Crítica: "Divergente" (Neil Burger, 2014)

Siempre habrá una nueva distopía juvenil en la cartelera. De un tiempo a esta parte, la ciencia ficción adolescente que llega a la pantalla grande parece empeñada en hibridar las pesadillas de Orwell y Huxley con los clásicos juegos de supervivencia. Divergente es la penúltima reedición de esa fórmula, y no precisamente la mejor de ellas.

Dirigida sin demasiado entusiasmo por Neil Burger, la cinta se inspira en la novela homónima de Veronica Roth, una obra que juega en la misma liga que Los juegos del hambre, apelando a los mismos clichés comerciales.

En el guión de Evan Daugherty y Vanessa Taylor, nos encontramos con ese cóctel que combina sabores y texturas ya conocidos: la ansiedad adolescente de las últimas entregas de Harry Potter, el personaje con habilidades especiales que se somete a simulaciones de combate en la línea de El juego de Ender, la unión de un grupo de jóvenes rebeldes a lo Amanecer Rojo, la escenografía posapocalíptica que cultivan sagas como la mencionada Los juegos del hambre o El corredor del laberinto, de James Dashner, la división en clanes que ya estableció Philip K. Dick en Los Clanes de la Luna Alfana (1964), y a modo de colofón, el tradicional choque entre la personalidad de los adolescentes y la autoridad de los adultos, representada por un sistema totalitario.

La acción transcurre en una versión futurista de Chicago: una ciudad-estado en la que su población es dividida de acuerdo con sus cualidades psicológicas: Abnegación, Cordialidad, Erudición, Osadía, Sinceridad... Un rito de iniciación permite a los jóvenes salir del seno familiar a los dieciséis años e integrarse en el clan que se amolda a su perfil. En este caso, Beatrice "Tris" Prior (Shailene Woodley) descubre en dicha prueba que ese perfil no es concluyente. Como podemos imaginar, esa divergencia que la distingue puede convertirse en un problema o en una ventaja en la facción en la que debe integrarse.

El reparto de la cinta, aunque potencialmente eficaz, no tiene los octanos precisos como para que este artefacto alcance una velocidad de crucero. Woodley, con una prometedora carrera por delante –era la hija de George Clooney en Los descendientes–, parece confiada en su papel, pero no cabe decir lo mismo de Theo James, que es "Cuatro", su interés amoroso. Entre los secundarios, destacan Ashley Judd, que retorna en el papel de la madre de Tris, y Kate Winslet, que encarna a la líder Jeanine, enésimo avatar del mad doctor dispuesto a usar su inteligencia en una pérfida conspiración.

Aunque la cinta no aburre, y por tanto cumple su misión en una tarde de sábado, lo cierto es que Divergente se adhiere demasiado a estereotipos archiconocidos. Probablemente no pretenda otra cosa, pero cuando una trama resulta demasiado previsible, uno siente que solo se dirige a una clientela amigable: la que ha leído el libro original o la que se entusiasma con demasiada facilidad.

Sinopsis

Divergente es un fascinante thriller de acción ambientado en un mundo futurista donde la sociedad está dividida en diferentes facciones basadas en las virtudes humanas. Tris Prior (Shailene Woodley) es advertida de que es una Divergente y que nunca encajará en ningún grupo. Pero cuando descubre una conspiración encabezada por la líder de una facción (Kate Winslet) que destruirá a todos los Divergentes, Tris deberá aprender a confiar en el misterioso Cuatro (Theo James) para juntos poder averiguar por qué los Divergentes son tan peligrosos antes de que sea demasiado tarde.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis ©  Red Wagon Entertainment, Summit Entertainment, Lionsgate. Cortesía de eOne Films Spain. Reservados todos los derechos.

 

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista The CULT, un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, The CULT sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

conCiencia Cultural

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Arthur Conan Doyle, impostor
    Escrito por
    Arthur Conan Doyle, impostor Una vez descartado que Arthur Conan Doyle escribiera las aventuras de Sherlock Holmes, se han elaborado muchas teorías acerca del verdadero autor de las aventuras del detective. Hay quien sostiene que las escribió el mismísimo…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Parásitos manipuladores
    Parásitos manipuladores No, no me refiero a los políticos y funcionarios mexicanos (aunque ganas no me faltarían… pero éste es un espacio dedicado a la ciencia). Lo que pasa es que un post en el magistral blog del escritor…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El guateque eterno de Alfonso Santisteban
    Escrito por
    El guateque eterno de Alfonso Santisteban A lo largo de su prolífica trayectoria, el compositor y arreglista Alfonso Santisteban recibió muy diversas influencias en su trabajo, desde el jazz y el soul hasta la música brasileña. Estos sonidos de Brasil, que…
  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1