El desarrollo del talento

El desarrollo del talento Imagen superior: Lead Beyond, CC

La etapa primaria es, probablemente, la más necesitada de reformas de todas las que componen el sistema educativo. Su estructura y su contenido requieren reflexionar sobre algunas circunstancias y contradicciones que hacen que no cumpla su función educativa tal y como debiera.

Aunque son muchas las cuestiones que merecería la pena comentar voy a fijarme en una que tiene una repercusión directa en los estudiantes y su futuro. Me refiero a lo que llamo “desarrollo del talento” o “educación para el talento”. Los niños tienen habilidades, aptitudes y cualidades que precisan ser cultivadas. Esto no lo duda nadie. Incluso aquellos que nos puedan parecer menos dotados ofrecen una luz, algo que, con el cuidado necesario y el paso del tiempo, puede proporcionar un perfil humano y social que redunde en su felicidad y que mejore su vida y la de los otros.

Los talentos son variados, diversos, distintos y cambiantes. Pero, ante todo, son la llave de una satisfacción que pocas veces se obtiene desde otros ámbitos. La música, la pintura, la danza, la lógica, la escritura, la interpretación, la espiritualidad, las habilidades manuales, el arte en general, el deporte… son las maneras en las que los seres humanos convergemos con el mundo que nos rodea.

En los niños se da la cruel circunstancia de que, precisamente en su etapa de formación, cuando esas capacidades han de ser potenciadas al máximo, se desoyen, se desconocen o se ignoran.

He conocido a niños que, teniendo algunas de estas aptitudes en grado sumo, han pasado por la escuela sin que se hayan puesto de manifiesto, sin que sus maestros las conozcan. Las han cultivado en la clandestinidad, en sus casas si sus padres estaban atentos o, en algunos casos, se han perdido irremediablemente.

La escuela primaria no solo debe estar atenta al talento de los estudiantes sino que debe estimularlo, desarrollarlo, convertirlo en una realidad. De esta forma evitamos las discriminaciones y fomentamos la equidad. Porque no resulta lógico, en esta sociedad que pretendemos igualitaria, que sean solo las familias con mayores recursos las que inciten a sus hijos a este fomento. Pero, sobre todo, porque la escuela debe ser un lugar en el que los talentos se conciten.

Esas tardes en las que los centros educativos permanecen, en un gran número, cerrados a cal y canto; ese curriculum en el que los estudiantes funcionan uniformados, todos al mismo aire y a la misma vez; ese desconocimiento del potencial que los niños tienen en terrenos que precisarían la mayor atención porque de eso depende un aspecto importante de la sociedad que ellos mismos crearán…

El curriculum educativo es repetitivo, está lleno de materias compartimentadas que cansan a los estudiantes, de conocimientos antiguos y de utillajes obsoletos. Y de él está ausente la verdadera diversificación que es la que concede a cada estudiante la oportunidad de desarrollar aquello que lleva en su ADN personal y que lo diferenciará de todos los demás.

La educación para el talento parte de una racionalización curricular de modo que se incida en lo esencial como básico y se diversifique el talento como medio de enriquecimiento. De este modo no se perderán artistas, pensadores, deportistas, escritores, actores o músicos. Y, sobre todo, se ofrecerán iguales oportunidades a los estudiantes independientemente de quienes sean sus padres o sus medios.

El talento no puede desperdiciarse. Y la escuela primaria es el sitio exacto e ideal para ello. Curriculum básico y talento. Dos condiciones para que el sistema educativo cambie de verdad.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • El misterioso profeta de Erewhon
    Escrito por
    El misterioso profeta de Erewhon Marshall McLuhan fue definido en los años 60 del siglo pasado como el más académico de los hippies y el más hippie de los académicos. En sus libros, convertidos en bestsellers, a pesar de la…
  • En busca de la felicidad
    En busca de la felicidad En su libro En defensa de la felicidad, Matthieu Ricard la define como “un estado adquirido de plenitud subyacente en cada instante de existencia que perdura a lo largo de las inevitables vicisitudes que…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Científicos: ¿villanos o héroes?
    Científicos: ¿villanos o héroes? La profesión de científico ha tenido siempre una mala percepción pública. El científico es percibido a través de dos estereotipos. Uno es ridículo: el viejito canoso, despeinado tipo Einstein, distraído, sabio y bonachón, que más…
  • Recuerdas el color de las olas...
    Escrito por
    Recuerdas el color de las olas... Recuerdas el color de las olas. Se complacían en encontrarse unas y otras sin miedo, con total osadía. Tu padre arribaba a la playa muy temprano y dejaba allí esa preciada carga de las hijas,…

Cartelera

Cine clásico

  • La edad de oro de Amblin
    Escrito por
    La edad de oro de Amblin Hasta hace relativamente poco, los años ochenta eran mirados por encima del hombro e incluso despreciados por los cinéfilos de pro y la crítica sesuda. Sin embargo, los que tuvieron la suerte de ser niños…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Cuando "Poliuto" volvió a Bérgamo
    Escrito por
    Cuando "Poliuto" volvió a Bérgamo En su día, llegaron crónicas registrando la tempestuosa velada donizettiana que tuvo lugar en el teatro de Bérgamo que lleva con justicia el nombre del compositor local con un Poliuto (septiembre de 2010), que regresaba…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • La vida bajo tierra
    Escrito por
    La vida bajo tierra A regañadientes acepté la invitación de mi amigo. De acuerdo, juntos habíamos experimentado toda clase de aventuras. Nuestras correrías iban desde travesuras infantiles ‒aquella vez que iniciamos un incendio en el terreno baldío que había…

bannernewsletter1