Darwin y su libro

Darwin y su libro Imagen superior: Travis Morgan, CC

El 24 de noviembre de 1859 se publicó por primera vez uno de los libros que más han cambiado nuestra cosmovisión: Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la existencia, de Charles Robert Darwin, naturalista inglés de buena familia que vivía retirado en su casa en Downe, cerca de Londres.

Demasiadas cosas se han dicho ya sobre el libro que presentó al público, luego de 20 años de cuidadosa reflexión e investigación, la teoría que permite entender cómo la asombrosa complejidad del mundo natural puede surgir a partir de la conjunción entre “el azar y la necesidad” (para usar la afortunada expresión del biólogo francés Jacques Monod, que resume admirablemente el mecanismo propuesto por Darwin).

Es bien sabido que la edición completa del libro de Darwin (1 250 ejemplares) se agotó el primer día de su venta (una segunda edición, de 3 000 ejemplares, apareció menos de dos meses después).

También es bien conocida la anécdota de cómo fue que Darwin se decidió, por fin, a publicar sus ideas. En 1858 había recibido una carta de otro naturalista, el joven y prometedor Alfred Russel Wallace, quien había llegado independientemente a las mismas conclusiones. Luego de muchas dudas, se decidió presentar conjuntamente ambas versiones, la de Darwin y la de Wallace, ante la comunidad científica. Todavía hoy, Wallace sigue siendo el padre ignorado de la teoría de la evolución por selección natural.

Menos conocido es que Darwin escribió muchos otros libros antes y después de El origen… Entre ellos, sus apuntes de naturalista sobre el largo viaje alrededor del mundo que realizó en el velero Beagle, un novedoso libro sobre el origen de los arrecifes de coral, varios sobre geología y sobre cirrípedos (percebes), sobre plantas insectívoras, sobre el papel de las lombrices en la formación del suelo, y por supuesto, sus otros dos libros más famosos: El origen del hombre y la selección en relación con el sexo, y La expresión de las emociones en el hombre y en los animales. Además, por supuesto, de su autobiografía.

Pero fue, sin duda, El origen… lo que cimentó la fama de Darwin. Los efectos de sus ideas, que hoy han sido revisadas, complementadas y ampliadas, siguen despertando polémicas —a veces bastante intensas— en el mundo moderno.

Quizá leer El origen de las especies, algo siempre disfrutable, sea la mejor manera de rendir homenaje a uno de los pensadores más originales e influyentes que ha dado la humanidad.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

  • El gran peligro
    El gran peligro Primero fue la bomba atómica, que traía consigo lo que nunca había ocurrido: la posibilidad aterradora de que el ser humano fuera la primera especie capaz de destruirse a sí misma. Los temores de un invierno nuclear,…
  • Verdad científica y consenso
    Verdad científica y consenso No hace mucho, presenté un comentario sobre el calentamiento global y el cambio climático que trae aparejado, y los describí como “la más grande amenaza para la supervivencia humana”. En respuesta, más de un lector me acusó de estar…
  • ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares?
    Escrito por
    ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares? Un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals descubrió en 2016 que la cantidad de CO2 emitida por el suelo a través de…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • El misterio genético de los pájaros rojos
    Escrito por
    El misterio genético de los pájaros rojos En el mundo de las aves el color rojo tiene un significado singular. Muchas especies utilizan las partes rojas de sus picos y plumas para disuadir a los rivales, atraer a sus parejas e incluso…
  • El murciélago de Yerbabuena
    Escrito por
    El murciélago de Yerbabuena In memoriam: Bernardo Villa Ramírez (1911-2006) Era un día típico de finales de verano en la Tierra Caliente de Guerrero. Desde muy temprano el calor se había dejado sentir inclemente, aunque algunos nubarrones anunciaban la…
  • Sexo peligroso en el lago Victoria
    Escrito por
    Sexo peligroso en el lago Victoria El 30 de julio de 1858, John Hanning Speke se convirtió en el primer europeo que contempló la inmensidad del lago Victoria. Speke formaba parte de la expedición de Richard Burton que pretendía encontrar la…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC