Crítica de "The Yellow Sea" (2010)

yellow-sea1

Tras debutar en el cine con la magistral The Chaser (Chugyeogja, 2008), el director Na Hong-jin se sumerge en su segundo trabajo The Yellow Sea (Hwanghae, 2010) en el infierno de las mafias. Una fusión del cine de acción más desquiciado con el thriller y con la denuncia social en la que el realizador surcoreano ha vuelto a contar con la potentísima presencia de los actores Ha Jung-woo y Kim Yun-seok, protagonistas de su primer filme.

Clavando la mirada en la cara más peligrosa y oscura de los territorios fronterizos, la acción de The Yellow Sea arranca en Yanji, una ciudad china pero con una importante proporción de habitantes coreanos en la que la pobreza y las mafias son las notas predominantes. Y es que su cercanía a las fronteras de Corea del Norte, Corea del Sur y Rusia convierten a esta región en un lugar privilegiado en lo que respecta a las actividades comerciales y el turismo, pero también a todo tipo de actividades ilícitas, especialmente el tráfico de inmigrantes ilegales.

La película trata de desenmarañar una intrincada telaraña de crimen, vicio y corrupción tomando como protagonista a Gu-nam (Ha Jung-woo).

Taxista de profesión, contrajo tiempo atrás una importante deuda con la mafia china para poder enviar a su mujer a trabajar a Corea del Sur. Tras pasar una temporada sin recibir de esta ni noticias ni dinero, la vida de Gu-nam transcurre entre la sordidez y el patetismo, marcada por las adicciones al alcohol y al juego, por el inmisericorde acoso de sus acreedores y por un odio cada vez más creciente hacia su cónyuge, a la que imagina de forma recurrente manteniendo relaciones sexuales con otros hombres.

Cuando el peligroso Myun (Kim Yun-seok), un jefe mafioso local, le ofrece una jugosa suma de dinero a cambio de matar a una persona en Seúl, Gu-nam acepta, no tanto para pagar su deuda como para tener la oportunidad de buscar –y castigar– a su esposa.

yellow-sea2

A través del desdichado periplo de su protagonista, The Yellow Sea se introduce en la trastienda de la sociedad surcoreana, incidiendo en males como la proliferación del crimen organizado, la incompetencia de la policía –un tema llevado al paroxismo en The Chaser–, el machismo, el racismo y el maltrato sufrido por los inmigrantes ilegales, en especial los chino-coreanos, denominados despectivamente joseonjok.

Un retrato brutal y descarnado de una humanidad agresiva, casi caníbal, que parece –en palabras de su protagonista– dominada por "una epidemia de rabia" y en la que no queda el más mínimo resquicio para el amor, la ternura o la compasión.

Haciendo uso de una estética realista, a veces mugrienta, que potencia la crudeza y suciedad imperantes –las manchas de sangre, el moho de las paredes, el barro, el óxido, la turbiedad de las aguas–, Na Hong-jin ofrece, como hiciera en su ácida ópera prima, una visión de la naturaleza humana esencialmente perversa, dominada por pecados capitales como la lujuria, la ira y la avaricia. Una propuesta reseñable pero lastrada por un ritmo discontinuo y una trama desigual que avanza a trompicones, vicios narrativos camuflados a duras penas por ingredientes atractivos y poderosos habituales en la cinematografía surcoreana: la desmesura, la violencia explícita y profundamente estetizada, convertida en un fin en sí mismo –la presencia meramente anecdótica de las armas de fuego y el despliegue de un muestrario imposible de armas blancas–, lo imprevisible del azar –que golpea las expectativas del espectador–, el humor negro, negrísimo y una comicidad que roza el slapstick sin desvirtuar por ello una atmósfera de crueldad malsana.

grande3

Copyright del artículo © Lola Clemente Fernández. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Fox International Productions, Hong Kong Asia Financing Forum y Popcorn Films. Cortesía de Mediatres Estudio SL. Reservados todos los derechos.

Lola Clemente Fernández

Experta en arte, cine y literatura, Mª Dolores Clemente colabora como crítica y articulista en diversos medios de comunicación.

Se licenció en Bellas Artes en el año 2000 y se doctoró en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid en 2006 con la tesis El héroe en el género del western. América vista por sí misma, ganando el premio extraordinario de doctorado. Esta obra fue publicada en 2009 con un prólogo de Eduardo Torres-Dulce.

Ejerce como profesora en la Universidad Internacional de La Rioja

logonegrolibros

  • Causas sin efecto y efectos sin causa
    Escrito por
    Causas sin efecto y efectos sin causa Se dice en las Upanishads indias: «El hijo es el padre del padre». A veces los efectos son la causa de la causa: algo que no tiene sentido cobra significado si vemos otra cosa después. La narración…
  • Caballero Bonald, retratista y lector
    Escrito por
    Caballero Bonald, retratista y lector Examen de ingenios para la ciencia  es un clásico del ensayismo español del siglo XVI, cuyo autor, Huarte de San Juan, se vio honrado por la censura eclesiástica y una íntegra traducción alemana del siglo…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Ciencia y libertad
    Ciencia y libertad “La verdad os hará libres”, dice la conocida frase. Y si bien la ciencia no ofrece verdades, sino conocimiento confiable (siempre sujeto a revisiones, pero útil para resolver los problemas que preocupan a los científicos),…
  • La medicina de Juan de Lugo
    Escrito por
    La medicina de Juan de Lugo Que sepáis que, si os estáis bebiendo esos gintonics que tanto os gustan, se lo debéis, en última instancia, a Juan de Lugo y Quiroga, jesuita español, destacado teólogo, profesor en el Colegio Romano (vanguardia…

Cartelera

Cine clásico

  • Algunas palabras
    Escrito por
    Algunas palabras Palomas. Blancas, grises, moteadas. Palomas enjauladas. Palomas libres. Palomas que picotean la mano. Palomas que buscan comida en el asfalto. Palomas mimadas, palomas perseguidas. Palomas oscuras. Palomas transparentes, palomas hambrientas. Palomas en un poema de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Billy Cobham: fusión de ritmos
    Escrito por
    Billy Cobham: fusión de ritmos Tras sus lejanos inicios en el quinteto de Horace Silver y después de consolidarse como batería en grabaciones de George Benson y Grover Washington Jr., Billy Cobham fue ganando prestigio en el ámbito del jazz…
  • El serio y cachondo Jean Françaix
    Escrito por
    El serio y cachondo Jean Françaix Pongámonos graves: Jean Françaix (léase, no más: Francés) vivió entre 1912 y 1997, o sea que le tocaron –léase en ambos sentido: tocar a la persona y tocar su música y la de sus colegas–,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC