Sábado, 24 Octubre 2015 22:20

La rata bibliotecaria Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
La rata bibliotecaria Imagen superior: Kai Schreiber, CC

Paseo en mis sueños por un mundo de ficción absurda en el que busco desesperadamente un ejemplar del Ulysses, de James Joyce. Tras subir unas escaleras por el lado inverso, encuentro una biblioteca que lo engulle todo a su alrededor.

Deglutido en su caótico interior, una rata de mi estatura, vestida de monje benedictino, se identifica como el bibliotecario. Es mi pesadilla de la suerte. El bibliotecario se hace cargo de mi búsqueda y me ofrece unos estrechos pergaminos con sus resultados y unas referencias en los estantes.

Paso las dos primeras páginas con títulos que no tienen nada que ver con lo que busco, o que son simples referencias a ensayos y estudios sobre el libro: “Analizando el Ulysses. Bloom y Dedalus. Dos hombres y dos destinos” es uno de los más consultados porque está en el primer legajo. En tercera posición, se encuentra el Ulysses, pero el autor es ClickaLike. Por curiosidad, lo consulto y veo que se incrementa el número de consultas en mi pergamino en un millón. Allí, en efecto, está Mulligan afeitándose y blasfemando sutilmente. El libro es una copia, pero el nombre de Joyce no aparece por ningún sitio.

Aun considerando que no voy a poder entenderme con una rata, me voy a hablar con el bibliotecario. Le parece imposible que no encuentre la obra original en el pergamino. De alguna manera, me las ingenio para que me deje hacer a mí la búsqueda del pergamino adecuado. Tras muchas vueltas, y utilizando un truco aprendido de las búsquedas de una funcionaria de patentes, logro encontrar finalmente el libro.

El libro es, en efecto, Ulysses, de James Joyce. En el libro continúa su título original. Es mi libro perdido secuestrado de la estantería de mi amiga Ana en Mallorca. Pero en el listado aparece como “Paseo de un hombre taciturno por Dublín con una pastilla de jabón en el bolsillo”. Intento entender esa clasificación. El bibliotecario me explica que alguna de sus ratitas se leyó el libro y decidió que ese era un título más adecuado. Está cargado de argumentos: Ulysses, a solas, no dice nada. Es un título muy corto y descuadraría lo bonito que quedan los listados en los pergaminos.

En efecto. No me he entendido con la rata. Cojo el libro. Firmo en el registro de salida donde me indica el bibliotecario, aunque me sorprende que tenga que ser con mi sangre y que el recuadro sea un tetragammaton. No me importa mucho. Cuando salgo de la biblioteca, extraigo mi intercomunicador y digo: “Scotty, sácame de aquí. No hay vida inteligente en este planeta”.

En un acto final de misericordia, mientras mis partículas inician el teletransporte fuera de este sueño, activo la caja de antimateria que me he dejado en la biblioteca. El mundo absurdo es engullido en una fiesta cuántica y mi pesadilla… continúa en el mundo real.

Copyright del artículo © Javier Sánchez Ventero. Reservados todos los derechos.

Visto 2833 veces Modificado por última vez en Domingo, 05 Marzo 2017 16:40
Javier Sánchez Ventero

De su trayectoria de más de veinte años como ingeniero y de su responsabilidad a cargo de complejos proyectos en distintos rincones del mundo, le queda a Javier Sánchez Ventero una experiencia que va más allá de las aplicaciones más vanguardistas y de los retos tecnológicos más innovadores.

En realidad, esa experiencia tiene una faceta intelectual, que le ha hecho moverse a medio camino entre la tecnología y las humanidades, alternando las aplicaciones más complejas del software con el estudio y el análisis de la economía global y de su vertiente sociológica.

Es el cofundador de conCiencia Cultural, una entidad sin ánimo de lucro creada para acercar las disciplinas humanísticas al saber científico. Asimismo, es uno de los creadores de Thesauro Cultural (The Cult), cuya labor divulgativa y cultural se alterna con el fomento de la educación y del pensamiento crítico en nuestra sociedad.

Social Profiles

Google Plus

logonegrolibros

  • Errores de la copia digital
    Escrito por
    Errores de la copia digital A pesar de las muchas ventajas de la copia digital, también se pueden producir errores en un mensaje digital, o al menos en la recepción de lo digital. El soporte se puede degradar, algún tipo…
  • Las logias de la libertad
    Escrito por
    Las logias de la libertad Aterrorizar a treinta y pico millones de argentinos exigió a la dictadura amordazar las voces públicas, en especial las culturales. Se trataba de no llevarse todo por delante sino, más bien, de difuminar el miedo,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Espejos en el cerebro
    Espejos en el cerebro La escena es común. Un celular suena a media película. Un desconsiderado contesta y se pone a hablar. Un vecino se queja. La agresión que sigue no es tan común: el del celular amenaza con…
  • Un regusto a decadencia
    Escrito por
    Un regusto a decadencia Así como hay géneros que tienen una características muy concretas, que definen a las obras que se encuadran de lleno dentro de los mismos (no hay más que pensar en la literatura de piratas, oeste…

Cartelera

Cine clásico

  • Mujeres, hombres y cintas de Pilates
    Escrito por
    Mujeres, hombres y cintas de Pilates En la película Hechizo de luna (1987), de Norman Jewison, hay dos escenas que vienen al pelo para este post. En la primera de ellas, Rose Castorini, la madre de la protagonista, observa una disputa…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Viaje sonoro por los sesenta
    Escrito por
    Viaje sonoro por los sesenta Cuatro títulos puccinianos y dos verdianos en históricas grabaciones a cargo de intérpretes hoy ya legendarios Myto, Walhall, Andromeda y Archipel, un cuarteto de ases en registros discográficos en vivo, están empeñados en que no…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La rata de Américo Vespucio
    Escrito por
    La rata de Américo Vespucio Una de las figuras más controvertidas en la historia de la exploración del mundo es sin duda la de Américo Vespucio, navegante florentino que trabajó al servicio de las cortes portuguesa y española durante los…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC