Seis meses

Seis meses Imagen superior: Victor Björkund, CC

Ni siquiera los nueve que dura la gestación de un niño. Seis meses bastan para construir un sistema educativo en este país de noveleros en el que lo primero que hace un gobierno es derribar una ley educativa y lo segundo dictar otra.

Si no fuera porque en los colegios los profesores continúan paso a paso modelando el curriculum a base de sentido común, el edificio se hundiría sin solemnidades. No hay espectáculo en desconocer a mitad de cada curso cómo hay que poner las notas, de qué tiene uno que examinarse o cómo se debe o se puede enseñar.

A ningún gobierno le gusta que le toqueteen sus presupuestos, todo lo más una pizquita de arreglo cosmético, unos millones más por aquí y por allá. Tampoco es fácil poner la mano en la justicia. Demasiados intereses que afectan a gente muy seria que se toma en serio a sí misma. Ni sobre el empleo o la seguridad o la defensa. Pero la educación es otra cosa. Un jardín por el que cualquiera pueda transitar en zapatillas y sembrar un arbolito que, al poco, caiga con el efecto de un rayo de primavera. Una filfa, una cosita sin importancia.

Los supuestos expertos de la cosa, políticos o afines, pedagogos políticamente correctos, algunos nombres mediáticos que suenan de esto y de lo otro, se sentarán en una mesa ovalada y empezarán a jugar al trueque, a modo de mercado medieval.

No se van a cuestionar el modelo porque para eso no hay tiempo y habría que entrar en demasiada hondura; tampoco la pertinencia de algunas materias que sobran porque eso sería echar gente a la calle; por supuesto, no demos en pensar en la primaria con todo ese paseo de especialistas, de una clase a la otra, dejando boquiabiertos a los niños que no encuentran sosiego, asiento ni respuesta de tanto ir y venir. No. Hagamos una reforma en la que todo tenga un sospechoso parecido a lo que existe desde hace treinta años.

Los mismos treinta años que gastaron en Finlandia para hacer un sistema, se han empleado aquí en darle vueltas a una noria en la que el burrito tiene la misma expresión de sorprendido. Y luego, cuando esté el borrador, materia por aquí y por allá, horas que se mueven, nombres que se cambian, competencias que se aparecen como vírgenes en grutas y que luego se esconden como magos en escenarios de pueblo, luego lo sometemos al juicio de los que saben: los padres y sus asociaciones, los sindicatos y sus liberados, los políticos y sus intereses, la patronal y sus cálculos, los alumnos agrupados en organizaciones que salen a la calle sin conocer por qué ni cómo….Y también los gurús, por supuesto, los que escriben libros, dos al año, para darnos recetas, para decirnos, emocionados, cómo tenemos que hacer las cosas para lograr el empoderamiento, la sociedad del siglo XXI y la web 3.0.

Después de esto y mientras tanto, llegan a las clases los profesores en bandadas, en todos los lugares y en todos los momentos, abren el libro o la ficha o el cuaderno y comienzan a hablar de Garcilaso, de la raíz cuadrada, del Partenón de  Atenas, de las células procariotas, de los verbos irregulares en inglés y de toda esa sagrada legión de saberes que, ley tras ley, se empeñan en permanecer entre nosotros sin que nadie los detenga.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • El fenómeno fan en economía
    Escrito por
    El fenómeno fan en economía Después de hablar de hablar de los problemas del juicio automático en ¿Somos cebras o termostatos? y del automatismo político en Animales políticos, en esta ocasión seré un poco más breve, porque mucho de lo que…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Científicos: ¿villanos o héroes?
    Científicos: ¿villanos o héroes? La profesión de científico ha tenido siempre una mala percepción pública. El científico es percibido a través de dos estereotipos. Uno es ridículo: el viejito canoso, despeinado tipo Einstein, distraído, sabio y bonachón, que más…
  • Andrey Remnev: el clasicismo elegante
    Escrito por
    Andrey Remnev: el clasicismo elegante A quienes les fascina el arte de pintores e ilustradores rusos como Ilya Repin o Iván Bilibin, sin duda les resultará familiar el universo creativo de Andrey Remnev, un creador insólito en el panorama actual,…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Giovanni Bottesini, a escena
    Escrito por
    Giovanni Bottesini, a escena Amelia Pinto no fue una soprano portuguesa ni española, como su apellido pudiera hacernos creer. Era de Palermo y, pese a sus orígenes, eligió hacer una carrera sobre todo de cantante wagneriana, con especial hincapié en…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • La rata que no estaba extinta
    Escrito por
    La rata que no estaba extinta "Las noticias sobre mi muerte han sido grandemente exageradas" (Mark Twain) A primera vista, el mercado de Thakhek no aparenta ser un lugar propicio para la investigación científica. Como en otros sitios de la antigua…

bannernewsletter1