El Instituto de Radiactividad de Madrid a través de cuatro retratos

El Instituto de Radiactividad de Madrid a través de cuatro retratos Imagen superior: José Muñoz del Castillo, Catedrático de la Facultad de Ciencias de Madrid; iniciador, en 1903, de los estudios radiactivos en España, Director desde 1906 del Laboratorio de Radiactividad.

A través de cuatro retratos podemos hacer un breve recorrido por la creación y desarrollo del Instituto de Radiactividad de Madrid en los primeros años del siglo pasado. Pertenecientes a la colección de instrumentos científicos y bellas artes del Museo Nacional de Ciencias Naturales, son una muestra de la tradición pictórica retratística de la época y, desde hace unos meses, están expuestos en la parte administrativa del edificio del MNCN.

Cuatro hombres

El MNCN conserva cuatro cuadros de “prohombres” españoles de comienzos del siglo XX, representaciones encuadradas en la tradición pictórica procedente del siglo XIX. Presentan unas medidas de 70 por 35 centímetros. Sus materias constitutivas son lienzo, preparación, pigmentos, aglutinante y barniz.

En cuanto a la técnica, son óleos sobre lienzo enmarcados en madera dorada. Los representados son cuatro cargos políticos relacionados con el Laboratorio e Instituto de Radioactividad de Madrid: José Muñoz del Castillo, retratado sobre fondo azul grisáceo. Es una figura barbada, canosa, vestido de etiqueta y con una condecoración en el pecho, sujeta del cuello por un cordón: 1911.

Además de director del Laboratorio de Radiactividad de la Universidad Central, el catedrático de Mecánica química José Muñoz del Castillo, fue también su creador, pocos años después del descubrimiento del radium, por el matrimonio Curie.

Desde este laboratorio, se centralizó la investigación y la promoción de la radiactividad en España a comienzos del siglo XX.

ElInstituto2

Imagen superior: Excmo. Sr. Don Julio Burell, Ministro de Instrucción Pública que en diciembre de 1910, Elevó a instituto el Laboratorio de Radiactividad y amplió su personal y material.

Julio Burell, sobre fondo azul grisáceo, busto a tres cuartos, barbado, rubio-canoso, vestido con uniforme de gala. Sobre la parte izquierda del pecho muestra tres placas de condecoraciones y una banda azul del hombro derecho al costado izquierdo.

Con Julio Burell el Laboratorio pasó a convertirse en Instituto de Radiactividad. Este cambio hizo crecer en importancia a dicha institución ya que supuso un significativo aumento en las disponibilidades personales y materiales lo que derivó en una mejora notable de la investigación sobre la radiactividad en España.

ElInstituto3

Imagen superior: Exmo. Sr. Conde de Romanones, Presidente del Consejo de Ministros cuando el Gobierno acordó la construcción del edificio destinado al Instituto de Radiactividad en que este se halla desde 1914.

El Conde de Romanones, pintado por P. González en 1920; busto de figura a tres cuartos con bigote mostacho de puntas levantadas hacia arriba; uniforme de gala azul con adornos dorados en el cuello y el cierre de la botonadura.

En el pecho luce dos medallas, una placa y la cruz de la Orden de Santiago. Cruza el pecho, del hombro derecho al costado izquierdo, una banda con los colores azul, blanco y azul.

Cuando el Conde de Romanones presidía el Consejo de Ministros, se llegó a un acuerdo en un Consejo de 1912 para instalar el Instituto de Radiactividad en un edificio situado en la calle de Amaniel, de Madrid, en la zona donde se ubicaba la Universidad Central, de cuya Facultad de Ciencias dependía el citado Instituto.

ElInstituto4

Imagen superior: Excmo. Señor Don Natalio Rivas. Ministro de Instrucción Pública que oficializó las certificaciones radiactivas del Instituto por R.O. de 30 de Enero de 1920.

Natalio Rivas, sobre un fondo azul grisáceo, en busto. Usa bigote con las puntas hacia arriba.Viste uniforme de gala azul oscuro con adornos dorados en el cuello y botonadura dorada. Lleva, como condecoraciones, una medalla y una placa. Una banda con tres colores, rojo, blanco y rojo, le cruza el pecho desde el hombro derecho al costado izquierdo.

Natalio Rivas fue ministro de Instrucción Pública y Bellas artes entre 1919 y 1920. y oficializó las certificaciones radiactivas del Instituto por R.O. de 30 de enero de 1920.

Estos cuadros, una vez restaurados, tres de ellos por parte del Laboratorio de Restauración del MNCN, han sido expuestos en la parte administrativa de esta institución museística.

El laboratorio e instituto de radiactividad

El Laboratorio de Radiactividad de la Universidad Central de Madrid comenzó su andadura científica en 1906, y desde el 1 de enero de 1911 se transformó en Instituto de investigación, dirigido por José Muñoz del Castillo, pionero, desde 1903, de las investigaciones sobre radiactividad.

Disponía de un magnífico conjunto de investigadores en este campo. Uno de ellos era Ignacio Bolívar Pieltain, hijo de Ignacio Bolívar Urrutia, que fue director del MNCN de 1901 a 1938. El Instituto de Radiactividad funcionaría hasta 1940, año en el que fue anexionado al Instituto Nacional de Geofísica, en el Campus Central del CSIC y el antiguo edificio de la calle Amaniel se cerró. La causa fue la intensa contaminación de sus instalaciones.

Sin embargo, aquel edificio histórico había recibido visitas de grandes investigadores de la radiactividad, como Marie Curie, Directora Honoraria del Instituto en 1919 en agradecimiento a su colaboración con esa institución. Precisamente, ese año Madame Curie participó en el Primer Congreso Nacional de Medicina, celebrado en Madrid. Luego volvería a España en dos ocasiones más: la primera en 1931 a causa de un invitación que la hizo el Gobierno de la Segunda República, entonces recién proclamada, y también en 1933 para presidir una reunión internacional sobre el porvenir de la cultura, que tuvo lugar en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Otros personajes muy relevantes de la ciencia, también visitaron entonces España, como el húngaro Dr. Bela Szilard, que vino a Madrid en 1916 y se entrevistó con José Muñoz del Castillo, el cual consiguió una subvención de la Junta de Ampliación de Estudios (JAE) para su estancia en España.

Gracias a esas facilidades, Szilard colaboró con el Laboratorio y desarrolló un nuevo electrómetro para medir la radiactividad, que figura en la colección de instrumentos científicos del MNCN.

Esa misma colección conserva también otros instrumentos de gran significación, por sus autores y su calidad, procedentes del Laboratorio de Radiactividad. Entre ellos podemos destacar un cuarzo piezoeléctrico y un electroscopio para medida de radiactividad, ambos de 1900, prototipos del propio Pierre Curie.

Conclusión

Los representados en los cuatro cuadros fueron esenciales para el primitivo desarrollo de la investigación radiactiva en España. Incluso, durante el mandato de Julio Burell, se elevó a Instituto el Laboratorio de Radiactividad de Madrid, centro de significación en esta materia, enfocada desde la investigación, pero también en el aspecto industrial.

Además, la época a que hacemos referencia se inscribe en la Edad de Plata de las letras y ciencias españolas, extendida desde comienzos del siglo XX hasta 1936. Por estas razones, es de importancia hacer figurar a estos personajes en los muros del MNCN, puesto que su significación y relevancia para la historia de la ciencia en España es innegable.

Copyright del artículo © Julio González-Alcalde. Publicado originalmente en NaturalMente, revista del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en The Cult con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

Julio González-Alcalde

Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC.

Sitio Web: www.mncn.csic.es

logonegrolibros

  • Pasión por los payasos
    Escrito por
    Pasión por los payasos Aunque el último libro de Matt Taibbi, Insane Clown President: Dispatches from the 2016 Circus (El presidente payaso: despachos desde el circo 2016), ya saliera hace meses, no había reparado antes en la cubierta: la cara de un…
  • Saber hacer
    Escrito por
    Saber hacer Hubo un tiempo, digamos a mitad del siglo pasado, en que los espectadores infantiles íbamos a los cines de barrio con un código estricto de géneros. Las películas eran de tiros, de época, de aventuras,…
  • Cientificismo
    Cientificismo Todo exceso es malo, dice el dicho. Incluso en ciencia. Sin la menor duda, la ciencia es una de las creaciones intelectuales más refinadas de la humanidad. Es también, por mucho, el mejor…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La vida secreta de las palabras: "mequetrefe"
    Escrito por
    La vida secreta de las palabras: "mequetrefe" La Real Academia Española ha apuntado en sucesivas entregas de su Diccionario el significado de este vocablo, cuyo uso es descriptivo pero tirando a insultante: «El hombre entremetido, bullicioso, y de poco provecho» (Diccionario de la lengua…

Cartelera

  • Crítica: "Tully" (Jason Reitman, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "Tully" (Jason Reitman, 2018) Pocos guionistas de cine se convierten en celebridades, y la fama de esta minoría resulta especialmente efímera. Le sucedió a Joe Eszterhas a raíz del tremendo éxito de taquilla que fue Instinto básico (Paul Verhoeven,…
  • Crítica: "Hereditary" (Ari Aster, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "Hereditary" (Ari Aster, 2018) Hubo un tiempo en el que los espectadores nos aventurábamos en los cines en busca de horrores primordiales. Me refiero a historias que nos dejaban perdidos en laberintos infernales, oyendo las pisadas de alguna aberración…

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Zampieri en un salón del novecientos
    Escrito por
    Zampieri en un salón del novecientos Alejada de los escenarios tras superar una peligrosa enfermedad, reapareció Mara Zampieri con un disco grabado a principios de 2004, y donde reunió un original repertorio de 33 canciones de compositores italianos, todos nacidos, menos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC