Crítica: "El otro lado de la puerta" (Johannes Roberts, 2016)

Uno de los relatos de terror más admirados y adaptados es La pata de mono, del autor británico W.W. Jacobs. Dicha narración se basa en el principio “ten cuidado con lo que deseas”, y funciona a la perfección a la hora de proporcionar escalofríos al lector, pero también aporta una valiosa moraleja: no es saludable no aceptar la muerte de los seres queridos.

La pata de mono se ha adaptado al teatro, al cine y a la televisión (recordemos versiones tan dispares como la de Historias para no dormir o la de Los Simpson). Stephen King siempre ha admitido que el relato de W.W. Jacobs es una de las principales inspiraciones para su estupenda novela Cementerio de animales, y uno podría apostar un café a que El otro lado de la puerta también toma dicha obra como base.

Esta coproducción entre Gran Bretaña e India aporta como novedad una buena dosis de folclore exótico, con unos protagonistas occidentales, residentes en el país asiático y sumergidos en su lado paranormal más oscuro a causa de una tragedia: la muerte de un hijo.

En esta ocasión, no tenemos una zarpa de simio que concede deseos, ni un mágico cementerio indio, sino un remoto templo que permite, mediante un ritual, hablar con los muertos. Eso sí, nunca, nunca hay que abrir la puerta a través de la cual se tiene una conversación con el difunto...

elotro2

El otro lado de la puerta, salvo por los detalles locales, es una clásica historia de terror fantasmagórico, realizada con fría corrección británica por Johannes Roberts. No aporta gran novedad al subgénero, ni reserva al espectador algún momento de impacto o sorpresa que la convierta en memorable.

Encabezan el reparto los televisivos Sarah Wayne Callies y Jeremy Sisto, creíbles en el papel de matrimonio golpeado por la tragedia y posteriormente acosado por las fuerzas del más allá. Ambos desempeñan sus papeles con profesionalidad, pero sin demasiada pasión, de acuerdo con el tono general de la película.

Con la producción del especialista en cine de terror Alexandre Aja como mayor reclamo, El otro lado de la puerta mantiene viva la llama del cine de ultratumba más tradicional, con toques orientales, pero sin llegar nunca a brillar por méritos propios.

elotro3

Sinopsis

Una familia lleva una vida idílica en el extranjero hasta que un trágico accidente se lleva la vida de su hijo pequeño. La inconsolable madre descubre un antiguo ritual que puede traer a su hijo de vuelta para decirle un último adiós. Viaja a un antiguo templo, en el que hay una puerta misteriosa, que sirve de puente entre dos mundos. Sin embargo, cuando desobedece una norma sagrada por la que nunca se debe abrir la puerta, altera el equilibrio entre la vida y la muerte.

La delgada línea que separa la vida y la muerte es algo que ha fascinado desde hace mucho tiempo al director y guionista Johannes Roberts, que lleva un tiempo investigando un espíritu que vive al otro lado de una puerta prohibida. "Me encantan las historias que albergan algo prohibido –no subas al ático, no des de comer a los gremlins después de medianoche–, algo sobre lo que te preguntas qué pasaría o cuándo ocurriría".

Después de trabajar en la película STORAGE 24, cofinanciada por el estudio de la India Medient Studios, Roberts empezó a darle vueltas a la idea de realizar su nueva película en la India, así que empezó a estudiar sobre el folclore del país. Roberts se enteró de un pueblo indio abandonado, Bhangarh, del que se rumoreaba que albergaba un templo encantado que advertía a los visitantes que era ilegal entrar de noche. Esa idea caló de inmediato en el director. "El concepto de que estuviera prohibido abrir la puerta, y de un pueblo donde los fantasmas de los muertos salen al anochecer me cautivó al instante", asegura Roberts, que empezó a trabajar en el guión con su compañero de toda la vida Ernest Riera.

"Johannes me vino con la idea de una mujer que pierde a su hijo pero que puede hablar con él a través de la puerta de un templo", explica Riera. Después de meses garabateando ideas en servilletas y palitos de madera para remover el café, sabían que tenían algo especial entre manos.

Como fan del género, Roberts afirma: " Me encanta conectar con mis propios miedos, escapar de la vida diaria y experimentar una catarsis". Mientras escribían el guión, Roberts y Riera se sintieron inmersos en su propia historia de fantasmas. "Escribir es como ver una película de terror; cuando empezamos a escribir, nos empezamos a obsesionar y cuando terminamos, estamos poseídos por la historia", apunta Roberts.

El guión llamó la atención del productor Rory Aitken, que acababa de fundar la empresa de producción y gestión 42 en colaboración con el agente de Roberts, Josh Varney. "Lo que me ganó fue la fuerza de la historia, que tenía un buen corazón, personajes fuertes, y un dilema moral en el fondo", explica Aitken. "El guión se las arregla para ser realmente aterrador y para involucrarte emocionalmente".

Otro punto fuerte que encontró Aitken fue que la localización era en la India. "El hecho de que la historia transcurra en la India y que cuente con la mitología india y el simbolismo hindú es algo totalmente nuevo", subraya. "Es la primera vez que lo veo".

Después de que Fox International Productions comprara el guión, la empresa acudió a un especialista del género como Alexandre Aja para su producción. Roberts explica que "le enviamos el guión a Alex Aja y le propusimos trabajar con nosotros dada su experiencia en el género como director y productor. Alex entendió el proyecto desde el primer momento y su experiencia era de un valor incalculable. Mis referencias e ideas le gustaron, así que nos ayudó mucho para llegar al fondo de la historia".

Aja y Roberts no solo añadieron sustos y tensión al guión, sino que también le dieron importancia al drama familiar. Como productor, Aja explica que lo primero que busca es una historia con un buen fondo, porque la acción y el espectáculo no llegan a ningún lado por sí solos.

El rodaje de la película en la India es un elemento crítico que requería muchas localizaciones diferentes y edificios. Después de varias incursiones lideradas por el productor ejecutivo Tim Cole, que vivió en India y tenía las conexiones necesarias, se decidió que la ciudad de Bombay era la que mejor encajaba con las necesidades técnicas y creativas de los realizadores.

Como epicentro de la industria de Bollywood, que produce muchas más películas que Hollywood, la ciudad de Bombay tiene una cultura cinematográfica y un público distintos. El diseñador de producción David Bryan tiene un sentido de la estética único y la capacidad de construir escenarios elaborados y, además, ya había trabajado antes en cuatro películas en la India. "Unos de los desafíos que teníamos era encontrar un lado algo más oscuro de Bombay. Así que exploramos un montón de lugares extraordinarios", recuerda Bryan.

"Después de varias incursiones, descubrí que la ciudad era caótica y que la película se alimentaba de ese caos", afirma Roberts. "Es una lugar de misterios y multitudes; prácticamente, como un personaje más de la película".

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © 42, Kriti Productions,  20th Century Fox. Cortesía de Hispano Foxfilm. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

Es coautor del libro 2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario (Notorius Ediciones, 2018).

logomamut

logonegrolibros

  • Proteo el cambiante
    Escrito por
    Proteo el cambiante Es indudable que Shakespeare eligió el nombre de Proteo (el dios marino transformista de la mitología griega) en Los dos hidalgos de Verona para resaltar su carácter cambiante: se enamora de Julia, sí, pero enseguida se enamora…
  • José Bianco, el teatro del viento
    Escrito por
    José Bianco, el teatro del viento Debo emplear la primera del singular para referirme a Pepe Bianco. Los recuerdos personales se mezclan  con los menos (¿o más?) personales de la lectura de sus textos, desde mis juveniles tardes en la biblioteca…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El mestizaje cultural en América
    Escrito por
    El mestizaje cultural en América En 1539 se imprimió el primer libro del continente americano, la Breve y compendiosa doctrina cristiana en lengua mexicana y castellana, en Ciudad de México. Cuatro décadas después, veía la luz la Doctrina christiana y…

Cartelera

Cine clásico

  • "Lemmy contra Alphaville" (1965)
    Escrito por
    "Lemmy contra Alphaville" (1965) Dirigida por Jean-Luc Godard y protagonizada por Eddie Constantine, Anna Karina y Akim Tamiroff, Alphaville es una cinta sagrada dentro de la mitología de los críticos de cine. Sin embargo, al revisarla uno siente que…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La juventud de Papá Haydn
    Escrito por
    La juventud de Papá Haydn La imagen tópica de Haydn es la un viejecito jovial, un patriarca largamente productivo. Pero, como todos los viejos, alguna vez fue joven y, en tanto músico, se estrenó antes de sus veinte años. Se…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC