Más allá de la duda, de Peter Hyams

Más allá de la duda

Volver la vista atrás para encontrar historias sólidas que puedan ser llevadas a la pantalla es algo habitual en el seno de Hollywood. Sobre todo, porque, desde hace tiempo, la sequía de ideas parece ser la tónica.

En esta tendencia se enmarca Más allá de la duda (Beyond a Reasonable Doubt), la historia escrita y dirigida por Peter Hyams.

Para los espectadores más jóvenes, esta será una película nueva, con un rostro popular al frente del reparto (Michael Douglas). De ahí que convenga refrescar la memoria y situar en su contexto el filme al que nos referimos.

El director alemán, Fritz Lang, con una excepcional trayectoria tanto en Europa como en el cine estadounidense, inició su trabajo en los grandes estudios con Furia (1936) y, tras veinte años de películas inolvidables, cerró el ciclo americano de su carrera con Más allá de la duda (1956), una obra maestra con guión de Douglas Morrow, e interpretada por Dana Andrews y Joan Fontaine.

La categoría de aquel largometraje se explica por algo que el cine más reciente suele olvidar: el guión.

Construir un relato consistente, eficaz, con diálogos medidos y llenos de intención, no es algo que hoy abunde. En los años cincuenta, cuando el cine clásico estaba llegando a su fin, aún era una habilidad frecuentada en Hollywood.

Medio siglo más tarde, un director con experiencia, buen narrador, quiere aprovechar la idea de Morrow y darle un giro más actual. La historia de fondo es la misma, pero se adapta a los tiempos que corren. Por supuesto, esto es necesario y oportuno.
Sé que la cinta ha provocado opiniones muy variadas. Me cuento entre los que defienden el buen pulso narrativo que se aprecia en esta nueva versión.

Hyams conserva la esencia del film de Lang, y construye el relato sobre unos puntos de gran vitalidad, que atrapan al espectador en los sucesivos giros que surgen en su evolución.

Ni que decir tiene que la trama es absorbente. Los fiscales impolutos, candidatos a gobernadores, con carreras meteóricas en cuanto a resultados positivos ante los tribunales, despiertan curiosidad en cualquier mortal y, especialmente, en un periodista deseoso de alcanzar la gloria que el trabajo rutinario no le concede. La tela de araña se puede tejer de tal manera que sólo atrape a los intrusos o provoque una situación inesperada para su inquilina. El símil deja de ser metafórico para convertirse en pura realidad. Aquí es donde la ambición muestra su lado más perverso.Con apenas cinco personajes, Hyams hilvana eficazmente el relato, marcando el tempo de cada subtrama. En el fondo de la historia, sale a relucir el abanico de las pasiones humanas: hay engaño, emoción, insinuaciones, y cómo, perversidad a raudales.

Más allá de la duda es una película atractiva, que engancha al espectador. Se trata de una excelente narración, en la que se elimina todo lo irrelevante, jugando con la elipsis con notable acierto. La intensidad, en este caso, se convierte en virtud.

Después de comprobar lo que Hyams consigue a parte de este relato, les animo a repetir la experiencia con la película de Lang, toda una joya en blanco y negro.

Sinopsis

Este remake del clásico de Fritz Lang y de la RKO de 1956 moderniza el género del cine negro, tan oscuro y siniestro, con giros que mantendrán el suspense hasta el final.

C.J. es un joven periodista que lo arriesgará todo por demostrar la falta de solidez de las pruebas circunstanciales utilizadas por un fiscal de distrito corrupto con un increíble historial. C.J. se toma la justicia por su cuenta y se inculpa como sospechoso de asesinato. Su compañero (Joel David Moore) es el único que sabe la verdad y sólo él tiene la llave que demostrará su inocencia.

La joven ayudante del fiscal, Ella (Amber Tamblyn), se ve dividida entre el plan de C.J. y la ambición del fiscal Martin Hunter. Al surgir un romance entre el periodista y la ayudante, las cosas se vuelven todavía más difíciles, sobre todo cuando el plan de C.J. sale a la luz y Ella se encuentra en medio de todo el embrollo. Ella, ajena al plan de C.J., desafía a su jefe y se esfuerza por descubrir pruebas que demuestren su inocencia.

Como en toda película de cine negro, el destino del protagonista es incierto. ¿Irá un inocente a la cárcel para cumplir condena perpetua sólo para que un fiscal consiga su última victoria y acceda al puesto de alcalde?

Más allá de la duda © 2009 Autonomous Films, Foresight Unlimited, RKO Pictures y Signature Entertainment. Cortesía del Departamento de Prensa de DeAPlaneta. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • El retorno de los dioses
    Escrito por
    El retorno de los dioses Una casualidad editorial me ha permitido leer a la vez un par de libros temáticamente ligados: Der deutsche Glaubenskrieg. Martin Luther, der  Papst und die Folgen, de Tillmann Bendikovski (Bertelsmann, Munich) y Los numerosos altares…
  • ¿Agua alcalina?
    ¿Agua alcalina? Siempre será un misterio para mí la razón de que mucha gente confíe, de manera tan plena y con tanta facilidad, en cualquier tipo de remedio milagro que les ofrezca el primer estafador que…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Felina Caprino Mandrágora
    Escrito por
    Felina Caprino Mandrágora Remedios Varo no sólo es pintora. Su imaginación se desborda en sus cuadernos, manuscritos autógrafos llenos de anotaciones, con caligrafía legible y sin apenas enmiendas o tachaduras. Escritos de carácter privado, libres de ataduras, donde…

Cartelera

Cine clásico

  • James Stewart, el americano tranquilo
    Escrito por
    James Stewart, el americano tranquilo «Busco a un hombre para quien sea un esfuerzo llevar adelante su vida, cuyo juicio no siempre es demasiado bueno y que comete errores», dice James Stewart sobre su elección de personajes, agregando: «Creo que…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • “The Cars” (1978)
    Escrito por
    “The Cars” (1978) Supongo que es un lugar común empezar una crítica de este disco señalando lo explotado que estuvo y está en las radios musicales. En España no es que suene mucho en los 40 Principales, que…
  • El clarinete de Weber
    Escrito por
    El clarinete de Weber El clarinete, Cenicienta de bandas militares y columnas de armonía para dar serenatas, fue enaltecido en el siglo XVIII cuando algunos astutos o geniales señores (Krommer o Mozart) prestaron atención a sus posibilidades tímbricas y…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC