Superdotados: inteligencia, sensibilidad, creatividad

Superdotados: inteligencia, sensibilidad, creatividad Imagen superior: Jirka Matousek, CC

Resulta difícil ser un niño superdotado. Muy difícil. Sigue resultando difícil ser un adulto superdotado. Para empezar, cuesta ubicarse en el mundo de una manera “normal”, porque la normalidad es la obsesión de la escuela, de la empresa, de todos los entornos.

Ser “normal”, no resultar “raro”. Cuando eres niño se supone que tienes que hacer cosas de niños, pensar cosas de niños y vivir como un niño. Los superdotados andan sobre las aguas, se pasean por arenas movedizas y por campos minados. Sus intereses no suelen coincidir (no coinciden en absoluto) con los del resto de los niños. Y, por mucho que lo intenten disimular, es una tarea titánica, que requiere un enorme esfuerzo.

No más sencillo es pasar desapercibidos en las escuelas. Explica la maestra una cuestión y tú ya la has entendido a la primera. ¿Qué haces? Esperar y aburrirte. Si intentas demostrar que ya lo sabes, malo. Si te callas, las horas se harán lentas, lentísimas, inacabables.

Determinado estilo de enseñanza te cansará y te alejará de esos saberes. Un profesor hablando y hablando, explicando sin parar mientras que tú, estática y quieta, esperas en tu silla a que acabe, es el pasaporte más seguro para que odies su asignatura. Un aula en la que no puedas participar de alguna manera, en la que tengas que permanecer en silencio cinco o seis horas al día, puede acabar con tu paciencia para siempre. Repito: los niños superdotados lo tienen difícil.

Esto, que ahora es así, era particularmente peor hace unos años, cuando no se hablaba de sobredotación ni de altas capacidades sino de niños “muy listos” o “muy inteligentes”. Pero no era fácil detectarlos así, a simple vista. Porque los superdotados no son todos iguales y porque hay aspectos que se están estudiando recientemente y en los que ni siquiera se caía antes. La creatividad, por ejemplo. Se asocian las altas capacidades con la inteligencia pero no con la creatividad. Y, sin embargo, la alta creatividad es una muestra inexcusable, un síntoma claro. Creatividad no solo artística, en uno o varios campos, sino en la habilidad para dar respuestas propias y originales a cualquier situación que se plantee. Una mirada personal, eso es la creatividad a la que nos referimos.

Sensibilidad. Otro aspecto fundamental de la sobredotación. Es decir, una percepción del mundo, de los semejantes y de uno mismo, hecho de empatía, comprensión, preocupación y compasión a un altísimo nivel. Cuestiones que pertenecen al mundo de los adultos y que al niño superdotado le preocupan. Aspectos trascendentes de la vida sobre los cuales se interroga. Intereses que pueden parecer ajenos a los niños y que a estos les resultan íntimamente cercanos.

Inteligencia, sensibilidad y creatividad, las tres esferas en las que los superdotados se mueven. Complementarios entre sí, complejos de evaluar y medir. Los neuropediatras, los psicólogos, los neuropsicólogos, los pediatras, los profesores, los neurólogos, profesionales de diversos campos se han interrogado y han buscado las fórmulas más exactas para establecer qué elementos se encuentran en la sobredotación, cómo se pueden medir y qué herramientas son las más fiables para ello. Así se usan las pruebas psicométricas, los tests, para evaluar la inteligencia o la creatividad.

En el primer caso, se organizan distintas baterías cada una de las cuales actúa sobre un aspecto de la inteligencia, estableciendo así el mapa de las capacidades del niño. Medir la creatividad es mucho más complejo y, aunque se han estandarizado instrumentos, todos somos conscientes de que estamos en un terreno muy resbaladizo. Y, desde luego, imposible contar con cifras, gráficas o cuestionarios, qué nivel de sensibilidad presenta una persona. Sin embargo, el campo en el que menos se ha avanzado no ha sido el de la detección o el diagnóstico, sino el de las respuestas.

Los niños superdotados, que serán en su día adultos superdotados, necesitan otra escuela, otra forma de aprender, otra forma de enseñar y otros recursos. De no ser así, los talentos se derrocharán y, lo que es peor, se les creará la sensación de que “les pasa algo”, de que son marcianos en un mundo perfectamente ordenado en el que no tienen cabida, salvo, quizá, en el armario de los trastos extraños. Y os puedo asegurar que no es una sensación agradable.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • La fiel Penélope
    Escrito por
    La fiel Penélope Para continuar nuestra indagación sobre la fidelidad como si fuera un paseo, usaremos otro método que también practicaba Aristóteles: lo mejor que se puede hacer si se quiere averiguar qué es la prudencia es observar…
  • Buscar otros mundos
    Buscar otros mundos Cuando se habla de proyectos como la exploración espacial y la búsqueda de planetas semejantes al nuestro, es frecuente que se opine que sería mejor gastar ese dinero “en algo útil”. Desde hace…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La ciencia como cultura
    La ciencia como cultura Si aceptamos la definición de cultura como el conjunto de productos de la actividad humana, resulta que todo es cultura. Y si todo es cultura, la idea de que hay que “fomentar la cultura” resulta…
  • Desmontando a Paracelso
    Escrito por
    Desmontando a Paracelso Paracelso era un médico suizo demasiado aficionado a la polémica. Un broncas, que diríamos ahora, para entendernos. Un libre de espíritu que no se callaba ante nada ni nadie; de ahí que durase poco en…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mendelssohn empuña el violonchelo
    Escrito por
    Mendelssohn empuña el violonchelo Un largo e ilustre camino recorre el violonchelo alemán entre Bach y Brahms, un camino que va de la suite a la sonata, cuyo enlace puede ser Boccherini, que amaba ambos géneros y era un…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC