Nosotros, los medievales

F. Murray Abrahan, Michael Lonsdale, Sean Connery, Umberto Eco y Jean-Jacques Annaud en el decorado de "El nombre de la rosa" F. Murray Abrahan, Michael Lonsdale, Sean Connery, Umberto Eco y Jean-Jacques Annaud en el decorado de "El nombre de la rosa" © 1986 Neue Constantin Film, Cristaldifilm, ZDF, RAI, 20th Century Fox.

En 1973, un grupo de intelectuales italianos –Umberto Eco, Furio Colombo, Francesco Alberoni y Giuseppe Sacco– se reunieron en un volumen colectivo estudiando cómo el mundo posmoderno adquiría ciertos rasgos similares a los de la Europa bajomedieval. No se trataba de un retorno sino, quizá, más bien de observar que en el renacimiento de las ciudades europeas a partir de los siglos XI y XII se conformaba, justamente, lo que llamamos modernidad.

El examen, releído en nuestros días, resulta un tanto leve y demasiado veloz. Nuestras transformaciones ya no se toman tanto tiempo en producirse y se esfuman con rapidez apenas las advertimos. Vivimos en tiempo líquido, como lo define Baumann, donde nuestras más fuertes convicciones se dispersan en el aire donde teje sus redes Internet. Y es precisamente ése uno de los rasgos de la modernidad: el culto al cambio, en ocasiones pasajero y, en otras, aseverando la alteración como una paradójica forma de la constancia. Todo cambia menos el cambio.

No obstante, algunas pistas siguen siendo útiles, si no para entender el presente –nunca se deja entender del todo porque hay que vivirlo y la distancia comprensiva escasea–, al menos para señalar perfiles. Por ejemplo: estamos ciertos de que el mundo se ha globalizado, pero no tanto porque esa globalización es despareja y exhibe rasgos que podríamos calificar de arcaicos.

Lo decisivo, si es que existe, es que el Estado no es global y que esta falencia, por más G7, G8 y G20 que se reúnan y vuelvan a reunirse, no se llena de ninguna manera. No me refiero simplemente a que sigue habiendo bloques, sino a que las formaciones, conformaciones y deformaciones de los núcleos de poder se parecen sugestivamente al paisaje europeo bajomedieval, con esquicios de Estados dispersos, paralelos y conflictivos.

En México hay dos Estados: el oficial y el oficioso de los narcotraficantes. En el Cercano Oriente hay “algo” llamado califato que se autodenomina Estado Islámico sin serlo. En la vieja y gloriosa Europa, cuna de los nacionalismos y raíz de dos catastróficas guerras mundiales, al tiempo que se arma una vacilante Unión Europa, estallan movimientos comarcales que quieren restaurar las antiguas marcas de siglos extintos. Córcega, Flandes, Cataluña, Escocia, los ultras de Francia y de Grecia, la Padania y hasta una colorida República Veneciana, insisten en no querer parecerse sino diferenciarse en nombre de hechos diferenciales tan sólidos como si fueran esencias sin devenir.

Hasta aquí hemos llegado y, habiendo llegado, hay un miedo cerval a la liquidez posmoderna que señala caminos de retorno. No sigamos yendo, volvamos. Bien pero ¿hacia dónde y hasta dónde queremos volver?

Copyright © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • La novela romántica de Corín Tellado
    Escrito por
    La novela romántica de Corín Tellado Aunque no lo sepamos, muchas generaciones de españolas, crecieron leyendo sus libros. Ella se decía "escritora" a secas, pero todos los críticos la tildaban de "escritora de novela romántica". Corín Tellado (1927-2009) fue la precursora…
  • Novelerías
    Escrito por
    Novelerías La novela goza en el mundo literario de una fama ambivalente. Por un lado, es el depósito de los mayores éxitos de venta, aunque reducido a una suave aristocracia de firmas. No todas las novelas…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Virago
    Escrito por
    Virago Virago: mujer que tiene aspecto, ademanes y actitudes que se consideran propios de los hombres. Mujer que pretende vivir como un hombre. Cuando ese "vivir como un hombre" significa reclamar un espacio propio, un acceso…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Carl Martin Reinthaler, en la buena senda
    Escrito por
    Carl Martin Reinthaler, en la buena senda Infrecuentes apariciones hacen las obras de Carl Martin Reinthaler (1822-1896) en los programas de música en vivo o grabada. Tal vez su vida en el rincón natal de Bremen, donde fue organista, maestro de coros…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia