"Dos policías rebeldes II" (Michael Bay, 2003)

Dos policías rebeldes 2

No había disfrutado tanto desde Dos policías rebeldes, la original”, dice Martin Lawrence, que vuelve como el gruñón Marcus Burnett en Dos policías rebeldes II. “Trabajar con Will y Jerry y Michael es simplemente genial”.

Pasaron ocho años hasta que el equipo del productor Jerry Bruckheimer se unió al director Michael Bay y a las estrellas Martin Lawrence y Will Smith, que hicieron historia con Columbia Pictures con la película más rentable y de mayores ingresos de 1995, Dos policías rebeldes. Además de ser una sensacional lanzadera para las carreras de Bay, Lawrence y Smith, Dos policías rebeldes ha seguido siendo una película muy popular en vídeo, DVD y televisión por cable durante años. Tras la primera película, los servicios de las estrellas principales han estado tan solicitados que se llegó a pensar que la secuela estaría en espera para siempre.

Bruckheimer avala la persistencia del presidente de Columbia Pictures, Amy Pascal por conseguir unir finalmente todos los elementos para Dos policías rebeldes II. “Amy pisó el acelerador de verdad aquí”, dice. “Estuvo preparando tan concienzudamente el proceso de desarrollo que cuando por fin encontramos el momento en que Martin, Will y Michael estaban disponibles, nos pusimos inmediatamente a ello”.

Volviendo a 1995, Lawrence y Smith eran estrellas de primer nivel en televisión con una experiencia cinematográfica limitada y Bay era uno de los principales directores comerciales en el país buscando dar el salto a la gran pantalla. Bruckheimer y su último compañero, Don Simpson pensaron que Bay era el director idóneo para el nuevo proyecto, Dos policías rebeldes, en el que tenían planeado emparejar a Martin y a Smith.

“Michael había rodado un vídeo magnífico para nuestra película Días de Trueno”, dice Bruckheimer. “Martin estaba muy ocupado con una serie de televisión de éxito y una gira de conciertos y Will, que ya era muy querido por ‘El Príncipe de Bel Air’, nos impresionó con su carisma. Era inteligente y estaba increíblemente decidido a triunfar. Comprendimos inmediatamente que harían un dúo formidable, capaces de combinar la acción con humor a raudales. Michael desarrolló una sorprendente película que cautivó al público. Durante años nos han estado preguntando cuando volveríamos a juntarlos. El nivel de expectación ha sido tan alto que sabíamos que teníamos que elevar las cosas en esta nueva entrega”.

“Todos llegamos a la mayoría de edad con Dos policías rebeldes”, dice Bay de su debut. “Don y Jerry me enseñaron mucho y mi sociedad con Jerry ha seguido evolucionando. También aprendí un montón de Martin y Will”.

“Hubo muchos “comienzos” para Dos policías rebeldes”, dice Smith. “Martin y yo estábamos en lo más alto de nuestro programa de televisión, pero la idea de dos tíos negros protagonizando una película de un estudio importante era un concepto absolutamente revolucionario”.

“Es gracioso porque nunca hubo competencia entre nosotros”, dice Bruckheimer. “Estabamos buscando talentos frescos que fueran compatibles en pantalla. Martin y Will se complementan con sus diferentes estilos de humor. Lo que tienen en común es la ambición y la energía así como el genuino deseo de agradar al público sea como sea. Sus contribuciones en ambas películas son inestimables”.

“Improvisamos mucho en la primera película”, dice Bay. “No teníamos demasiado guión con que empezar y el presupuesto era tan bajo que no teníamos mucho tiempo para ensayar. Pero esta vez pasamos mucho tiempo ensayando y aportando nuevas ideas antes de empezar a rodar”.

Al principio de Dos policías rebeldes II, Marcus Burnett (Lawrence) está ocupado con las presiones normales de la vida familiar: sus hijos adolescentes, una hipoteca y otras preocupaciones por su propio futuro fomentadas por su compañero temerario y burlón de toda la vida, Mike Lowrey (Smith) que parece que nunca va a crecer ni asentarse.

“Marcus no es feliz en el trabajo”, dice Lawrence. “Debería estar haciendo algo más tranquilo. No es que no tenga el respeto o incluso el cariño de su compañero, pero quiere que Mike entienda que cuando un hombre madura quiere relajarse a disfrutar los frutos de su trabajo. Marcus quiere pasar más tiempo con su familia y quiere ser el marido y el padre que ellos merecen, pero Mike siempre lo mete en situaciones peligrosas, y eso le hace enfadar. Y entonces se da cuenta de que la ira es completamente destructiva para su vida. Es un círculo vicioso, así que Marcus considera pedir ayuda profesional para superarlo”.

“La nueva historia empieza ocho años después”, dice Smith. “Tanto la carrera de Marcus como la de Mike han avanzado, nuestras vidas han avanzado también, sólo que mi personaje todavía es un playboy. Marcus está cansado de tantas carreras, tantos saltos y tantos disparos mientras que Mike todavía disfruta, aferrado a los 20 años, con las fiestas, las mujeres, las armas y las peleas. Como resultado, los dos se están distanciando cada vez más”.

Cuando el Capitán Howard (Joe Pantoliano) también adopta la nueva filosofía de vida de Marcus, los problemas crecen. “Tanto el capitán como Marcus van a esa terapia”, dice Smith. “Intentan estar centrados y sosegados lo que es chocante para Mike porque su comportamiento parece fuera de toda norma”.

La situación empeora aun más si cabe cuando entra en escena la hermana pequeña de Marcus, Syd (Gabrielle Union). “Marcus es sobreprotector con Syd”, explica Lawrence, “especialmente cuando se acerca a Mike. Cuando descubre que Mike y su hermana han quedado en varias ocasiones y los ve juntos, le resulta muy difícil de digerir porque sabe como es Mike”.

Marcus no sólo descubre que su hermana ha estado saliendo con Mike a sus espaldas sino que también se entera de que trabaja como operativo infiltrado de la D.E.A., lo que no hace más que aumentar su preocupación por ella. “Se entera de todo esto durante una gran pelea y una persecución”, dice Lawrence. “Aunque es un momento serio se vuelve cómico. Una de las mejores cosas de las dos películas de Dos policías rebeldes es que la comedia aparece cuando menos te la esperas”.

“En ocasiones es difícil saber lo que hace a algo divertido”, ríe Bay. “Con Martin y Will sólo es cuestión de tiempo. La comedia emerge de su forma de hablar, su cadencia y si cortas la escena incorrectamente, de repente desaparece la gracia. Todo viene de la forma en que interactúan el uno con el otro, la forma en que desarrollan la broma. Y, especialmente con Martin, gran parte de su genio cómico proviene de esas increíbles expresiones faciales”.

Sinopsis

En esta nueva aventura, los detectives de narcóticos de Miami, Mike Lowrey (Will Smith) y Marcus Burnett (Martin Lawrence), son asignados para formar parte de un equipo de alta tecnología que trata de destapar la trama del diseño de éxtasis en Miami. Pero inconscientemente descubren una conspiración mortal que involucra a un despiadado señor de la droga, Johnny Tapia (Jordi Mollà), que está decidido a expandir su imperio y tomar el control del negocio de la venta de narcóticos en la ciudad matando a cualquiera que se interponga en su camino.

Para empeorar las cosas, la bella hermana de Marcus, Syd (Gabrielle Union), una agente infiltrada de la DEA, se queda atrapada en el fuego cruzado, forzando a nuestros héroes a situarse al límite de la ley. Todo se complica todavía más cuando Cupido empieza a sobrevolar sobre Mike y Syd, provocando las iras de su protector hermano. Pero Marcus y Mike deben superar sus diferencias para derrotar a Tapia. Y cuando se descubre la tapadera de Syd, son ellos, los policías rebeldes, los que deben rescatarla.

 



Cómo se hizo

Durante el rodaje, Bay y sus actores se juntaban a menudo los domingos libres para trabajar en el tempo y en los bloques. Bay grababa las sesiones y luego transcribía cualquier nueva improvisación al guión. Al día siguiente lo distribuía entre el reparto. Las improvisaciones, dice, aportaron comedia en momentos que se suponía que no debía haberla y ayudó a sacar nuevos matices a los personajes.

“En la primera Dos policías rebeldes, intenté contar una clásica historia de dos compañeros policías insuflándole un toque fresco y un nuevo estilo y utilizando la increíble química entre Martin y Will. Pero al final, fue simplemente esa química la que elevó la película a nuevas cotas”.

Bruckheimer ha aprendido de las incontables películas que ha producido que “cuando juntas a dos actores con talento, ambos se superan a sí mismos. Y si tienes suerte y se caen bien y se respetan, como en el caso de Will y Martin, se crea una gran camaradería. Era alucinante verlos ensayar. Constantemente aportaban ideas el uno para el otro. No había egoísmo entre ellos”.

En Dos policías rebeldes II, Bay buscaba un tono diferente al de la primera parte. “La primera película era más fantástica”, dice Bay. “Traté que ésta fuera un poco más al límite y más realista. De la misma manera que rodeé a Sean Connery y a Nicolas Cage con auténticos Navy S.E.A.L.s, rodeé a Will y a Martin con auténticos policías, lo que supone una gran diferencia”.

La mayor parte del equipo táctico de narcóticos que aparece en la película está compuesto de miembros reales de la Miami-Dade Police Force. Los oficiales, así como sus socios infiltrados (que no podían ser rodados por razones obvias), también ayudaron en los ensayos de los actores. Harry Humphries, al que Bruckheimer y Bay conocieron cuando rodaban La Roca, trabajaron como consejeros de supervisión técnica en Dos policías rebeldes II, mientras que el teniente William Erfurth, un ex–oficial de la unidad de narcóticos de Miami, resultó un elemento importantísimo tanto para los guionistas como para los actores, asistiendo a cada faceta de la producción. Erfurth no sólo contribuyó con su experiencia en términos de diálogo y procedimientos, sino que también coordinaba los calendarios de sus mejores hombres del equipo de narcóticos para que los cineastas pudieran utilizar oficiales reales como parte del equipo altamente cualificado de Marcus y Will.

“Bill Erfurth tiene una gran reputación dentro del cuerpo de policía de Miami y más allá”, dice Bruckheimer. “Al investigar, nos encontramos con que los arrestos y las condenas se elevaron notablemente durante su mandato. Él y Harry Humphries se aseguraron que fuéramos todo lo realistas posibles cuando empezamos a utilizar los equipos S.W.A.T y de narcóticos. Si nos salíamos de madre nos devolvían al corral. Así que cada vez que se vea a alguien de uniforme en esta película, hay muchas posibilidades de que sea un oficial auténtico de un departamento de la ciudad o del condado”.

Durante la pre-producción, el arte y la vida convergieron. Pertrechados con chalecos antibalas, Bruckheimer y Bay pasaron una tarde patrullando con el teniente Erfurth. Cuando estaba en uno de los programas del departamento de policía, Bay ayudó de verdad en el arresto de un delincuente señalando a un, en apariencia, inofensivo pasajero que se ajustaba a la descripción de un hombre que la policía estaba tratando de localizar. Ahora lo llaman ‘Capitán Bay’.

Humphries y Erfurth concibieron en común un breve pero intenso programa para Lawrence, Smith y el resto de las estrellas, Yul Vázquez, Jason Manuel Olazábal y Gabrielle Union. Lawrence y Smith pasaron el primer día con un selecto grupo de especialistas en armas que ayudaron al dúo a sostener correctamente sus pistolas en la primera película. “Martin y Will lo cogieron con muchas ganas”, ríe Erfurth. “Eran grandes deportistas. Esta vez nos aseguramos que supieran manejar bien las armas. Es simplemente una cuestión táctica de memoria muscular: coger el arma, sostenerla, estar cómodo con el pulgar flexionado y con la propia pistola, como la sientes en la mano. Les enseñamos técnicas de recarga y como introducir correctamente el cargador en la recámara. Al final se convierte en rutina por la memoria muscular. Es sólo cuestión de repetir y repetir para que estuvieran cómodos con el arma y no tuvieran miedo de ellas. Lo que aprendes en el entrenamiento debe surgir inconscientemente cuando te encuentras en una situación peligrosa. Ni siquiera tienes que pensar porque todo surge automáticamente mediante la memoria muscular”.

Varios miembros del equipo de narcóticos y del S.W.A.T. pasaron tiempo con ellos enseñándoles a manejar varias armas, practicando tácticas, entradas y manejando vehículos de asalto en sesiones mensuales e incluso bisemanales para que estuvieran completamente cómodos con el trabajo. Entrenar es la clave. Siguiendo esta filosofía los actores seleccionaron el arma que les pareció más fácil de manejar. Los dos actores usaron el mismo arma tanto en el entrenamiento como durante el rodaje.

El veterano actor, Joe Pantoliano, que recientemente interpretó a Ralphie en “Los Soprano”, repitió papel como Capitán Howard. Hablando de la progresión de su personaje desde la primera película, Pantoliano dice, “el Capitán Howard trata desesperadamente de cambiar su metodología. Se ha pasado al lado dulce y tranquilo de la vida y anima a Marcus a hacer lo mismo. Particularmente me divierte mucho lo bien que se lo pasaron los guionistas al parodiar esta tendencia actual hacia la ‘auto-actualización’”.

También alaba el trabajo del director y del productor. “Realmente querían hacer una película mucho mejor esta vez”, dice Pantoliano. “Estaban muy abiertos a colaborar y me dejaron añadir ideas como la sensibilidad budista, quitándome los zapatos, llevando cristales y encendiendo incienso para dar a la metamorfosis del Capitán Howard una vida física. Pensé que podía resultar interesante. Y accedieron”.

Unión interpreta a la bella agente de la D.E.A., Syd Burnett. Cuando se estrenó la primera película de Dos policías rebeldes estaba en la universidad. “Pensé que la toma en que Will corría calle abajo con la camisa abierta, a pecho descubierto, era muy... bonita”, dice guiñando un ojo. “Era la primera vez que la gente lo veía como un sex symbol”. Smith también recuerda el efecto que tuvo esa escena. “La primera vez que vi que las mujeres reaccionaban así conmigo, fue en el cine escuchando al público y estaba alucinado cuando oí decir a una chica, ‘¡Um hmm, cariño – Vamos, Will – Vamos, corre!’ Me llamó mucho la atención porque yo siempre había sido el payaso, el comediante. Michael Bay me hizo sexy”, ríe.

Cuando Syd y Mike empiezan a quedar, desarrollan más que una relación casual. Mike se da cuenta que no puede tontear con esta chica en particular y quizá esté finalmente preparado para asentarse. “Marcus piensa que Syd trabaja detrás de una mesa en la oficina de la D.A., y que simplemente está de vacaciones en Miami”, explica Union. “Pero como agente infiltrada de la D.E.A., ha descubierto el anillo de los contrabandistas de éxtasis. Ella trata de ganarse los galones pero se lo toma demasiado a pecho”. “Me encantó esa energía tan directa de Gabrielle”, dice Bay. “Se puede decir que es muy educada, muy inteligente y es muy creíble como agente de la D.E.A.”.

Como en la vida real, las jurisdicciones de las distintas agencias de la ley chocan unas con otras durante una investigación criminal. Parte de la culpa es que no coordinan o no quieren coordinar sus actuaciones, según Bruckheimer. “A veces ese choque pasa desapercibido, que es lo que ocurre con Syd, que lleva trabajando en una investigación fuera de Nueva York bastante tiempo. Entonces, entra en un anillo de la droga de Miami más o menos cuando Mike y Marcus comienzan a vigilar a este grupo de criminales. Tras este choque se producen circunstancias inesperadas y bastante erráticas”.

El productor asociado Don Ferrarone, (ex inspector jefe de los U.S. Marshal y jefe de sección de la D.E.A. encargado de vigilar la frontera entre Estados Unidos y México), aportó información sobre sus largas investigaciones sobre varios cárteles que utilizan el área de Miami como zona de operaciones de importación y exportación. A pesar de los denodados esfuerzos para contener este tráfico de drogas por parte tanto de las autoridades locales como de las agencias del gobierno federal, éste sigue siendo un gran problema en todas las grandes ciudades de Estados Unidos. Aunque Dos policías rebeldes II es ficción, muchas de las circunstancias que se cuentan en el guión, incluso los momentos más graciosos, están inspirados en la realidad.

En Dos policías rebeldes II, Tapia, interpretado por Jordi Mollà, dirige el cártel de la costa este. Hasta que Mollà apareció junto a Johnny Depp en la potente y controvertida Blow, poca gente conocía su trabajo fuera de España y de Europa. Es un actor de gran talento con un amplio rango de papeles a sus espaldas y está considerado la estrella masculina más popular de España. “Jordi tenía un personaje muy interesante en Blow”, dice Bay. “Tiene esa exuberancia juvenil y una personalidad arrolladora. Puedes sentir la calidad de su interpretación. Es un actor camaleónico, con mucho talento y muy tranquilo”.

“Tres días antes de empezar a rodar Michael mencionó la idea de que yo hablase con acento cubano”, recuerda Mollà. “Pensaba que sería más divertido porque no estoy familiarizado con ese acento. Me resistí al principio pero después de pensarlo bien decidí intentarlo. Llamé a Yul Vázquez (el actor cubano que interpreta al detective Reyes) y le pedí ayuda. Lo grabamos leyendo mis líneas en inglés y en español, y todo parecía marchar bien. Hicimos el personaje en dos días más o menos”, dice.

Aparte del acento, rápidamente se percató de que “los cubanos gesticulan mucho al hablar, así que mis manos se movían mucho más, mi voz cambió, todo cambió un poco. Le pedí a Yul que me enseñara algunos tacos, pequeñas frases que se usan cuando uno se enfada, aunque siempre teniendo en mente como el público debía entender lo que estaba diciendo. Empecé a disfrutar de la experiencia más y más. Michael tenía razón. El acento cubano realmente lo cambió todo”.

Mollà era consciente de los estereotipos obvios sobre los magnates de la droga pero pensaba que esto sería muy bueno para el tono cómico de la película, así que aprovechaba cualquier oportunidad para desarrollar el humor en su personaje. “La película es una comedia natural”, dice Mollà. “Así que aunque yo sea el malo, el chico serio, también puedo divertirme con él”.

También utilizó el escenario de fondo de Tapia para añadir dimensión a su papel. “Aunque Tapia ha construido su imperio con mansiones, aviones privados, coches caros y mujeres bonitas, lo más importante para él es su familia”, añade Mollà. “No hay ninguna prioridad mayor que su hija y su madre. Eso es muy latino. Aunque es increíblemente peligroso y poderoso, al final, sólo es un hombre de familia que teme cada día por su vida. Sospecha de todo el mundo”.

Por la misma razón, Tapia no puede evitar flirtear con el peligro, continúa Mollà. “Aprecia a Syd, que se ha infiltrado en su organización, porque le gusta la gente que asume riesgos. Incluso la ofrece trabajo. Es una relación extraña. Es como si disfrutase jugando con el peligro”.

Tapia tiene un socio que rápidamente se convierte en su principal competidor y pronto trata de inmiscuirse en sus negocios. Peter Stormare, que previamente ha aparecido en producciones de Bruckheimer como Armagedón y 9 Días, interpreta al mafioso ruso, Alexei.

“No podíamos encontrar la parte para Peter, pero Michael y yo le prometimos que le daríamos una”, bromea Bruckheimer. “Eso es lo que hace que trabajar con Michael sea tan maravilloso. Encontrará un actor como Peter, que crea que tiene talento de verdad, y lo convencerá de aceptar un papel de tres líneas, a lo mejor, y cuando los dos empiecen a trabajarlo, de repente el pequeño papel se convierte en un personaje importante en la película. Peter no aparece en muchas escenas, pero su personaje y su interpretación son memorables”.

Stormare aceptó el papel porque ya tenía mucha experiencia trabajando con Bay en Armagedón. “No quería interpretar al ruso como son representados normalmente”, afirma Stormare. “Fue increíble interpretar a Lev en Armageddon porque salva a los estadounidenses, lo que es algo... ¿poco habitual? Todavía recibo más de 1.000 cartas de fans al año sobre ese papel específico. Así que, aporté a la venganza que Alexei prepara contra Tapia un toque del salvaje Oeste”, dice Stormare. “En Miami aún hay mucho de eso. Fue fantástico interpretar un personaje que da sabor a la bebida, como el combinado de lima”.

Copyright de texto e imágenes © 2003 Columbia Pictures y Don Simpson/Jerry Bruckheimer Films. Cortesía de Columbia TriStar Films. Reservados todos los derechos.


The Cult (Thesauro Cultural)

conCiencia Cultural  es una entidad sin ánimo de lucro creada con un triple propósito. En primer término, la promoción y la divulgación de las artes y las ciencias. En segundo lugar, el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en las instituciones docentes como en el conjunto de la sociedad. Y en último término, dentro de esa misma línea, el desarrollo de proyectos y recursos vinculados a la educación ambiental, la disciplina que se dedica al estudio de la interdependencia entre la sociedad, el medio físico y la biodiversidad.

La plataforma de divulgación de este proyecto es The CULT (Thesauro Cultural). Fundada en 2006 como una revista de arte, ciencia y pensamiento, es en la actualidad un portal dedicado a la divulgación cultural y científica y al diseño de recursos educativos.

Tanto conCiencia Cultural como su revista, The CULT, se inscriben en la corriente de la Tercera Cultura, que promueve el encuentro entre las ciencias y las humanidades.

Para alcanzar esa síntesis entre diversas ramas del saber, colaboran en The CULT profesores, periodistas, divulgadores, científicos y gestores culturales. 

Gracias a esta interacción entre autores procedentes de distintos campos del conocimiento, The CULT, a través de más de 15.000 artículos, ofrece elementos para la reflexión y el debate, recursos para el estudio, y sobre todo, herramientas para una mejor comprensión del mundo.

Imagen superior: Alessandro ValliCC.

 Asociación conCiencia Cultural

Social Profiles

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • El Gran Mecanismo
    Escrito por
    El Gran Mecanismo Jan Kott llama el Gran Mecanismo a lo que en la Edad Media se llamaba la Rueda de la fortuna,que mostraba la ascensión, caída y sucesión de los monarcas. Es curioso, sin embargo, que Kott…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Muerte por Twitter
    Muerte por Twitter Las redes sociales son algo que nunca antes había existido en la historia de la humanidad. Son, como he dicho en otras ocasiones, lo más parecido que tenemos a la telepatía: comunicación instantánea (a veces tan…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El guateque eterno de Alfonso Santisteban
    Escrito por
    El guateque eterno de Alfonso Santisteban A lo largo de su prolífica trayectoria, el compositor y arreglista Alfonso Santisteban recibió muy diversas influencias en su trabajo, desde el jazz y el soul hasta la música brasileña. Estos sonidos de Brasil, que…
  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Raras hoy, ¿extinguidas mañana?
    Escrito por
    Raras hoy, ¿extinguidas mañana? Probablemente, los impactos del cambio climático en la ecología sean tan diversos como amplios. Hay una serie de estudios sobre este tema en PLOS, publicados esta semana, que examinan la dinámica y magnitud de estos…

bannernewsletter1