Orígenes

Orígenes Imagen superior: Homo Antessesor (Milena Guardiola, CC)

Gran Dolina es un sitio de la sierra de Atapuerca, cerca de Burgos, escasamente memorable hasta 1994, cuando se hallaron en él unos huesos humanos que acabaron datando de hace 780.000 años.

Tal vez sean apenas homínidos, pero su mudez permite que los consideremos nuestros antepasados.

El descubrimiento situó a España a la cabeza de la antigüedad europea, materia en que ha desplazado a Francia, con su hombre de Tautavel, de apenas 450.000 años, y otros despojos fósiles ingleses.

La famosa mandíbula de Mauer, encontrada en Heidelberg en 1907, puede tener hasta 600.000 años, pero no sabemos si es de un aborigen.

Otro hueso masticador, georgiano esta vez, llega a contar un millón de años (Dmanisi, 1991). Los paleontólogos europeos se afanan por datar, cada uno en su tierra, unos restos que acrediten un carácter original o fundacional. A veces los mueve el patriotismo, otras el negocio de consagrar un lugar turístico donde se sitúe al europeo primordial. Lo cierto es que no parece haberlo. Los seres humanos o humanoides llegaron de África hace un millón y medio de años, de modo que es probable que las migraciones dirigidas al continente eurasiático (en aquellos tiempos, las divisiones políticas resultaban precoces y, por tanto, anacrónicas) provinieran del Magreb y empezaran hace dos millones de años.

La realidad, en cuanto se nos alcanza, es que los arios y blancuzcos habitantes de estos viejos parapetos somos radicalmente africanos. Entonces, el hoy continente negro, pasivo receptor de las conquistas blancas, era un semillero de exploradores y vagabundos, de modo que nuestra afición a recorrer y dominar el planeta es, ni más ni menos, africana.

Esto es cuanto podemos razonar sobre el tema, pero la identidad no es un fenómeno racional, sino un acto de fe. Pensarse como perteneciente a un pueblo o una raza que se mantiene igual a sí misma desde hace unos cuantos siglos, no tiene ningún asidero razonable, pero renunciar a ella parece que deja a mucha gente sin asidero y la empuja a afirmarse aniquilando al otro, que, ese sí, es nuestra radical realidad presente.

Copyright © Blas Matamoro. Este artículo fue publicado originalmente en la revista Vuelta, y aparece publicado en Thesauro Cultural (The Cult) con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Detectives en el Japón del 1300
    Escrito por
    Detectives en el Japón del 1300 Siempre que se buscan precedentes de Sherlock Holmes, se cita a Dupin, el detective creado por Edgar Allan Poe, o al célebre detective de la vida real Vidocq. Algunos mencionan el Zadig de Voltaire y…
  • Amores y armarios
    Escrito por
    Amores y armarios El estreno mundial en Madrid de Brokeback Mountain (2014), la ópera de Wuorinen, suscitó algunas ansiedades mediáticas. No era la primera vez que el género abordaba un amor homosexual masculino. Ya Stewart Wallace había compuesto…
  • ¿Quiénes son los científicos?
    ¿Quiénes son los científicos? Para la mayoría de la gente, la ciencia es una actividad misteriosa, realizada por seres distintos, especiales, superiores… y sobre todo muy raros. ¿Cómo son estos científicos? Hay varios estereotipos famosos: uno es…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Los límites de la ciencia
    Los límites de la ciencia Definimos las cosas por sus límites. En el caso de la ciencia, son también los límites los que, al ampliarse, marcan su avance y desarrollo. ¿Cuáles son los límites de la ciencia? Podríamos dividirlos en…

Cartelera

Cine clásico

  • El plano secuencia
    Escrito por
    El plano secuencia ¿Qué es el plano secuencia? Para no extenderme con definiciones prolijas, iré directo al grano: es una secuencia que se resuelve en un solo plano. No hay cortes. No hay montaje. Las páginas de guión…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • La magia de Beniamino Gigli
    Escrito por
    La magia de Beniamino Gigli El de Recanati cantó Canio de Pagliacci por vez primera en 1934 para el disco; en escena lo debutó años después, en 1942 en Roma. Iniciada la sesentena es aún capaz su Canio de arrasar…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC