Crítica: "Hardcore Henry" (Ilya Naishuller, 2015)

Rodado íntegramente desde la perspectiva visual del protagonista, en plano subjetivo, Hardcore Henry es un experimento que trata de importar al cine el lenguaje de los videojuegos de disparos en primera persona (First-Person Shooter), un subgénero que ya cuenta con éxitos como Call of Duty, Halo, BioShock y Doom.

La idea, sin duda, tiene mucho atractivo, como suelen tenerlo las fusiones entre distintos medios. En este caso, además, el relato es propio de un juego de las citadas características: un tipo, Henry, con el que forzosamente ha de identificarse el espectador, despierta en el interior de un tanque de agua, dentro de un sofisticado laboratorio de ingeniería biónica. Mientras un artilugio robótico completa un brazo y una pierna cibernéticos para el protagonista, Estelle (Haley Bennett), una científica que dice ser su esposa, le dice a Henry que un accidente le ha dejado amnésico y mudo.

Tardamos menos de un minuto en comprender que Henry es un cyborg con admirables poderes. La presentación se alarga poco, dado que en las instalaciones irrumpe un ruidoso grupo de mercenarios liderado por el supervillano Akan (Danila Kozlovsky). Ya imaginan el resto. Estelle y Henry huyen, con la jauría de Akan decidida a seguirlos hasta el fin del mundo. De ahí en adelante, la película se convierte en una cacería humana en el entorno de Moscú, repleta de tiroteos, carreras ‒no es para menos‒, violencia extrema, ataques y contraofensivas, saltos al vacío y encuentros con los distintos personajes clónicos a los que, con humor y variadas caracterizaciones, interpreta el surafricano Sharlto Copley, en la piel de Jimmy, un científico que se desdobla en múltiples personalidades.

Hardcore Henry1

Rodada con una cámara Go Pro Hero 3 por el propio director, con la ayuda de Sergey Valyaev, Andrei Dementiev y otros ocho especialistas, la película tiene su mayor atractivo en la acción constante. Tan constante y desenfrenada que seguramente encontrará a su público ideal entre quienes acuden a ciertos youtubers para ver cómo éstos narran, entre bromas, sorbos de refresco y gritos de júbilo, sus partidas de videojuegos. Y aunque es cierto que en el largometraje encontramos detalles espectaculares y soluciones narrativas bastante sagaces, su mayor pecado reside en el exceso.

Quienes conozcan los dos videos que rodó Naishuller para la banda de rock Biting Elbows ‒"Bad Motherf*cker" y "The Stampede"‒, ya estarán familiarizados con esta fórmula. El problema es que esos vídeos resultaban atrayentes ‒o mejor dicho, virales‒ en la misma medida en la que este largometraje, a pesar de sus elementos positivos, resulta indigesto.

Por otro lado, el humor de Hardcore Henry me recuerda las primeras obras de su productor, Timur Bekmambetov: una mezcla entre excentricidad rusa, delirio y sobrecarga emocional, como si el guionista hiciera su trabajo a 40 grados de fiebre.

¿En qué medida Hardcore Henry es un ensayo de lo que podrían ser las futuras ficciones destinadas a la realidad virtual? Es difícil saberlo. De momento, lo decisivo es juzgarla pensando en quien compra una entrada para verla en cine. Y bajo ese criterio, la película de Ilya Naishuller está lastrada por un invariable y terco frenesí ‒lo poco gusta, lo mucho cansa‒ y por una total falta de empatía de los personajes principales.

Supongo que en estos casos también se establece una barrera generacional. Lo que a unos nos acaba provocando una importante jaqueca a otros les parecerá el videojuego definitivo. Reconozcámoslo: ese sí que es un abismo que no podemos remediar. Además, cuando Naishuller cita el juego Left4Dead como una influencia clara, los amantes del cine clásico empiezan a tenerlo difícil.

¿No hay nada salvable? Por supuesto, hay un par de detalles merecedores de elogio: el peligro físico al que se someten los especialistas ‒a medio camino entre el stuntman y el kamikaze‒ y la rotunda originalidad de la premisa. En todo caso, el más feliz con este estreno será, me parece a mí, David Newman, director de la compañía GoPro, principal interesada en que sus cámaras se publiciten, de forma indirecta, en cada plano de Hardcore Henry.

hardcorehenry2

Sinopsis

Abrochaos los cinturones. Hardcore Henry es una de las aventuras más salvajes y originales de la gran pantalla. Una experiencia única que los espectadores viven en primera persona a través de su personaje principal.

Minuto 1. No recuerdas nada. Tu esposa (Haley Bennett) te acaba de revivir. Te dice que te llamas Henry. Cinco minutos más tarde, te han disparado, la han secuestrado y debes rescatarla. ¿Quién la tiene? Su nombre es Akan (Danila Kozlovsky), un poderoso señor de la guerra que cuenta con un ejército de mercenarios y un plan para dominar el mundo. Estás en la para ti desconocida Moscú y todos te quieren muerto. Todos, menos un misterioso británico llamado Jimmy (Sharlto Copley). Parece que esta de tu lado, pero no estás seguro. Si puedes sobrevivir a la locura y develar el misterio, tal vez puedas descubrir la verdad tras tu identidad.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de la sinopsis e imágenes © Huayi Brothers Pictures, Bazelevs, Versus Pictures. Cortesía de Diamond Films España. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista The CULT (Thesauro Cultural), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, The CULT (Thesauro Cultural) sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

conCiencia Culturallogo200pxtesauro

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • Parientes lejanos
    Escrito por
    Parientes lejanos Las visitas de extraterrestres a nuestro planeta son objeto de variables inquietudes. Los platillos volantes y los ovnis parecen tener existencia objetiva y, en buena medida, pertenecen a los secretos supuestos o reales de los…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Discriminación y ciencia
    Discriminación y ciencia Un dicho que detesto dice que “un pesimista es un optimista con experiencia”. Una de las cosas que la gente pesimista disfruta es regodearse cuando el género humano demuestra sus múltiples fallas. Su frase favorita es “se los dije”. Los…
  • Recuerdos peruanos
    Escrito por
    Recuerdos peruanos Hace veinte años que me leí mi primer Vargas Llosa. Siempre me pasa lo mismo. Voy a los sitios virgen de experiencias, virgen de conocimientos. Así fui a Perú. Había solicitado una beca Intercampus y,…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • El pretendiente
    Escrito por
    El pretendiente Esa mirada melancólica, esos ojos grandes y tristes, esa sonrisa desvaída, esa timidez que se resuelve en silencio, esos movimientos gráciles como si pisaras un salón de baile, esas manos tibias que apenas se cambian…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La magia de Beniamino Gigli
    Escrito por
    La magia de Beniamino Gigli El de Recanati cantó Canio de Pagliacci por vez primera en 1934 para el disco; en escena lo debutó años después, en 1942 en Roma. Iniciada la sesentena es aún capaz su Canio de arrasar…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Darwin y el concepto de adaptación
    Darwin y el concepto de adaptación El cuento infantil de la Caperucita Roja es bien conocido, y todos recordamos que cuando la Caperucita pregunta al lobo: “¿porqué tienes esos dientes tan grandes?”; el lobo contesta: “¡Para comerte mejor!”. Desde el punto…

bannernewsletter1