Crítica: "La Dama de Oro" (Simon Curtis, 2015)

En un episodio de la serie de televisión Buffy Cazavampiros, unos vampiros universitarios llevaban la cuenta de las láminas de Klimt y Monet que robaban a sus víctimas, los novatos. Con esto quiero ilustrar lo obvio: Klimt es algo más que un pintor célebre, es todo una una figura pop, con lo cual es más que natural que sus obras se contaran entre los más preciados tesoros de Austria. Todo un orgullo nacional.

¿Orgullo nacional? Bueno, muchas de las pinturas de Klimt, como se muestra en esta película, se colgaron en las galerías de arte austriaca tras ser robadas violentamente de las casas de sus propietarios, y es que la persecución a los judíos siempre ha sido un acto de rapiña disfrazado con ropajes religiosos, políticos o raciales.

La Dama de Oro trata el caso real de una exiliada que, décadas después de tener que escapar a Estados Unidos desde Austria, reclama algunas de las obras de Klimt exhibidas en una galería de Viena ‒entre ellas el muy célebre Retrato de Adele Bloch-Bauer I‒, todo un filón turístico, protagonistas de millones de postales y láminas.

Si bien la demanda de la buena señora tiene mucho de acto de justicia histórica, es más que probable que la historia real fuera un aburridísimo periplo burocrático y judicial lleno de papeleos y demás. Hollywood se las apaña, una vez más, para convertir eso en una aventura emocional a mayor gloria de la siempre excelente Helen Mirren, con un carismático papel de mujer inteligente, divertida y ligeramente excéntrica.

En el papel de joven abogado idealista que se reencuentra con sus raíces y con el traumático pasado del holocausto tenemos al versátil Ryan Reynolds, cumpliendo bien su cometido de partenaire de la estrella.

La Dama de Oro, además de ser un drama judicial-sentimental más o menos del montón, también intenta ser un recordatorio del holocausto y un toque de atención sobre el velado antisemitismo que todavía domina Europa. Decimos “velado” porque la película es estadounidense, y quizá por eso los responsables no saben que en estas tierras el antisemitismo sigue siendo furioso y repulsivo, y parece que va a peor (otra vez).

¿Han servido de algo las incontables películas sobre los terrores del nazismo? Durante muchos años dábamos por hecho que sí, pero la espantosa verdad va revelándose poco a poco: el cine no cambia nada, al menos, no durante mucho tiempo.

Sinopsis

La Dama de Oro narra la apasionante historia real de una mujer que superó tremendos obstáculos con la ayuda de un jovencísimo abogado y logró corregir un agravio ocurrido hace décadas. Tras huir de Viena hace sesenta años en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, una mujer judía llamada Maria Altmann (Helen Mirren) emprende un viaje para reclamar las posesiones que los nazis expoliaron a su familia, entre ellas la célebre obra de Gustav Klimt Retrato de Adele Bloch-Bauer I. El cuadro, un retrato de su tía Adele, se ha convertido en todo un tesoro nacional austriaco, hasta el punto de que el país lo considera su Mona Lisa.

Indagando entre las pertenencias de su difunta hermana, Maria descubre una carta que hace referencia a varios intentos infructuosos por recuperar cinco obras de Klimt. Los cuadros en cuestión pertenecieron en tiempos a su familia y por entonces estaban expuestos en la reconocida Galería Belvedere en Austria. Convencida de que las obras deben ser devueltas a su familia para rectificar las injusticias del pasado, Maria se pone en contacto con un joven abogado de procedencia austriaca llamado Randy Schoenberg (Ryan Reynolds).

La Dama de Oro es un drama histórico protagonizado por Helen Mirren (ganadora del Oscar por La Reina), Ryan Reynolds (Buried) y Daniel Brühl (Rush, Malditos Bastardos). El director Simon Curtis (Mi semana con Marilyn) se pone detrás de las cámaras para contar esta historia de justicia y recuperación histórica en la que se abordan los agravios del Tercer Reich al pueblo judío más allá del genocidio y el Holocausto. Los esfuerzos de Maria Altmann para reclamar los retratos de Klimt de su tía Adele Bloch-Bauer reavivaron los dolorosos recuerdos del pueblo austriaco y obligaron a la ciudad de Viena a afrontar su propio pasado.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © BBC Films, Origin Pictures, 2nd District Filmproduktion, BBC Films, The Weinstein Company. Cortesía de DeAPlaneta. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logo200pxtesauro

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • Antoine de Saint-Exupéry: un místico sin Dios
    Escrito por
    Antoine de Saint-Exupéry: un místico sin Dios Alejamiento del mundo, ensimismamiento, sospecha de que la realidad aparente de las cosas no sea su verdad última, son rasgos de comportamiento que, sin excesiva dificultad, permiten apuntalar una ideología religiosa. Podrá parecer desorbitado un…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • La ciencia como cultura
    La ciencia como cultura Si aceptamos la definición de cultura como el conjunto de productos de la actividad humana, resulta que todo es cultura. Y si todo es cultura, la idea de que hay que “fomentar la cultura” resulta…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • La incredulidad darwiniana
    La incredulidad darwiniana Según el filósofo Daniel Dennett, la tendencia que tenemos los seres humanos a atribuir intenciones —inteligencia— no sólo a nuestros congéneres, sino a otros seres vivos e incluso a objetos inanimados es una estrategia de…

bannernewsletter1