Acerca de Monterroso

Acerca de Monterroso Imagen superior: Augusto Monterroso © RTVE.

Augusto (Tito) Monterroso (1921–2003) está ligado por el tópico y la vocación al cuento breve. En Literatura y vida él mismo dedica un elogioso capítulo de esta miscelánea al tamaño escogido, junto con otro, pariente cercano suyo: el ensayo.

Son, seguramente, las zonas de la prosa más cercanas al poema. No sólo por la concisión que impone su económico flujo, sino por algo menos y algo más: son formas residuales de escribir, donde se llega al fondo del lenguaje, fuera de la dictadura de los géneros, como género propio.

Tito lo dice con un adjetivo certero, ajeno al sinónimo: el cuento breve es inasible. De ahí la importancia que adquiere este escritor de brevedades porque también la vida es breve y no se deja asir. La iluminación instantánea que no invoca precedencias ni establece prolongación, equivale a la intermitencia de nuestra visión del vivir como presencia. Punto, instante, fogonazo de luz helada o de hoguera.

El cuento, en definitiva, no es un intento menor de la narrativa sino, por el contrario, es la narrativa misma, el contar lo que cabe y se puede contar. A menudo lo olvidamos por la desdeñosa mirada que le dirigen editores y críticos, acaso sin tener en cuenta que, en español, estamos contando cortedades desde el Infante Juan Manuel y Juan de Timoneda, según insiste Monterroso

El libro deriva conforme a la lectura más privilegiada del autor: Montaigne. Mantiene sus temas, es decir sus querencias obsesivas, no obstante ser una recopilación de prosas circunstanciales y distantes en lugar y tiempo. Ondula y flota entre una puntual autobiografía (Mi primer libro) hasta la enumeración de sus preferencias literarias en nuestro siglo y nuestra lengua, el XX y el castellano: Rubén, Antonio Machado, Borges y Neruda.

Además: una señora a la que debe explicar que ser ensayista no obliga a pedir disculpas por tal afición, Cervantes, las tumbas suizas de escritores extranjeros, la literatura llamada fantástica (la magia cotidiana de cierta América), Ítalo Calvino (un escritor de innegable cercanía), Luis Maneiro que tradujo a Chesterfield, la inoperante diferencia que deroga el escritor entre realidad e imaginación.

Al tocar el turno a su animal favorito, Monterroso opta por la pulga. No porque pique ni porque en México sea comestible, sino por su valor simbólico: porque se instala detrás de la oreja y promueve sospechas, incertidumbres y perplejidades. Es algo corriente (corrijo: alguien corriente) que nos impulsa hacia lo extraordinario. Como Tito, escritor mexicano nacido en Honduras y criado en Guatemala. La pulga en la oreja, misión de todo escritor que, como las pulgas, es de todas partes y de ninguna.

Copyright del texto © Blas Matamoro. Este artículo fue editado originalmente en ABC. El texto aparece publicado en Thesauro Cultural con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Amoniaco
    Escrito por
    Amoniaco ¿Los días más hermosos del año? Voto por las mañanas madrileñas, de limpio cristal inmóvil, una sombra fresca y un sol tibio como una madre. Como los jubilosos siempre tenemos un largo domingo por delante,…
  • Las vueltas del gusano
    Las vueltas del gusano El reduccionismo biológico es uno de los fantasmas de la biología moderna (bien lo sabe James Watson). Y sin embargo, al estudiar las bases biológicas del comportamiento animal recordamos que, después de todo,…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Mi Louise Bourgeois
    Escrito por
    Mi Louise Bourgeois Siguiendo con la tradición inaugurada por Emily Dickinson, Siri Hustvedt habla de “mi Louise Bourgeois”, en referencia a su comunión particular con la artista francesa. Una relación única y personal, diferente a la de cualquier…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La música atmosférica de Daniel Lanois
    Escrito por
    La música atmosférica de Daniel Lanois Shine es el álbum que graba en 2003 el compositor Daniel Lanois para el sello Anti-. Nos hallamos ante un trabajo que pasa desapercibido para gran parte del público, quizá porque, en esta ocasión, Lanois…
  • El maestro Kuhlau
    Escrito por
    El maestro Kuhlau Para cualquier estudiante de piano de estos dos siglos precedentes, el nombre de Friedrich Kuhlau (1786-1832) resulta más que familiar, ya que sus estudios han fatigado los atriles de incontables casas y conservatorios. Mucho menos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC