Crítica de "Stone" (2010)

stone1

Jack Mabry (Robert De Niro), oficial de libertad condicional a punto de jubilarse, comienza a revisar el caso de un preso apodado "Stone" (Edward Norton). Las conversaciones mantenidas entre convicto y funcionario, durante las que el primero trata de manipular al segundo para convencerle de que se ha rehabilitado, degeneran en un complejo juego psicológico. La relación se enrarece aún más cuando entra en escena Lucetta (Milla Jovovich), la atractiva esposa de "Stone", dispuesta a todo con tal de que su marido salga de la cárcel.

Después de El velo pintado (The Painted Veil, 2006), un arrebatado drama romántico de regusto clásico ambientado en la lejana China, el director John Curran vuelve a juntarse con el actor Edward Norton en Stone (2010). En este caso, se trata de un turbador drama psicológico cimentado en un complejo triángulo pasional en el que el ambiente carcelario es lo que menos importa.

Una de las grandes bazas de la película es su soberbio reparto encabezado por un icónico De Niro, que encuentra un digno contrincante en el igualmente camaleónico Norton. Completa el trío protagonista Milla Jovovich, que se mete en la piel de una mujer fatal, desinhibida, impulsiva y muy sexual que, como dice el guionista del filme (Angus MacLachlan), "se propone seducir a Jack, poniendo en peligro la identidad moral del agente".

Lucetta actuará como un catalizador de la desintegración moral del personaje encarnado por De Niro, al que el propio actor describe como "un hombre enfrentado a la tentación, con una sirena cantándole delante y el sentimiento de culpabilidad. Es casi un arquetipo bíblico de la tentación". Sin embargo, como se verá, el personaje femenino no hace más que destapar sentimientos latentes y desenterrar culpas olvidadas.

En el extremo opuesto de Lucetta se encuentra Madylyn, la esposa de Mabry, papel desempeñado por Frances Conroy. Esta veterana actriz es conocida sobre todo por dar vida a uno de los personajes principales de la aclamada serie A dos metros bajo tierra (Six Feet Under), creada por Alan Ball para la cadena HBO. Conroy encarna a una mujer sufrida, que soporta con resignación cristiana un matrimonio que prácticamente ha llegado a anular su identidad.

Stone se vertebra a partir del enfrentamiento dialéctico entre dos hombres. Uno que representa la legalidad y otro el crimen, al estar cumpliendo condena en ese momento. Sin embargo y como se hace patente desde las primeras escenas, el personaje interpretado por De Niro dista mucho de ser un representante modélico de la moral y el orden. A medida que avanza la trama, las diferencias entre ambos se van diluyendo fatalmente.

La película elabora una interesante reflexión –en ocasiones algo pomposa– sobre el peso de la culpa, a la vez que aborda las diferencias a veces irreconciliables entre la ley y la ética, cargando las tintas contra la hipocresía y el moralismo burgueses. Un turbio y denso drama que se apoya en la construcción minuciosa de cuatro personajes ("Stone", Mabry, Lucetta y Madylyn) y en el que la religión y la fe –y la falta de ella– cobran una importancia capital.

grande3

Copyright del artículo © Lola Clemente Fernández. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Holly Wiersma Productions, Mimran Schur Pictures, Millennium Films y Stone Productions. Cortesía de Filmax. Reservados todos los derechos.

 

Lola Clemente Fernández

Experta en arte, cine y literatura, Mª Dolores Clemente colabora como crítica y articulista en diversos medios de comunicación.

Se licenció en Bellas Artes en el año 2000 y se doctoró en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid en 2006 con la tesis El héroe en el género del western. América vista por sí misma, ganando el premio extraordinario de doctorado. Esta obra fue publicada en 2009 con un prólogo de Eduardo Torres-Dulce.

Ejerce como profesora en la Universidad Internacional de La Rioja

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Pierre Menard, autor de "Ficciones"
    Escrito por
    Pierre Menard, autor de "Ficciones" En El Mahabharata y otras obras del tiempo mostré cómo el Tiempo escribe sus propios libros. Sin embargo, el ejemplo más notable de la escritura del tiempo es el menardismo. Aunque Pierre Menard es bastante…
  • El deseo que nos consume
    El deseo que nos consume Explica José Antonio Marina en Las arquitecturas del deseo que la proliferación de los deseos siempre se consideró una amenaza a la cohesión social, de ahí la preocupación por controlar en tratados morales…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Muerte por Twitter
    Muerte por Twitter Las redes sociales son algo que nunca antes había existido en la historia de la humanidad. Son, como he dicho en otras ocasiones, lo más parecido que tenemos a la telepatía: comunicación instantánea (a veces tan…
  • Labor Mulierum
    Escrito por
    Labor Mulierum En la British Library se conserva el, quizás, más bello códice alquímico jamás creado, titulado Splendor Solis. Fechado a finales del siglo XVI, recoge toda la filosofía alquímica a través de espléndidas ilustraciones. Una de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Elogio del monstruo gigante
    Escrito por
    Elogio del monstruo gigante Monster movie, monster film, creature feature o kaiju eiga... Es verdad que son muchas las etiquetas con las que nos referimos al cine de monstruos gigantes y de humanos minúsculos. Desde que en 1925 Willis…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • A soplar se ha dicho
    Escrito por
    A soplar se ha dicho Antonio Rosetti se llamaba, en verdad, Anton Rössler. No sabemos bien cuándo nació en Bohemia, aunque se supone que fue por 1750. Tampoco, por qué se hacía pasar por italiano. Le tocó morir en 1792.…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • La vida familiar en las Seychelles
    Escrito por
    La vida familiar en las Seychelles "Nadie está dispuesto a sacrificar su vida por la de una sola persona, pero todos la sacrificarán si con ello pueden salvar más de dos hermanos, o cuatro medio hermanos u ocho primos..." (W. D.…

bannernewsletter1