Crítica: "Oculus: el espejo del mal" (Mike Flanagan, 2013)

Es muy lógico que los espejos siempre hayan ocupado un lugar en las historias de miedo. Al fin y al cabo, son una inquietante ventana a un mundo reverso, cuya prolongada observación provoca que nos empecemos a ver extraños, ajenos a nosotros mismos. ¿Quién no ha experimentado alguna vez esa sensación? Espero no ser el único.

El rey Kull ya la sufrió en el estupendo relato Los espejos de Tuzun Thune (Weird Tales, septiembre de 1929) y en el cine hemos visto espejos y reflejos malignos de todo tipo en toda clase de películas como la saga Evil Dead (Sam Raimi), El príncipe de las tinieblas (John Carpenter, 1987), Into the mirror (Kim Sung-ho, 2003) o Poltergeist III (Dary Sherman, 1988), entre otros muchos.

Aunque Oculus quizá no le saca todo el provecho al espejo como objeto simbólico, lo cierto es que nos encontramos ante una película de terror endiabladamente buena. Una historia sencilla contada con astucia es algo que no suele fallar en el arte del cuento de miedo, y Mike Flanagan vuelve a dar en el clavo aplicando esta fórmula después de su interesantísima Absentia.

De una manera consciente o accidental, la sombra de Stephen King planea sobre Oculus, una historia que transcurre en dos líneas temporales intercaladas con un espectacular montaje, a través del cual ambas narraciones se van haciendo cada vez más cercanas hasta fundirse (piensen, por ejemplo, en la novela It).

Por otro lado, Flanagan va construyendo el terror por un objeto maldito y manipulador de la mente/realidad con una efectiva anticipación de forma muy similar a la del relato 1408, adaptado al cine en 2007 por Mikael Håfström.

La trama es muy simple: un par de hermanos, niño y niña, sobrevivieron a la demencia homicida de sus padres (el versátil Rory Cochrane y una Katee Sackhoff siempre dispuesta a hacer de desequilibrada), presuntamente provocada por un antiguo espejo de macabra reputación. Años después, se vuelven a enfrentar al “monstruo” para demostrar que la maldición es real, y que sus padres no fueron más que víctimas.

Hablamos de un espejo con la facultad de nublar el juicio de tal manera que nadie es capaz de romperlo. Para lograr esto último, la chavala protagonista (excelente y carismática Karen Gillan) elabora un detallado plan para resistir y vencer en un enfrentamiento definitivo, pero más sabe el diablo por viejo...

Oculus es una película bien construida, rodada e interpretada, que incide más en la sensación de constante de agobio psicológico que en el impacto del susto fácil. Un film que provoca desasosiego pero que no está exento de un sutil humor negro, de una divertida malevolencia administrada en la dosis justa como para que la película no caiga en lo cómico.

Muy recomendable para pasar un buen mal rato.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Blumhouse Productions, WWE Studios, Intrepid Pictures, Relativity Media. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • Defendiendo el gerundio
    Escrito por
    Defendiendo el gerundio El gerundio es una de las formas verbales más despreciadas, junto a la voz pasiva. Se considera que recurrir a él en poesía rimada es una de las mayores vulgaridades, junto a la terminación en -ado.…
  • Ciudad Chirico
    Escrito por
    Ciudad Chirico La narración suele insistir en el crónico presente o en el huidizo pasado. Raramente un narrador se sitúa ante un futuro que, por remoto, lo excluye de la historia. Sin embargo, el empuje de las…
  • Ciencia y libertad
    Ciencia y libertad “La verdad os hará libres”, dice la conocida frase. Y si bien la ciencia no ofrece verdades, sino conocimiento confiable (siempre sujeto a revisiones, pero útil para resolver los problemas que preocupan a…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La ciencia naturalizadora
    La ciencia naturalizadora Una de las acusaciones que con más frecuencia se le hace a la ciencia es la de ser excesivamente ambiciosa. Los científicos insisten, se dice, en querer explicarlo absolutamente todo, y al hacerlo descalifican cualquier…
  • Salem 1692
    Escrito por
    Salem 1692 Verano de 2000. Tres amigas recorren la costa este de los Estados Unidos. Se conocen desde que tenían cuatro años. Llevan décadas compartiendo la vida. No lo saben pero ése va a ser su último…

Cartelera

Cine clásico

  • Épica para unos ojos verdes
    Escrito por
    Épica para unos ojos verdes No es porque las películas históricas me pongan, ni porque necesite de héroes legendarios, ni siquiera porque encuentre en la lucha algún divertimento. No. Es por esa tristeza oculta, ese aire abandonado, esa marginación sin…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El serio y cachondo Jean Françaix
    Escrito por
    El serio y cachondo Jean Françaix Pongámonos graves: Jean Françaix (léase, no más: Francés) vivió entre 1912 y 1997, o sea que le tocaron –léase en ambos sentido: tocar a la persona y tocar su música y la de sus colegas–,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC