestra. Si suponemos lo segundo, tendrían nuestros descendientes un proyecto de parientes lejanos. O cercanos, si medimos su proximidad con las vastas proporciones de la Vía Láctea a la que pertenecemos.

proxima0

Imagen superior: Próxima b (ESO/M. Kornmesser).

No soy astrobiólogo y sólo se me ocurren conjeturas novelescas, las únicas de las que disponemos los legos. Vida, sí, pero ¿qué vida? Acaso parientes pero ¿de qué familia? Las ciencias naturales sólo disponen de las referencias que nos dan las medidas de nuestro planeta. Si hablamos de vida, hablamos de nuestras vidas, vegetales y animales. Más allá poco y nada podemos decir. Algunos biólogos dudan de que podamos generalizar nuestros baremos vitales en el ancho escenario universal como sí, acaso, podemos universalizar los índices que tienen que ver con el mundo de la llana física.

¿Y si la vida fuera viva, valga la redundancia, pero muy distinta de la que conocemos? ¿Y si sus sujetos pudieran ser sujetos como un árbol, un pájaro o un vecino de piso? ¿Cómo definir la vida y la muerte? ¿Cómo definirnos como seres vivientes y mortales?

La soledad del género humano ha dado lugar a innúmeras hipótesis. Por un lado, nos alimenta el orgullo de ser una especie única. Por otro, nos señala como los apiñados habitantes de una isla universal. Mientras tanto, la enana roja muestra sus pretensiones de sol y Próxima b, sus arrestos de hermandad con nuestra tierra. Vértigo y certeza. Ambas cosas nos otorgan las ciencias que se adelantan como quiere el sainete: una barbaridad.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

logonegrolibros

  • De nasis y el género nasal
    Escrito por
    De nasis y el género nasal El nasal es un género literario menor, que quizá no puede compararse con otros de más éxito, como la ciencia ficción, la novela policiaca, el terror o las vidas de santos (perdón, las autobiografías), pero…
  • Nuestro cosmos
    Escrito por
    Nuestro cosmos Ernst Peter Fischer, alemán de Wuppertal, formado en California y actual profesor de historia de la ciencia en Constanza y Heidelberg, ha añadido un nuevo libro a su catálogo bajo el sugestivo título de A…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Tim Burton: bocetos e ilustraciones
    Escrito por
    Tim Burton: bocetos e ilustraciones Una de las fórmulas cinematográficas –y literarias– que ha dado más juego en nuestro tiempo, es aquella que tiene que ver con las fantasías góticas. De tal fascinación nace el arte de Tim Burton, cineasta…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Ese músico llamado Verdi
    Escrito por
    Ese músico llamado Verdi Giuseppe Fortunino Francesco Verdi, el más italiano de los compositores, nació francés en Le Roncole, porque esta pequeña localidad era entonces un departamento napoleónico, el 10 de octubre de 1813 a las nueve horas de…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC