El misterio del autómata escritor

El misterio del autómata escritor Imagen superior: "Mechanical Marvels: Clockwork Dreams"(2015) © BBC. Reservados todos los derechos.

Aunque las novedades en el campo de la robótica son habituales en el siglo XXI, el linaje de las modernas criaturas mecánicas tiene ya varios siglos. Entre los miembros más fascinantes de esa familia artificial, como ahora veremos, figura un autómata de fascinantes cualidades.

En La invención de Hugo (2011), de Martin Scorsese, inspirada en la novela de Brian Selznick, aparece otro autómata, un elegante artificio de relojería capaz de escribir de forma autónoma. Esa presencia, subrayada en el film con rasgos encantadores, está inspirada en una máquina real: el "Escritor", de Jaquet-Droz.

Pierre Jaquet-Droz (1721–1790) fue un relojero suizo de enorme habilidad. Aunque su taller se ubicó en La-Chaux-de-Fonds, desarrolló su carrera profesional en Londres, Ginebra y otras capitales europeas. "Su arte ‒escribe Italo Calvino en Colección de arena‒ se perfecciona en sus frecuentes estancias en París (donde ya desde la generación anterior algunos maestros de Neuchâtel se habían establecido como relojeros de la Corte) y encuentra fundamento en la Universidad de Basilea con la frecuentación de Jean Bernouilli y otros miembros de la célebre familia de matemáticos".

Su destreza le llevó a proponerse retos cada vez más exigentes, que aún pueden admirarse en Neuchâtel, la capital de la relojería suiza más tradicional. De todos ellos, el más notable fue este "Escritor", construido entre 1768 y 1774, en colaboración con el primogénito del maestro Pierre, Henri-Louis (1752-1791), y su hijo adoptivo, Jean-Frédéric Leschot (1746-1824).

Imagen superior: Simon Schaffer relata la historia del "Escritor" en "Mechanical Marvels: Clockwork Dreams" © BBC. Reservados todos los derechos.

Compuesto por más de 6.000 piezas, este formidable artilugio todavía es capaz de sorprendernos. De hecho, luce esa apariencia orgánica que hoy persiguen los fabricantes de robots más vanguardistas.

En su época, este y otros autómatas de los Jaquet-Droz constituyeron un pasatiempo sofisticado para los nobles de las Cortes europeas. Animado por esa fama y por los encargos de la nobleza, el relojero fabricó otros dos autómatas sorprendentes, el "Dibujante" y la "Clavecinista".

Imagen superior: los tres autómatas de Jaquet-Droz (Rama, Musée d'Art et d'Histoire de Neuchâtel, CC)

¿Cuál era la última meta de este artista excepcional? En opinión de Gian Paolo Ceserani, "un cuidado minucioso para reproducir la vida, una intención declarada de darles a las criaturas mecánicas todas las apariencia de los humanos". Así, por medio de un ingenioso juego de piñones y dispositivos, diseñó este "joli bambin de 70 c. de alto, que moja la pluma en el tintero, la sacude para quitarle el exceso de tinta y escribe con gracia".

Nos relata Ceserani que "los Jaquet-Droz mantenían en secreto los mecanismos de sus autómatas para concentrar la atención del público en las 'apariencia de vida' que los gestos, el movimiento y los curiosos guiños de las criaturas sugerían".

Adquiridos en 1906 mediante suscripción pública por la Sociedad de Historia y Arqueología de Neuchâtel, este trío mecánico, debidamente restaurado, ocupa hoy una de las salas más visitadas del Museo de Arte e Historia de Neuchâtel. Con sus fluidos movimientos y su mirada vagamente humana, son una promesa del pasado que se cumple hoy gracias a los avances de la robótica y la inteligencia artificial.

Copyright © Guzmán Urrero Peña. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Kenneth Rexroth, una biografía
    Escrito por
    Kenneth Rexroth, una biografía De Kenneth Rexroth (1905–1982) yo conocía su interés por las culturas china y japonesa y que era una especie de budista de California (que suelen ser los mejores budistas). También sabía que tenía mucha relación…
  • Sopa de letras
    Escrito por
    Sopa de letras Antes de aprender a leer ya me fascinaban las letras cuando mi madre preparaba la sopa homónima. Veía flotar o hundirse en el caldo aquellos dibujos enigmáticos que luego engullía tratando de descifrarlos por su…
  • Isabel de Bohemia y Descartes
    Escrito por
    Isabel de Bohemia y Descartes "He soñado a Isabel de Bohemia" (Jorge Luis Borges, del poema "Descartes") Isabel de Bohemia y del Palatinado fue una princesa calvinista que vivió durante los años centrales del siglo XVII y que, por…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El efecto placebo
    El efecto placebo Toda sociedad está rodeada de símbolos y rituales que la protegen de los miedos ancestrales que almacena en sus genes –desde los tiempos en que salir de la cueva cada mañana era una cuestión de…
  • La escala vertical
    Escrito por
    La escala vertical Creo que Flaubert exageraba un poco cuando escribió, en su Diccionario de lugares comunes: “Arquitectos: Todos imbéciles. Siempre se olvidan de las escaleras de las casas”. No, no es cierto que siempre las olviden. Si…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El guateque eterno de Alfonso Santisteban
    Escrito por
    El guateque eterno de Alfonso Santisteban A lo largo de su prolífica trayectoria, el compositor y arreglista Alfonso Santisteban recibió muy diversas influencias en su trabajo, desde el jazz y el soul hasta la música brasileña. Estos sonidos de Brasil, que…
  • Johann Wilhelm Wilms sale del armario
    Escrito por
    Johann Wilhelm Wilms sale del armario La penumbra de los armarios donde yacen muchas músicas que han quedado traspuestas por la eminencia de los grandes nombres, atesora partituras que los arqueólogos musicológicos e historiadores de nuestro tiempo consiguen exponer a la…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC