Lady Eve Balfour, novelista y pionera de la agricultura ecológica

Entre los precursores de la agricultura ecológica, hay una figura que parece salida de las novelas de Agatha Christie. Aristócrata, muy inteligente y con un ligero toque de excentricidad, Lady Evelyn Barbara Balfour (1898-1990) resulta admirable por muchas razones, pero hoy me detendré en su labor en defensa de los métodos agrícolas más tradicionales.

Tanto Eve como sus cinco hermanos crecieron con las prerrogativas que por aquel entonces eran propias de su linaje. No en vano, su padre era Gerald, Conde de Balfour, y su tío era el primer ministro Arthur Balfour. Sin embargo, pese a que hubiera podido llevar la existencia rutinaria y lujosa que correspondía a la nobleza británica, Eve se enamoró de las tareas agrarias, y al cumplir los doce años, decidió que sería granjera.

No era un capricho pasajero. Decidió formarse debidamente para cumplir con su vocación. Así, fue la primera mujer que estudió agricultura en un centro universitario inglés, en este caso la Universidad de Reading.

Por la misma época, desarrolló otro de sus talentos, la literatura, escribiendo tres novelas de detectives junto a Bery Hearnden. Firmó las tres con oportuno seudónimo, Hearnden Balfour. Sus títulos: A Gentleman from Texas (1927), The Paper Chase (1928) y The Enterprising Burglar (1928).

No fue la última vez que demostró su libertad de espíritu. Años después, se unió a la gira de una banda de jazz, protagonizando otro de esos episodios que parecen reservados a un personaje novelesco.

Eve puso en práctica lo aprendido en la universidad cultivando una pequeña propiedad en Monmouthshire. En 1919, recién cumplidos los 21 años, usó su herencia para adquirir junto a su hermana Mary la granja New Bells, ubicada en Haughley Green, Suffolk. Ella misma se ocupaba de muchas de las faenas, tanto en las cuadras como en los huertos, y se cuenta que extremadamente hábil manejando un arado tirado por caballos.

Allí fue donde, dos décadas después, participó en una investigación pionera, el llamado Experimento Haughley, puesto en marcha con el fin de comparar los resultados de un cultivo orgánico y otro realizado con abonos químicos.

Los resultados de ese trabajo entusiasmaron a Eve, que en 1943 los resumió en un libro publicado por el sello Faber & Faber, La tierra viviente (The Living Soil). En sus páginas, además de las conclusiones del experimento, el lector descubría la filosofía de vida de la autora. A su juicio, un suelo de cultivo sano repercutía directamente en la salud de los seres humanos.

En buena medida, las conclusiones de la citada obra dejaban entrever la influencia que sobre la autora tenía Sir Albert Howard (1873-1947), un excepcional botánico que ya había realizado estudios acdémicos en la misma dirección.

Poco a poco, Eve Balfour entró en contacto con otros expertos en la materia y fue dando forma al movimiento de la agricultura orgánica. Fundó la revista Mother Earth y en 1946, se convirtió en la primera presidenta de la Soil Association, la primera organización dedicada a los cultivos ecológicos y sostenibles.

Gracias a Balfour, prosperó en todo el mundo anglosajón una corriente favorable a los alimentos orgánicos y a la agricultura tradicional. Su mensaje cobró forma definitiva con otra institución que ayudó a fundar, la International Federation of Organic Agricultural Movements (IFOAM).

En la actualidad, la Soil Association cuenta con 27.000 miembros y perpetúa el legado de Balfour. Además de conceder desde 1967 un certificado a los productores de agricultura ecológica, esta asociación promueve la producción local, la nutrición saludable, el comercio ético y el desarrollo de una industria agraria respetuosa con la naturaleza.

En todo caso, nada de ello sería posible sin la protagonista de estas líneas. Y es que, al igual que su compatriota J.R.R. Tolkien, también Eve Balfour odiaba las industrias destructivas y amaba la naturaleza de un modo idealista, sincero y protector.

Copyright © Mario Vega, Asociación Conciencia Cultural. Reservados todos los derechos.

Mario Vega

Tras licenciarse en Bellas Artes (Grabado) por la Universidad Complutense de Madrid, Mario Vega emprendió una búsqueda expresiva que le ha consolidado como un activo creador multidisciplinar. Esa variedad de inquietudes se plasma en esculturas, fotografías, grabados, documentales, videoarte e instalaciones multimedia.

Las referencias a la naturaleza y al paso del tiempo son constantes en su trabajo artístico. Esta obra gráfica y plástica tiene su génesis en una serie de intervenciones efímeras –las sensacciones–, plasmadas en instantes de conexión afectiva con el entorno.

Como educador, cuenta con una experiencia de más de veinte años en diferentes proyectos institucionales, empresariales, de asociacionismo y voluntariado. Esa trayectoria, centrada en el ámbito de la educación ambiental y el estudio y la conservación de la biodiversidad, coincide con su labor en conCiencia Cultural, la entidad de la que es cofundador. Asimismo, codirige EcoCult, suplemento de la revista Thesauro Cultural (The Cult) dedicado a las ciencias naturales y a la protección de la naturaleza.

logoecocultmario

  • El gran peligro
    El gran peligro Primero fue la bomba atómica, que traía consigo lo que nunca había ocurrido: la posibilidad aterradora de que el ser humano fuera la primera especie capaz de destruirse a sí misma. Los temores de un invierno nuclear,…
  • Verdad científica y consenso
    Verdad científica y consenso No hace mucho, presenté un comentario sobre el calentamiento global y el cambio climático que trae aparejado, y los describí como “la más grande amenaza para la supervivencia humana”. En respuesta, más de un lector me acusó de estar…
  • ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares?
    Escrito por
    ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares? Un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals descubrió en 2016 que la cantidad de CO2 emitida por el suelo a través de…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • El arte de la guerra animal
    Escrito por
    El arte de la guerra animal "Ya que nada puede parecer engañoso para aquel que gana." (Shakespeare, "Enrique IV") Toda actividad de guerra está basada en el engaño, escribió Sun Tzu en el año 481 antes de Cristo. Para poder comandar…
  • Darwin y el secreto de las proteínas
    Darwin y el secreto de las proteínas En septiembre de 2005, el premio Nobel de química Harold Kroto, descubridor de la nueva forma de carbono denominada buckminsterfulereno, dio una charla en la UNAM. Mostró cómo los nanotubos de carbono, derivados de ella,…